CRIMEN SIN CASTIGO

La puñalada legislativa que el PSOE da a la Policía española mientras Bildu la insulta

Los socialistas apoyan una ley que servirá para difamar a los agentes de las FCSE

La puñalada legislativa que el PSOE da a la Policía española mientras Bildu la insulta
Pedro Sánchez y la foto en la que Mendía, Otegi, Ortuzar y Martínez preparan un menú de Nochebuena. EP

Este 4 de abril de 2019, en el Parlamento Vasco se volvió a escenificar el afán del PSOE por arrimarse a lo más perverso de la extrema izquierda española, la que llama «presos políticos» a los asesinos etarras, según explica @ElentirVigo en Contandoestrelas este viernes:

Durante el debate de la conocida «ley de abusos policiales», un parlamentario de EH Bildu, Julen Arzuaga, llamó «nazis» y «franquistas» a los sindicatos policiales españoles y les comparó con los criminales de guerra juzgados en Nüremberg:

Estas infamias muestran no sólo la ruindad de Bildu, sino también su cinismo: ese partido viene llamando «presos políticos» a los asesinos etarras, ha participado en homenajes a terroristas e incluso les ha calificado como «luchadores por la libertad».

Y eso para referirse a los asesinos de más de 800 españoles, entre ellos 24 niños (El indigno Sánchez suplica y acepta el voto ensangrentado del etarra Otegi).

Y todo en aras de un discurso fanático que mezcla el nacionalismo y el socialismo (El socialista Sánchez pacta con el etarra Otegi y volverá a hacerlo para ser presidente de España ).

¿Y estos miserables aún se atreven a hablar de nazis?

La alimaña bilduetarra que llama «nazis asquerosos» a Policía y Guardia Civil

Un TC controlado por el PSOE abrió la puerta de las instituciones a Bildu

Hay que recordar que en 2011 el Tribunal Supremo ilegalizó Bildu por considerarla «auspiciada por la misma ETA», señalando lo obvio: que era una nueva marca electoral de la ilegalizada Batasuna, el brazo político de la banda terrorista.

Sin embargo, ese mismo año el Tribunal Constitucional legalizó Bildu por seis votos contra cinco. Los seis magistrados que votaron a favor habían sido designados por el PSOE.

Años después, Sortu, otra de las marcas electorales de la extrema izquierda separatista vasca, reconoció que la legalización del brazo político de ETA había sido pactada con el Gobierno de Zapatero.

Los pactos entre el PSOE y la banda terrorista se mantienen ocultos porque Rajoy no publicó las actas que los contenían. ¿Se siguen desarrollando esos pactos?

El escandaloso flirteo entre el PSOE de Sánchez y Bildu

Si alguna vez hubo dudas de que el PSOE buscaba una amistad diabólica para demoler el marco de convivencia surgido en 1978, ahora se están despejando todas.

El año pasado, EH Bildu apoyó la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa. Unas semanas después, como muestra de agradecimiento, Sánchez anunció el acercamiento de etarras a las provincias vascas. En octubre de 2018, en el Congreso de los Diputados, el PSOE votó junto a Bildu a favor de legalizar la apología del terrorismo y los ultrajes a España.

En marzo de 2019 el colegueo entre ambos partidos se traducía en una afrenta a las Fuerzas Armadas: el PSOE y Bildu votaban en Guecho contra la llegada del buque «Juan Carlos I» a su puerto, una visita que acabó siendo un éxito de público. Ante la llegada el barco, Bildu se lanzó a calumniar a la Armada sin que el Gobierno replicase ni protestase por ello.

Finalmente, el colegueo se ha convertido en dependencia: anteayer Bildu se jactaba de que el PSOE le llama de forma «insistente» para recabar su apoyo a las medidas que Sánchez está aprobando semanalmente para comprar votos con dinero público (los cínicamente llamados «viernes sociales»).

El PSOE apoya una ley autonómica que beneficiará a los etarras

En el marco de esa amistad entre socialistas y proetarras, ayer el PSOE le dio una traicionera puñalada legislativa a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los socialistas votaron junto a los recogenueces del PNV a favor de la citada «ley de abusos policiales», una ley ante la que Bildu se abstuvo porque ni siquiera es todo lo racical que le gustaría.

La citada ley se puede leer aquí, en la versión votada y aprobada ayer por el Parlamento Vasco, que a su vez modifica la Ley 12/2016, que había sido recurrida al Tribunal Constitucional por el Gobierno de Rajoy, un recurso que el Gobierno de Sánchez retiró el pasado verano.

El texto habla de «víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma del País Vasco entre 1978 y 1999».

En ese concepto de «violencia de motivación política» se incluye el terrorismo etarra: de hecho, esta ley es un intento de beneficiar, entre otros, a muchos presos etarras que llevan años denunciando falsamente haber sufrido torturas policiales, unas denuncias falsas que promovía la propia ETA para obstaculizar a la Justicia (Documentos internos de ETA instruyen a los terroristas sobre cómo denunciar torturas falsas para eludir a la Justicia).

Un órgano político podrá decidir quién es ‘víctima’: habrá hasta 390.000 euros de indemnización

Esa ley prevé la creación de una «Comisión de Valoración», un órgano político que podrá decidir quiénes son víctimas de abusos policiales al margen de la Justicia. Es decir, que con esta ley apoyada por el PSOE, cualquier etarra que logre convencer a ese órgano político de que sufrió abusos podrá ostentar la condición de víctima aunque ningún juez le haya dado la razón.

La ley apoyada por el PSOE prevé en su Art. 9 indemnizaciones a esas «víctimas» de entre 35.000 y 390.000 euros. Aunque el texto aprobado ayer afirma en su exposición de motivos que pretende «salvaguardar siempre los derechos al honor, a la presunción de inocencia y a la protección de los datos de carácter personal», la realidad es que con esta nueva ley cualquier miembro de las FCSE podrá ser señalado como responsable de abusos aunque ninguna sentencia judicial los haya constatado: es una puerta abierta al desprestigio de nuestros policías, dejándoles a los pies de un órgano político que estará controlado por un Parlamento Vasco controladas por los separatistas.

Con esta votación, el PSOE demuestra que sólo le preocupa seguir en el poder al precio que sea, incluso humillando a España, a las FCSE y a las víctimas de ETA, pues otro de los efectos políticos que tendrá esa ley es crear la ficción de que en el Vascongadas y Navarra hubo un «conflicto» en el que hubo dos «bandos» y ambos tienen sus víctimas, que es «relato» que pretenden imponer los proetarras y sus amigos los recogenueces desde hace años: una intolerable equiparación entre los que han sufrido el terror de ETA y quienes lo han ejecutado y apoyado durante décadas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído