Mario Silva (Canal 8) es miembro destacado del chavismo

Así se las gasta TeleChávez contra la prensa opositora: «¡Son una partida de sinvergüenzas, vagabundos y apátridas!»

"¡Aquí hay un pueblo y una tropa lista para defender la revolución!"

Así se las gasta TeleChávez contra la prensa opositora: "¡Son una partida de sinvergüenzas, vagabundos y apátridas!"

El Canal 8 de Venezuela, ‘Venezolana de Televisión’ (VTV) es la cadena pública venezolana, de hecho su cuña publicitaria es ‘el canal de todos los venezolanos’  aunque si uno examina su programación, más bien habría que decir que es ‘el canal de todos los venezolanos chavistas’.

Uno de sus programas estrella es ‘La Hojilla’, programa dedicado básicamente a insultar a todo medio de comunicación que ose criticar al sacrosanto gobierno, presentando a todos los medios privados como medios al servicio de empresarios oligarcas (de acuerdo a su criterio es mejor una televisión pública controlada por el gobierno). El presentador del programa, Mario Silva, es miembro del PSUV, el partido de Chávez. (no es el único de esa naturaleza, Argentina tiene un programa similar producido por Diego Gvirtz). En su programa del 3 de enero, el programa reiteró sus ataques contra la prensa venezolana nacional y la internacional.

Silva: «Los periodistas internacionales vienen quieren colocar a Venezuela como el 11 de abril de 2002»

Mario Silva usó como argumento para denunciar la nueva conspiración de la prensa contra Chávez era que 50 periodistas que habían pedido acreditación para estar en la jura del presidente prevista para el 10 de enero  – si Hugo Chávez Frías está en condiciones para hacerlo – eran antiguos corresponsales de guerra.

Silva- Revisen el nombre de esos 50 periodistas que han pedido estar aquí el 10 de enero. Que han estado en Irak, en Libia, en Siria. Resulta que son periodistas expertos en guerra, son los periodistas que malinforman al mundo de lo que pasan en Siria.

Silva se burló de aquellos corresponsales y sus supuestas pretensiones ‘¿Qué tal si quieren montar una revuelta y decir que es una noble lucha contra el régimen castro-comunista venezolano?’. Pero Silva lanzó una acusación mayor:

Silva- Los periodistas internacionales quieren generar las condiciones que coloquen a Venezuela previo al 11 de abril de 2002.

El 11 de abril fue el momento en que en medio de una revuelta popular, un sector del Ejército arrestó a Hugo Chávez e informó de que este había ‘renunciado’ formando un Gobierno presidido por el jefe de la Patronal venezolana, que se desplomó en 24 horas retornando Chávez al poder.

Tras la acusación, Silva pasó a la amenaza:

Silva- El pueblo va a estar alerta a lo que ustedes hagan. Si toda la cochina ambición de tomar el poder, les impide saber lo que se puede generar en este país, se lo decimos de una vez: no crean que este pueblo se va a quedar tranquilito. Estamos viendo como el departamento de EEUU está usando a todos estos vagabundos.

En su intervención Silva no tuvo problemas en dar nombres de periodistas – como Antonio Ledesma – y en pedir abiertamente a la fiscalía que tiene que investigar por qué está ola de rumores y quién las genera.

«El Parlamento para parlamentar»

Silva emitió una declaraciones de Jesús Torrealba en la que pedía que el Gobierno diera puestos a la oposición en la Asamblea Nacional con las palabras ‘el parlamento está para parlamentar.’

«Miren El Nacional de que el PSUV no incluirá opositores en la asamblea. Ellos lo que quieren es pluralidad en la Asamblea. ¿Para qué es un parlamento? ¿Para parlamentar? Sí, coño, pero no para decir estupideces, ni para conspirar ni planear golpes de Estado»

«¡Aquí hay un pueblo y una tropa lista para defender la revolución!», bramó el presentador en la cadena de televisión pagada por todos los venezolanos, incluidos los opositores.

Spots de loa al chavismo.

Pero si uno le parece que el partidismo de Silva es descarado para una cadena pública, se le prefiere a él antes de ver las cuñas publicitarias, que llegan a un nivel practicamente de loa divina. Melodía triunfal, imágenes del presidente de la nación mientras se oyen voces de sus discursos: «Yo no soy yo, yo soy el pueblo, yo soy el pueblo que amo y al que amaré toda mi vida… (sic)». El spot acaba con el rostro del gran líder.

Otras cuñas presentan los triunfos del Gobierno actual ante las pelotilleras voces en off: «Nuestro país progresa gracias al Gobierno boliviariano» (…) «Con la llegada de la revolución el servicio de transportes se moderniza consolidando la patria grande».

Después mezclan una cuña donde niños van dando vivas a Venezuela, mientras adultos van dando vivas a Chávez: Sale una señora diciendo «En Venezuela somos felices gracias a nuestro presidente Hugo Chávez Frías», sale un niño dando vivas a Venezuela y después aparece un viejo de nuevo loando al presi: «¡Viva Venezuela y viva Chávez!».

Acaba la publicidad, para los espectadores que aguantaran y reaparece Mario Silva con sus arengas contra los malvados periodistas:

¡Van a encontrarse un pueblo unido. No confíen ustedes en que va a ser como el 13 de abril. Esto va a ser multitudinario. No sigan jugando a eso!.

También le caen ataques a los políticos de la oposición, entre ellos a José Albornoz, ex aliado del PSUV, algo que los chavistas como Silva no han olvidado: «Los traidores como Albornoz son peor que la basura de la extrema derecha». Pero es la periodista María Elena Labó la que se lleva el calificativo habitual de ‘fascista’. A los mandamases de Globovision, Zuloaga y Nezerane, los llama ‘ladrones’, a Ruth Capriles de no defender la libertad, sino ‘su derecho a ser rica y a robar’ y a Julio Bores de ‘estar pendiente de los reales’. Aunque su objetivo preferido sigue siendo Alberto Federico Ravell, al que bautizó como narco-Ravell

Lo curioso es que Silva, tras leer ‘El Nacional’ (periódico opositor) mira a la cámara y comenta «Todas sus declaraciones son amanezantes» – al contrario que él, cuyas formas son las de Santa Teresa de Jesús – el presentador concluyó su programa reivindicando a Chávez como presidente electo.

Silva- 8 millones de personas dijeron que es el presidente y 8 millones dictaminaron que es el presidente de la República. (…)

«Este pueblo no va a permitir que le quiten 14 años de revolución, se lo advierto a Globovision y a narco-Ravell» (…)

¡Son una partida de sinvergüenzas, vagabundos y apátridas!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído