EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

El ‘feminista’ Pedro Sánchez se luce en un posado con el ayatolá presidente de Irán: «¿Las mujeres podían mirar?»

El 'feminista' Pedro Sánchez se luce en un posado con el ayatolá presidente de Irán: "¿Las mujeres podían mirar?"
El socialista Pedro Sánchez con el presidente de Irán, Hassan Rouhani. PD

Sigue Pedro Sánchez haciendo el canelo por EEUU.

Tras decir en la ONU que España no ha sido una democracia hasta ahora, porque la momia de Franco -muerto hace 45 años- reposaba en el Valle de los Caídos, el presidente socialista compartió este 24 de septiembre de 2019 compartido una foto del encuentro con el presidente de Irán, Hassan Rouhani.

La imagen, como no podía ser de otra manera, ha indignado a muchos españoles: «¿Las mujeres podían mirar?» o «¿La vicepresidenta fue a verlo?» son algunos de los comentarios que han dejado en el Twitter oficial de Sánchez.

Ha levantado ampollas la reunión del socialista Sánchez con el presidente del régimen teocrático iraní y sobre todo la sonrisa de satisfacción con que lo hace y su comunicado posterior:

«Encuentro cordial con el presidente iraní, Hassan Rouhani, a quien he trasladado la importancia de Irán como actor regional, con capacidad de influencia sobre los conflictos abiertos, y le he exhortado a que haga lo posible por salvar el acuerdo nuclear de 2015».

Así ha resumido Sánchez su reunión con el tiránico, represor y censor líder del impresentable régimen iraní.

Muchos internautas consideran que Irán, un país que no respeta los derechos humanos, discrimina a la mujer y donde se persigue y ejecuta a los homosexuales, no puede ser tratado con ese ‘cariño’ por una democracia europea como es España.

En la redes, a estas horas, muchos de los comentarios recuerdan el incidente que acaeció hace unas semanas en el Congreso de los Diputados. La visita de una delegación iraní para reunirse con Diputados españoles obligó a Protocolo del Congreso a variar las normas habituales en este tipo de reuniones y visitas. Vox denunció el cambio en estas normas, entre las que estaban la recomendación de que las mujeres no dieran la mano a los miembros de la delegación iraní.

Ante esta imposición, que nunca fue negada por la embajada del régimen teocrático sino que, incluso, se confirmó, varios partidos políticos decidieron no asistir a un acto en el que se imponía un saludo que, claramente, discriminaba a la mujer.

«Seguro que hablasteis de igualdad entre el hombre y la mujer», le recriminaba uno de los comentarios.

«El superdefensor de la mujer habla cordialmente con un represor de las mujeres. Para que luego se critique las visitas del Rey a Arabia Saudí», decía otro.

Otros recordaban el incidente en el Congreso y escribían: «¿La vicepresidenta fue a verlo?», se preguntaba otro, en clara referencia a las palabras de Carmen Calvo en la que convertía el feminismo en una especie de exclusiva de la izquierda, tras asegurar que «el feminismo no es de todas, bonita, se lo han currado los socialistas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído