Los diputados cobrarán su sueldo hasta el martes y podrán quedarse con el portátil por 100 euros

Los diputados de la IX Legislatura cobrarán su sueldo hasta el martes, día de la publicación en el Boletín Oficial del Estado del Real Decreto de disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones y podrán conservar los ordenadores portátiles pagando 100 euros y los teléfonos móviles.

Pero el Reglamento de Pensiones de los diputados establece que sus señorías cobren en un pago único una indemnización igual a la suma de lo que habrían cobrado entre la publicación de la convocatoria de elecciones y el día anterior a la celebración de los comicios.

Según los acuerdos de disolución de la Mesa del Congreso, a los que tuvo acceso Servimedia, los diputados podrán quedarse con los ordenadores portátiles que les fueron asignados a comienzo de la Legislatura «por un precio de 100 euros».

Si no desean quedárselo, deberán devolverlo a la Cámara, y de no hacerlo así se les descontará «la cantidad de 400 euros» de la liquidación final que les corresponda.

El Congreso mantendrá las líneas de móvil de sus señorías de alta hasta la celebración de las elecciones. Los diputados que deseen cambiar la titularidad de la línea podrán hacerlo y todos podrán quedarse con el términal que estén usando.

También se podrán quedar con el módem de conexión a Internet que tienen instalado en su casa «por su escaso valor y nulo coste para la Cámara». En cambio, el módem USB de Vodafone usado en la conexión a Internet de los portátiles serán dados de baja, si quienes los usan no quieren un cambio de titularidad.

DESPACHOS

En cuanto al uso de los despachos, la Mesa ha establecido que los diputados que concurran a las elecciones los puedan usar hasta el día de las elecciones. A partir de ese día se procederá a desocupar las oficinas de los candidatos que no hayan sido reelegidos.

La Cámara acometerá entonces las reformas de acondicionamiento de los despachos para recibir a los nuevos electos.

Previamente, sus anteriores ocupantes deberán dejar «embalados y precintados» todos los documentos que deseen conservar y que serán entregados al «personal de confianza» de los diputados.

Asimismo, se mantendrán hasta la constitución de las nuevas Cámaras los pagos al Régimen especial de la Seguridad Social y la póliza de accidente que el Congreso tiene suscrita a favor de los 350 diputados.

DIPUTACIÓN PERMANENTE

Capítulo aparte merecen los miembros de la Diputación Permanente para los que rige un régimen retributivo especial mientras las Cortes están disueltas. Consta de 51 miebros titulares y otros 51 suplentes, más el presidente del Congreso.

A partir del primer día del mes siguiente a la disolución cobran una asignación constitucional, una indemnización y un complemento que equivalen, sumados, al monto total de lo que percibían antes de la disolución.

Todos aquellos de sus miembros que sigan siendo diputados tras las elecciones, cobrarán la nueva asignación desde el día de la constitución de la Cámara, y no como el resto de los diputados de a pie, que cobrarán desde el día de celebración de las elecciones.

Para los miembros de la Diputación Permanente seguirá en vigor el régimen de transporte pagado por la Cámara. El resto, verá anuladas las tarjetas Visa Corporate y Renfe que les permite comprar billetes de avión, de tren y pagar peajes, con efectos desde el día de la disolución.

Sólo tendrán derecho a recuperar el coste de los transportes necesarios para que formalicen su cese. También serán canceladas las tarjetas de Radioteléfono Taxi.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído