LA PRENSA GOLPISTA ESTALLA CONTRA LA JUSTICIA ESPAÑOLA

‘Polonia’ (TV3) se burla del juez Llarena: «El presidente será quien me salga de los cojones»

El presentador de TV3 Xavier Bosch acusa a España de ser un ‘imperio decadente' que quiere arruinar la vida a los líderes independentistas

Los medios de la ‘corpo' rabian ante el fracaso de la investidura de Turull y culpan a la justicia española

Leyendo los principales periódicos de la ‘corpo’ indepe-victimista, El Punt Avuí y el Ara, parecía que la investidura express era una jugada maestra de Junts per Catalunya y ERC para hacer a Jordi Turull presidente antes de su comparecencia ante la justicia este 23 de marzo de 2018, para retar al juez Llarena a ver si era capaz o no de meterle en la cárcel «a un presidente en ejercicio».

El ‘brillante’ plan del independentismo catalán se fue al traste. Aunque el independentismo no ha hecho más que burlarse del PP por tener sólo cuatro diputados, en un parlamento sin mayoría, la negativa de cuatro diputados ‘indepes’ (en este caso los de la CUP) a apoyar a Turull les ha dejado con las ganas. Es decir, que la investidura convocada de manera express antes del as comparecencias judiciales del viernes no sirvió para nada.

Lo curioso es que los periodistas de la ‘corpo’ no han cargado contra la CUP, sino contra España, concretamente contra la justicia española personificándolo en el juez Llarena:

El presentador de TV3, Xavier Graset, en un artículo en Nació Digital derramaba lagrimitas: —Amb Ç?

«El 155 río ante lo ocurrido sin decir nada. Vaya, sí que dice, dice que sigue y que el juez se hará dueño del presente político catalán, y de todas las letras del abecedario».

Otro presentador de TV3, Xavier Bosch (también efímero director del Avuí) publica otro artículo similar en el Ara contra el juez Llarena llevando al cenit del victimismo:

«En su imperio decadente, de peligrosa involución democrática, lo que se practica es una justicia hecha a medida, que se inventa unos hechos violentos que no existieron para recoger un puñado de cabezas de turco, arruinarles la vida y hacerlo utilizarlos de espantapájaros para que los que quieren la independencia de España no vuelvan a tener la misma tentación».

Otro ‘hooligang’ del independentismo, José Antich, se lamentaba el su digital El Nacional, que «Los perdedores del 21-D se fueran satisfechos y los ganadores tristes» de la sesión de investidura.

Con los ‘perdedores’ se refiere a Ciudadanos (a pesar de que fue el partido más votado), pero Antich tiene una forma peculiar de contar.

Uno de los productores estrella de TV3, Antoni Bassas (productor de APM?), en un artículo con ánimo de infundir patetismo escribe «el sistema político catalán se ha convertido en una democracia vigilada que ha arrebatado a la vida parlamentaria la alegría del debate en nombre del pueblo soberano» y en un tono más amargado aún decía que en la fallida investidura de Turull «Ni los escaños de la oposición había interés por el abucheo desconcertante. Ya hay quien los hace el trabajo sucio».

«El presidente de la ‘Jeneralidad’ será quién me salga de los cojones»

En lo que se refiere a otro de los productores estrella de TV3, Toni Soler, en su caso tenía a su programa estrella ‘Polonia’ para expresar su opinión y en él volvieron a zurrar a Llarena.

Sacándole con un juez anti-catalán, que miraba a cámara y decía que «todos los catalanes eran secesionistas» y que el presidente de la ‘jeneralidad’ (pronunciándolo con ‘jota’ jjjeneralidad) sería quien a él le saliera de los cojon.. etc.

El programa ‘Polonia’ sigue tan repetitivo y sectario como siempre: volvieron a Rajoy como un anticatalán obsesionado con encarcelar, al Rey, llamaron imbécil a Boadella, vincularon la manifestación de Sociedad Civil Catalana a Falange, acusaron al PSC de no ser socialista por no apoyar la independencia (¿?) y a sacar a Ciudadanos como pijos demagogos y otras ideas que repiten en cada edición.

Pero aún con todo, se le puede reconocer dos gracias novedosas: la presencia de un obsesionado Ramón Cotarelo, para burlarse de la frecuencia con la que parece TV3 y que ni los guionistas de TV3 pueden negar que los independentistas están haciendo el ridículo si se compara lo que dicen ahora con lo que decía el año pasado.

Una lástima que recordaran que han sido los diputados de la CUP y no el juez Llarena quienes han impedido la investidura de Turull.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído