ACCIÓN REACCIÓN

Rajoy da órdenes para irse de vacaciones con dos problemas resueltos

El líder del PP ha cambiado de opinión tras el resultado de las elecciones del 24 de mayo y finalmente ha dado luz verde para dejar dos de sus grandes escollos resueltos antes de agosto

Rajoy da órdenes para irse de vacaciones con dos problemas resueltos
Mariano Rajoy. PD

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha ordenado al partido que nombre a un nuevo líder territorial en la Comunidad Valenciana y en Baleares para sustituir a Alberto Fabra y José Ramón Bauzá antes de que acabe este mes de julio y se marche de vacaciones. Su intención es que haya dos nuevos presidentes regionales que pacifiquen ambas organizaciones hasta las elecciones generales de final de año.

Según confirmaron fuentes populares, Rajoy ha cambiado de opinión tras el intento de Bauzá y de Fabra de abandonar inmediatamente el partido tras el resultado de las elecciones autonómicas del pasado 24 de mayo, en las que el PP fue la fuerza más votada en ambas comunidades pero perdió el poder, ya que se quedó muy lejos de la mayoría absoluta que ostentaba hasta ese momento.

Tanto Fabra como Bauzá comunicaron pocas horas después de los comicios su intención de dimitir como presidente regional pero la cúpula nacional del PP detuvo en seco sus intenciones al rechazar la convocatoria de sendos congresos extraordinarios. En la sede central de Génova 13 querían evitar a toda costa una cascada de dimisiones de sus barones que pusiera patas arriba la formación.

La presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, también adoptó la misma decisión pero, por cercanía a Rajoy y lealtad al partido, acató la orden de la dirección nacional de aplazar la celebraciones de los congresos regionales a después de las elecciones generales previstas para final de año y después del Congreso Nacional que el partido celebrar con carácter ordinario al año que viene.

Sin embargo, Fabra y Bauzá han seguido adelante en sus planes de renunciar a la Presidencia del PP en la Comunidad Valencia y en Baleares, respectivamente, acuciados por una fuerte división interna que ha situado contra las cuerdas a ambos políticos. El mallorquín dejó claro desde el primer minuto que no quería ser un obstáculo para la renovación interna y esta misma semana formalizó su dimisión tras tomar posesión de un escaño en el Senado.

Las fuentes consultadas aseguraron que Fabra seguirá el mismo camino en los próximos días, una vez que esté aclarado internamente quién va a tomar las riendas del partido durante los próximos meses. Entre las opciones más posibles aparecen dos mujeres: la coordinadora general en la comunidad, Isabel Boning, y la exportavoz de la Generalitat María José Catalá.

Boning tiene 45 años y es su ´mano derecha´ en el partido. También tiene experiencia de gobierno como exalcaldesa de Vall d´Uixó entre 2007 y 2011 y como consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat entre 2011 y 2015.

Por su parte, Catalá ha sido con apenas 34 años consejera de Educación, Cultura y Deportes y portavoz de la Generalitat. Además, es la presidenta del Comité Electoral Regional del partido.

En cualquier caso, el PP tiene claro que los nuevos presidentes del partido en Baleares y Comunidad Valenciana serán transitorios hasta que pasan las elecciones generales y se convoquen oficialmente los congresos regionales. Aunque Rajoy pidió esperar en un primer momento, al final ha dado luz verde para que el relevo se produzca cuando antes y dejar la crisis resuelta este mismo mes de julio.

La directriz de renovación lanzada por Mariano Rajoy también contemplaba un posible relevo al frente del PP de Cataluña, donde Alicia Sánchez Camacho hace tiempo que viene pensando ceder el testigo a otra persona que renueve la ilusión de las bases.

Sin embargo, la inminente convocatoria de elecciones anticipadas anunciada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha paralizado los planes. El partido considera que es mejor que Sánchez Camacho repita como candidata en los comicios plebiscitarios previstos para el 27 de septiembre y que, en caso de mal resultado, se nombre a un sucesor después.

El PP considera que Sánchez Camacho es la mejor opción para las elecciones de septiembre, en las que las encuestas vaticinan una fuerte caída de votos y escaños de los populares, que podrían quedarse en la mitad de los resultados que obtenga Ciudadanos.

Fuentes del PP catalán críticas con Sánchez Camacho aseguran que la única alternativa interna posible en este momento sería el exalcalde de Badalona Xavier García Albiol, que cuenta con un grado de conocimiento muy alto en el electorado popular pero genera un fuerte rechazo entre los partidos adversarios.

Este razonamiento explica la apuesta por la continuidad incluso de quienes consideran que el PP catalán necesita un cambio, que prefieren que el relevo se produzca tras la cita con las urnas para no quemar a quien debe llevar a cabo una refundación del parido en esta comunidad ante su pérdida de peso frente a Ciudadanos.

De hecho, Alicia Sánchez Camacho está preparando un acto para el próximo fin de semana en el que espera ser proclamada como candidata a la Generalitat. Fuentes próximas a la dirigente explicaron que será un mitin sencillo y sin el apoyo de Mariano Rajoy a pesar de la trascendencia nacional que tienen estos comicios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído