Elisabeth Merino ha explicado sus alocadas 'teorías científicas' en una radio local

Una concejal comunista canaria dice que los ancianos son un lastre natural que el coronavirus está ‘limpiando’

Elisabeth Merino ha realizado un disparatado análisis del coronavirus. La concejal de Juventud de Arrecife, representante del partido izquierdista Somos Lanzarote-Nueva Canarias, afirmó que el coronavirus «es un aviso de la naturaleza de que puede ser que estemos llenando la Tierra de muchas personas mayores y no de jóvenes”. Es decir, que los ancianos son un lastre natural que el COVID-19 está depurando a través de la muerte, ya que son uno de los principales grupos de riesgo.

Las declaraciones de Elisabeth Merino, que forma parte de un grupo político con ‘valores’ como “ser de izquierdas y ecologistas”, se registraron en una radio local de Lanzarote, pero han generado una gran polémica en el resto de España. En una demostración de sus propias teorías conspiratorias, la comunista afirma que fue la propia naturaleza quien ha lanzado el coronavirus para dar un toque a la humanidad porque hemos colapsado el planeta con demasiados ancianos.

«En el año 2008-2009, llegó también una alerta de que la natalidad en España había descendido brutalmente y justamente en esos años las mujeres tuvimos, y me incluyo yo, muchos embarazos múltiples, y decían que la propia naturaleza daba solución a estas pequeñas crisis de la continuidad del ser humano», comenzaba diciendo la concejal canaria.

Ya con un pie dentro del ‘jardín’, siguió caminando: «Yo pienso que ahora mismo el virus sólo está atacando a personas mayores, no a los jóvenes ni a los niños. No hay ningún caso que se haya detectado a ningún menor, sólo a las personas mayores”. Una afirmación grave ante el gran número de casos que, internacionalmente, han afectado a los menores de edad aunque cuenten con una tasa de mortalidad más baja que las personas de la tercera edad.

“Pienso que este virus que ha mutado ya dos veces para que no lo pillen, creo que nos está dando la naturaleza un aviso de que puede ser que estemos llenando la Tierra de muchas personas mayores y no de jóvenes», sentenció ante los españoles.

Disculpa pública

La edil se ha defendido alegando ignorancia en el tema, algo que no le impidió ahondar en sus ‘teorías científicas’. En este sentido recalcó que «no es ninguna voz autorizada» en el coronavirus. Explicando que ha sido víctima de «un ataque desproporcionado» por expresar su opinión afirma, al mejor estilo de José Luis Ábalos, que no dimitirá por estas declaraciones.

«Pienso que me expresé mal. No supe trasladar correctamente una opinión, puesto que no soy ni mucho menos una experta en esta cuestión. Me equivoqué en este tema», ha tenido que reconocer para tratar de zanjar la polémica.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído