Pedro Calvo Hernando – El rey ha estado a la altura


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

El mensaje navideño de esta Nochebuena no ha sido como el de todos, o casi todos, los años, que no es el clásico discurso de andar por casa o de salir del paso. Lo digo porque el tono y los contenidos han sido diferentes. Puede ser porque el jefe del Estado ha sido y sea consciente de las profundas carencias de nuestra situación política, económica y social. No sé si por casualidad o no, pero el caso es que la doctrina impartida por don Juan Carlos es la más certera de cuantas venimos escuchando de todos los sectores de la clase política española. Seguramente eso se deba al convencimiento del Rey de que él tiene que estar al margen o por encima de los intereses partidistas, en lo que se aproxima mucho más a lo que el Gobierno viene haciendo que a lo que la oposición viene diciendo. Sugiero al lector que examine detenidamente el discurso y se dará cuenta de que lo que digo no es un elogio al Gobierno de Zapatero sino una aproximación a la realidad, pues lo primero que tengo en cuanta son los errores graves de este Gobierno.

Errores que no se pueden ni comparar con los del primer partido de la oposición, al que parece que se dirige el monarca cuando insiste tanto en la necesidad de que todos caminemos en la misma dirección y que los partidos se comporten con unidad en los asuntos de Estado, así como la exigencia de la suma de voluntades para salir de la crisis económica, y lo mismo cuando exige liderazgo responsable a los políticos, al Gobierno, a los sindicatos, a los empresarios. Bien recientes están las últimas demostraciones de que el PP se niega a cualquier entendimiento, apoyo o pacto con el Gobierno para acometer soluciones en los principales problemas, empezando por la crisis económica y el paro. Seguro que en la mente del monarca estaba el espectáculo de la última Conferencia de presidentes, que ha sido un verdadero escándalo por su componente de partidismo y su ausencia de apoyo a los intereses generales de la nación. No hay que ser monárquico ni mucho menos para reconocer que esta vez el Rey ha estado de verdad a la altura de los problemas.

PEDRO CALVO HERNANDO

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído