INEPTOS PELIGROSOS EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Nuevo testigo denuncia que el Ayuntamiento de Carmena no desalojó El Retiro hasta que murió el niño

Desmiente la versión de la delegada Inés Sabanés y sostiene que la evacuación comenzó casi una hora después del suceso

Nuevo testigo denuncia que el Ayuntamiento de Carmena no desalojó El Retiro hasta que murió el niño
Manuela Carmena (PODEMOS - AHORA MADRID). EP

Las mentiras de laSexta para salvar la cara de Carmena y lo que decía cuando los árboles caían con Ana Botella

Indignación es la palabra que ha llevado a dos ciudadanos a denunciar que no es cierta la versión que dio el Ayuntamiento sobre la tragedia que ocurrió en El Retiro el pasado 24 de marzo DE 2018, cuando Darío, un niño de cuatro años, murió aplastado por una rama de un pino mientras paseaba junto a su padre.

Un segundo testigo relató ante la Policía que el Consistorio «no dio el aviso del desalojo a las 12.57 horas», como sostiene la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, sino que fue «a partir de las 13.45 horas» (Las mentiras de laSexta para salvar la cara de Carmena y lo que decía cuando los árboles caían con Ana Botella).

«Me indigna ver, leer y escuchar cómo miente el Ayuntamiento de Madrid, cómo eluden su responsabilidad», expresa el segundo denunciante en el escrito entregado al juzgado que investiga los hechos, según recoge ABC.

Horas después del fallecimiento del niño, el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, de guardia el sábado que sucedió la tragedia, empezó a instruir de oficio una causa con el fin de aclarar cómo murió el menor y dilucidar las posibles responsabilidades.

Dos días después del suceso, el vecino Alfredo Rubio, como ya informó este diario, declaró ante la Policía Judicial como testigo.

El 5 de abril se volvió a presentar, esta vez, ante la Fiscalía de Madrid, para denunciar los hechos.

A él, se une ahora la denuncia de otro testigo, que prefiere mantenerse en el anonimato, y que relató en comisaría lo que vivió aquel sábado.

Eran las 13 horas cuando el declarante afirma que entró al parque por la Puerta de Mariano de Cavia que, siempre según su relato, «estaba abierta, sin policías ni avisos, todo normal». Sobre las 13.30 horas recuerda que escuchó dos estruendos en el paseo de Coches -cerca de donde le cayó la rama al pequeño– con un intervalo de unos diez minutos. «Miré y vi caer una rama muy grande a lo lejos. Un poco más tarde pasan dos coches de policía con la sirena puesta. Después de 5-7 minutos la Policía indica con megáfonos que desalojemos el parque», expone en la denuncia. Tras el aviso, el testigo se dirige a la salida más cercana, la de Mariano de Cavia, que está a unos tres minutos de distancia, pero no puede salir porque la puerta está cerrada.

VÍDEO DESTACADO: Herrera le saca las costuras a dentelladas a Carmena y sus concejales «mamarrachos»

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído