A la memoria de Bebo Caballón Valdes: cubano grande entre los grandes.

En mayo 2004, escribí (pagina web: miguelcancio.com) un artículo en honor de uno de los músicos cubanos mas grandes; en honor del gran pianista y compositor Bebo Caballón Valdés (le llamaban Caballón por lo alto y grande que era). Bebo, además, frente al pasotismo y, sobre todo, la cobardía e indignidad de bastantes cubanos (de dentro y fuera de Cuba comunista. ¡Ojo! hay cubanos que, dentro y fuera de Cuba comunista, con máxima entrega y gran riesgo para ellos y sus familias, vienen defendiendo la dignidad y libertad de Cuba y de todos los cubanos), frente al odio, corrupción, dominación, control y terror comunistas impuestos por el sanguinario régimen comunista cubano de los sanguinarios tiranos marxista-leninistas Fidel y Raúl Castro y Ernesto Guevara (que admiraba al tirano genocida comunista Stalin y firmaba como Stalin 2), Bebo Caballón Valdés, ante la sanguinaria tiranía comunista totalitaria cubana, dejó Cuba comunista en 1960 y, frente al comunismo en Cuba o cualquier otro lugar, nunca se sometió al comunismo cubano que lo quiso meter en cintura (incluso, músicos que tocaban con él), abandonó Cuba comunista en 1960 y siempre defendió la dignidad y la libertad para Cuba, la iniciativa libre, crítica, creativa y humanitaria de las personas.

Cuba, se ha visto convertida por el comunismo, en una de las peores y mas largas dictaduras del mundo (53 años de odio, control, represión, corrupción y terror comunistas), en una de las mayores cárceles del mundo; contaminada con la peor corrupción y contaminación, la del alimento espiritual y que da lugar a las peores contaminaciones, corrupciones, envidias, odios, chantajes, venganzas, mentiras, engaños, manipulaciones, lavados de cerebros, populismos, extremismos, fundamentalismos, utopismos, violencias y terrorismos.

Cuba, la Bella Cuba, la Perla del Caribe, que tenía un gran nivel de vida que superaba ampliamente a España e Italia, que competía en diferentes e importantes sectores con las naciones mas desarrolladas y que, junto a Estados Unidos y Argentina, era la nación del mundo que, antes de la llegada de los comunistas al poder por las armas en 1959 con el apoyo de Estados Unidos, atraía mas emigrantes; Cuba, se ha visto arrasada y destruida material (los salarios cubanos, con una media mensual de 20-40 euros, de 26-52 dólares, están entre los mas bajos del mundo y las pensiones son, aún, mas bajas, por lo cual en Cuba comunista hay una grave carencia de productos, medicamentos, etc. de primera necesidad), inmaterial y moralmente por el comunismo cubano junto a los que, de uno y otro color, de dentro y fuera, le hicieron y siguen haciendo el juego y por lo que vienen sacando buenas tajadas materiales, inmateriales y sexuales.

Cuba comunista ha expulsado, ha forzado a huir del llamado Paraíso Comunista Cubano a la mayor parte de sus mejores y mas libres (que querían vivir en libertad, con iniciativa libre y propia) artistas, autores, creadores, profesionales, emprendedores, etc. cubanos y entre los que se encontraba Bebo Caballón Valdés. Cuba comunista es la nación de América latina que, con bastante diferencia del resto, arroja el mayor porcentaje de suicidios en relación con la población (número de suicidios por cien mil habitantes) y, también, se encuentra entre las primeras del mundo en este indicador de suicidios. Cuba comunista ha obligado a escapar, huir, a abandonar el Paraíso Comunista Cubano (PCC) a del orden de 2 millones de cubanos de una población de 11,2 millones de cubanos (2012) y que no han dudado, no dudan en arriesgar sus vidas, en morir ahogados y devorados por los tiburones (se estima que han muerto, así, mas de 15.000 cubanos) antes de tener que seguir sufriendo, muriendo en vida en la siniestra, totalitaria, represora, hiperultracontroladora y corrupta cárcel que los comunistas han convertido a Cuba.

¡Ojo!, como hemos dicho, hay cubanos, dentro y fuera de Cuba comunista, que, frente a la sanguinaria tiranía comunista totalitaria cubana y con gran dignidad, mucho riesgo para ellos y sus familias e, incluso, con heroicidad, defienden, vienen defendiendo la dignidad y libertad para Cuba y todos los cubanos, y en lo que también colaboran, vienen colaborando ciudadanos no cubanos que luchan por la libertad, por la democracia con seguridad, garantías y principios para Cuba y otras naciones donde, como en Cuba comunista, se violan, diaria, permanente y muy gravemente, los mas elementales derechos humanos, democráticos y ciudadanos. Todos los que individual, grupal, social e institucionalmente dicen defender los derechos humanos, deberían defender muy activamente a estos cubanos y, no solo de boquilla y para quedar bien, sino con medidas firmes, permanentes, eficaces y concretas a escala local, nacional e internacional, en todos los organismos nacionales e internacionales que tienen la obligación de defender en la practica real los derechos humanos, a saber: parlamentos, gobiernos, tribunales, medios de comunicación, intelectuales, emisores y otras fuerzas sociales; Naciones Unidas, Unión Europea, Consejo de Europa, Organización de Estados Americanos, Corte Penal Internacional, Cumbres internacionales, etc. España, la nación que tiene mas vínculos históricos y familiares con Cuba; en España el gobierno, parlamento, tribunales, medios de comunicación y otros emisores, intelectuales, las diversas fuerzas sociales que dicen defender los derechos humanos deberían estar en primerísima línea y en la práctica real, y no solo de boquilla, en la defensa de la libertad y democracia ya para Cuba, para todos los cubanos de dentro y fuera de la Isla cubana.

El 22 de marzo 2013, el gran músico y compositor cubano Bebo Caballón Valdés moría a los 94 años en Estocolmo (Suecia). La capital de Suecia lo acogió, tras abandonar, tras huir de Cuba comunista en 1960. Allí trabajaba tocando el piano en un hotel, allí se volvió a casar, allí esta enterrada su esposa sueca y allí fue enterrado él. El gran músico cubano Paquito de Rivera, también exiliado de Cuba comunista y que también viene luchando por su dignidad y libertad, llamó a Bebo, en 1994, a Estocolmo para grabar un disco en Alemania. Este gran genio musical, con la humildad que lo caracterizaba, hizo grandes aportaciones y arreglos para dicho disco y Paquito, al comprobar las maravillas que había hecho Bebo, le puso por titulo en inglés: Bebo cabalga de nuevo. En este disco podemos escuchar un dúo maravilloso de Bebo genialmente al piano y del gran guitarrista cubano de Irakere Carlos Emilio Morales y que interpretan una de las maravillosas, seductoras, fascinantes composiciones, La Comparsa, del gran compositor (operas, zarzuelas, grandes canciones, todo tipo de música) y pianista cubano, del niño prodigio, el muy elegante Ernesto Lecuona (hijo de canarios que se trasladaron a vivir a La Habana a principios del siglo XX), el gran autor de Siboney, Maria La O, Malagueña, Siempre en mi corazón, etc., etc., y al que tanto admiraba Bebo Valdés.

Después de la muerte de este gran artista cubano y universal, de este gran defensor de la dignidad y la libertad, de los derechos humanos, democráticos y humanos, de este gran defensor de la dignidad y libertad para Cuba y todos los cubanos de dentro y fuera, quiero rendirle, a Bebo Caballón Valdés y a su obra, un humilde pero muy sentido y emocionado homenaje, pues, además, tuve la inmensa fortuna de verlo tocar magistralmente su piano, hace unos años, en la histórica Plaza del Obradoiro, frente a la catedral de Santiago de Compostela (Galicia-España), donde llegan, muy cansados, felices y emocionados, los peregrinos tras hacer el Camino de Santiago. Para ello, envío a los medios el escrito que hace unos años hice en su honor y en el hago cambios para vincularlo con la actualidad.

Descanse en paz Bebo Caballón Valdés, gran cubano, gran artista, gran hombre, ciudadano universal.

Al mismo tiempo, quiero darle las mas efusivas gracias a Fernando Trueba, el gran director de cine español (Oscar 1994 a la mejor película extranjera por su gran film español Belle époque), que fue decisivo para el gran éxito que alcanzo Bebo con su música en España y en el mundo, pues, grabó varios documentales musicales en los que aparece Bebo y le produjo un importante número de discos que tuvieron un gran y muy merecido éxito en España e internacionalmente; quiero darle las gracias por el excelente articulo (que me emocionó mucho: Bebo y el secreto, El País 24 marzo 2013, y que incluyo al final de este escrito) que (Fernando Trueba) escribió con motivo de su muerte y para despedirlo con todos los honores, con los mejores merecimientos. Si bien, Bebo Caballón Valdés, siempre seguirá presente con su genial música y el magnífico recuerdo de su ejemplo.

Bebo Valdés, tras los grandes éxitos que consiguió a partir de los años 90 se instaló también en España, en Benalmádena (Malaga), para sentir el sol, la guasa y la alegría del Sur de España (la tierra de María Santísima, del Cristo de la Buena Muerte de la Legión española, etc.) que le recordaban a su siempre añorada y querida Cubita La Bella de Cachita, su Patrona la Virgen de la Caridad del Cobre, La Perla del Caribe y, sobre todo, a su queridisima Habana, la Llave del Nuevo Mundo, La Ciudad de las Columnas (Alejo Carpentier), la Habana de cine, musical y sensualmente wagneriana, cervantina, borgiana y tigresa de los ritmos, vacilones y cuerpos divinos (Guillermo Cabrera Infante ¡que bien lo paso con este genial, rumbero y musical escritor cubano!); a sus muy queridas Cuba y La Habana antes de que fuesen arrasadas, contaminadas, corrompidas, destruidas material, inmaterial y moralmente por los comunistas cubanos con la colaboración de los que, dentro y fuera, le hicieron, le vienen haciendo el juego.

Esto que sigue es lo que escribí (y que ahora completo) sobre Bebo Caballón Valdés en mayo 2004 con motivo de la edición de uno de sus grandes discos y que nos dan tanto amor, tanto arte, tanta alegría y felicidad.

BEBO CABALLON VALDES: SUITE MAGISTRAL PRODIGNIDAD CUBANA Y FRENTE A LA TIRANIA MATONISTA CASTRISTA QUE HA CONVERTIDO A CUBA EN ESCOMBROS, SOBRE TODO, MORALES

Bebo Valdés, un autentico Caballón entre los mas insignes Caballones de los mejores ritmos cubanos, de los mas antiguos y de los mas modernos, de los mas actuales y de los mas conmovedores; Ramón Emilio Dionisio Valdés Amaro (estos apellidos de Bebo, Valdés Amaro, son de origen español, de Asturias, Valdés, y de Canarias, Galicia, etc., Amaro. Hay dos ayuntamientos, uno en Asturias que lleva el nombre de Valdés-Luarca y otro en Orense-Galicia: San Amaro) ha tenido a bien regalarnos, hecho un portento, un primor creativo a sus 85 años, Bebo de Cuba (2004: un doble CD con dos obras que resumen su vida y la música cubana. Antes, en 2002 y editado en 2003, había grabado, por medio de Fernando Trueba y con el cantaor flamenco Diego El Cigala, la maravilla, el portento, la joya del CD Lagrimas Negras, en el que también colaboran Paquito de Rivera y otros grandes músicos, y que lo lanzó con gran éxito por todo el mundo); como decíamos, Caballón nos ha brindado con Bebo de Cuba una lección magistral de la mejor música cubana: las abigarradas melodías de las grandes orquestas, de las Big Band cubanas y su swing, con las que seguimos bailando en sueños en aquellos elegantes salones o deslumbrantes jardines de las noches tropicales de la añorada Cuba La Bella; los populares sones cubanos pero no por ellos menos voluptuosamente sabrosones, montunos y bemberos; y las descargas y el mejor jazz que ahora se llama latino pero sin olvidar la negritud primigenia, los ragstime de los Scott Joplin y los blues de los Robert Johnson que pasaron, también, por Cuba (que Bebo interpretó magistralmente como músico total que era) y crearon, en un melting pot inigualable, la clave cubana.

Vitalidad, luz, ritmo, sensibilidad, creatividad, humor, risa, ironía, pasión-feeling-soul, poesía y libertad, bien tocando solo o en dúo, quinteto, sexteto, noneto, big band y lo que le echen y que hacen de Bebo Caballón Valdés, el niño mas feliz y sonriente del mundo con sus pantalones bombachos (como el gran Cachao El Rey del Mambo, también fallecido y al que también tuve la gran suerte de escuchar en La Coruña. Un gran recuerdo para él, otro inmenso músico cubano como Bebo, su amigo, y que, ahora, están descargando, montando una gran rumba, un gran guateque, un buen bochinche, una buena bachata en el cielo) y que, tocado por los dioses becquerianos y darinianos, carpentierianos y piñeristas, prende para siempre, y en todo el mundo, la policromía-polifonía-polisémia sensual cubana, la llama infinita de los eternos ritmos en su piano de termitas (que le compraron sus padres en el rastro cubano) y de octavas divinas, la embriaguez dionisíaca del genio creador, mientras llueven rayos, caen estrellas y Bartolo Benny Moré (el grande de los grandes del bolero, el cubano Benny Moré también tocó en Cuba con Bebo) en Radio Progreso ataca: Mi corazón lloró, Amor Fugaz, Conocí la paz; Lechón enchilao de camarones y cola langosta: caballero venacá, que la mulatona La Fredy te llama, te invoca, provoca y sofoca ja, ja, ja Aynamá. Le responde, como solo ella sabía hacerlo, la inmensa cantante cubana, ¡Puro Fuego! Guadalupe Victoria Yoli Raymond La Lupe La Yiyiyi (anticastrista hasta el final, de las mas combativas y cuando muy pocos se atrevían. La Lupe también se exilió) con la mejor versión de La Guantanamera y que, mira tu por donde, tiene que ver con el mítico Lecuona, Don Ernesto, el mítico compositor y pianista cubano, que también se exilio y que murió en Tenerife (España) en 1963. Con Lecuona toco y se fotografió Bebo muy elegante, con bigote, chaqueta cruzada y pajarita. El simpático, documentado y amable, el excelente músico, pianista dominicano Michel Camilo, hizo una gran versión del siempre recordado Lecuona, de una de sus famosas composiciones, en la película documental de excelente música de Latín Jazz y con grandes músicos (Gato Barbieri, Israel Cachao López, Michel Camilo, Paquito D’Rivera, Chano Domínguez, Eliane Elias, Jerry González, Chico O’Farrill, Tito Puente, Aquiles Báez Orlando Puntilla Ríos, Bebo Valdés, Carlos Patato Valdés y Chucho Valdés-hijo de Bebo) de Argentina, Brasil, Cuba, España, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, Calle 54, film documental de Fernando Trueba.

Este documental Calle 54, junto al documental Buena Vista Social Club (1998), producido (Buena Vista) por el guitarrista Ry Cooder y dirigida por el alemán Wim Wenders, grabado con grandes músicos cubanos de entre 60 y 80 años, que la Cuba comunista había condenado al olvido y marginación (Ibrahim Ferrer, Juan de Marcos González, Rubén González, Pío Leyva, Manuel Puntillita Licea, Orlando Cachaito López, Manuel Guajiro Mirabal, Eliades Ochoa, Omara Portuondo, Jesús Aguaje Ramos, Máximo Francisco Repilado Muñoz Compay Segundo, Barbarito Torres, Amadito Valdés, Alberto Virgilio Valdés, Lázaro Villa, etc. Una parte de ellos murieron a partir del año 2000) que fue un éxito mundial y cuyo CD ganó un Grammy en 1998, etc.; estos dos documentales ponen de manifiesto la gran riqueza del son cubano, de la música y músicos cubanos y que la dictadura comunista totalitaria cubana, bajo la ayuda del comunismo soviético y del este que le facilito a Cuba prácticamente todo lo que tenía, producía y consumía hasta su hundimiento en 1989, 1990, 1991, etc., condenó al exilio, a la marginación, al silencio como música y músicos burgueses, decadentes, contrarrevolucionarios, etc.

Bebo Caballón Valdés, que era muy feliz en Cuba trabajando con su música como un autentico pura sangre y en durísimos ensayos; Bebo alcanzo merecidamente la gloria. Pero todo se perdió, llegaron los sanguinarios y totalitarios comandantes marxistas-leninistas y todo se paro, todo lo degradaron, todo lo corrompieron. Sembraron en Cuba lo peor que encierra el ser humano: el odio, la delación, la venganza, la envidia y la traición de todos contra todos (incluida la familia y los mas próximos. Recordemos como en la República Democrática Alemana comunista los hijos delataban a los padres, las esposas a los maridos, los hermanos a las hermanas, etc.); la gravisima degradación individual, grupal y humana al impedir totalitariamente que cada uno, con su trabajo y esfuerzo, en el puesto que este, pueda progresar honrada, libremente y dar lo mejor de si pero pensando también en los demás; el terror, el chantaje, la represión orwelliana, la miseria material, existencial y social. Así se acabo el trabajo duro, ilusionante, libre, creativo y emprendedor con el que cada uno y el esfuerzo de los suyos (piano de termitas, clases particulares, etc.), como Bebo y otros muchos, podían generar riqueza, conseguir lo mejor para si, sus familias y su pueblo (como han demostrado los cubanos con gran éxito en Miami, Tejas, Seattle, Boston, Nueva York y otras muchas partes). Por eso, hoy en la Cuba comunista castrista y matonista todo es envidia, malevolencia, difamación, miseria y escombros materiales y morales.

Iliana Curra, exprisionera política cubana, en un excelente y breve articulo La diferencia, publicado en lanuevacuba.com, que abre con la magnifica cita del gran poeta y escritor español del siglo de oro (XVI) Gongora: Aprended, flores, en mi lo que va de ayer a hoy, que ayer maravilla fui, y sombra mía aun no soy; Curra resume magistralmente lo que el que suscribe (Miguel Cancio) vio en La Habana y otras partes de Cuba, cuando estuve allí, a comienzos de los 90: Corrupción, depresión, violencia cotidiana (que te cuentan los cubanos una vez que traspasas las patrañas, el muro de embustes y manipulaciones, montado para los turistas) y prostitución por doquier; degradación y ruinas; mentiras, engaños, apariencias, todo tipo de contaminaciones ­ la peor contaminación es la del alimento espiritual y que da lugar a lo peor de lo peor -; desechos materiales, humanos y morales.

Dice Curra y, en mi opinión, lo dice muy bien: Siempre me han llamado la atención los cubanos exiliados que hablan con nostalgia de la Cuba que vivieron, y que tuvieron que abandonar a la llegada del régimen despótico que aún continúa en el poder. Quizás al principio yo no entendía la forma idealizada de una Cuba diferente a la que yo viví. La gran diferencia ha sido que, para ellos, es una isla encantada. Para mí, no fue más que un infierno. Para los habaneros, la capital era el ensueño dorado. Para mí, las ruinas de Pompeya sumergidas en la peor de las miserias. Lo que eran bellas casas coloniales, hoy apenas se sostienen con puntales de pinotea carcomidos de comején. Las antiguas tiendas que enorgullecían La Habana, hoy son decadentes espacios llenos de mugre donde las ratas se pasean como si fueran parte de lo que pudieran vender. Edificios destruidos por el tiempo que nunca se pintaron, hoy son parte del cementerio pueblerino de una nación que ha envejecido a la par de los siglos. La Habana ya no es La Habana. Lo que queda de ella es una máscara, quizás, maquillada por alguna parte, la parte donde visitan turistas en un impresionante apartheid tropical que a nadie le importa. Una parte colonial que sólo aprecias con la mirada -y a veces- de lejos. Un billete color verde del imperio predomina en una sociedad llamada revolucionaria que prohibe derechos a los nativos.

LA DEGRADACIÓN INTELECTUAL, CULTURAL, ARTISTICA Y HUMANA EN LA CUBA COMUNISTA. LE MONDE, GRANDES Y PRESTIGIOSAS ONGs INTERNACIONALES, DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS, SIGUEN DENUNCIANDO A LA TIRANIA COMUNISTA TOTALITARIA CASTRISTA-GUEVARISTA

El matonismo, corrupción y gansterismo-mafias, la degradación y la crueldad, los escombros, los despojos y la ruina moral que ha generado la sanguinaria tiranía comunista totalitaria castrista llegan al extremo, no solo de condenar al exilio, de liquidarlo simbólicamente (y a algunos, bastantes, materialmente), de insultar, injuriar y perseguir a grandes y universales artistas cubanos (a los que, incluso, a algunos, se les destrozaron las obras originales, se les chantajeó/chantajea de múltiples formas y maneras, se les prohibió visitar a sus familiares, acudir en su amparo e incluso a enterrarlos; se les impidió/impide reunir a la familia; etc.) como: Celia Cruz, La Lupe, Reinaldo Arenas, Gastón Baquero, Machito (al que también tuve la gran suerte de ver y escuchar en Vigo-Galicia con una gran orquesta y poco antes de morir), Cabrera Infante, Bebo Valdés, Cachao, Olga Guillot, Andy García y muchos mas, una lista muy larga que podría añadirse y no solo en el campo musical, literario y artístico sino también en el científico, profesional, empresarial, en todos los campos, etnias, edades y procedencias.

El matonismo y tráfico de influencias (en Cuba y fuera de Cuba) y de muchas mas cosas, la ruina moral cubana llega al extremo, ha dado lugar, también, a la monstruosidad (sin olvidar casos como el del niño Elián, al que el comunismo cubano, tras comprar a su padre, una vez que su madre murió tratando de huir por mar a los Estados Unidos, los americanos progres-liberales devolvieron a Cuba comunista y esta le lavó el cerebro con la envidia, el odio, el chantaje, control, corrupción, contaminación, violencia y terror comunistas, y lo ha convertido en un fanático y paradigmático defensor del sanguinario y tiránico totalitarismo comunista cubano) de que algunos de los hijos de muy reconocidas figuras, personalidades cubanas, con su firma, acción, movilización y presencia, legitimen y defiendan activamente a la tiranía comunista castrista fusiladora y las continuas olas represivas que esta lleva a cabo contra sus padres y/o familiares, oponentes al régimen comunista castrista, contra escritores, poetas, periodistas, profesionales, economistas, disidentes católicos, presididos y representados simbólicamente por el actual premio Unesco, por el poeta, escritor y periodista Raúl Rivero, representante de la Asociación Iberoamericana de Prensa.

Raúl Rivero, al igual que sus compañeros periodistas, profesionales e intelectuales detenidos, fue condenado, en la Primavera Negra de 2003 (marzo 2003: fueron fusilados, de forma sumarisima estalinista, tres jóvenes negros por coger una pequeña embarcación para huir de Cuba y a sus familias no se les permitió verlos; fueron detenidos y condenados, de forma sumarísima, a largas penas, siguiendo al pié de la letra la peor represión marxista-leninista-estalinista, 75 importantes profesionales y disidentes cubanos por reunirse, tener ordenadores e impresoras y por pedir pacíficamente respeto a los derechos humanos en Cuba, libertad y democracia para Cuba) de la tiranía comunista totalitaria cubana, a un montón de años por pedir pacíficamente democracia ya para Cuba, y fue encarcelado en muy malas condiciones en las mazmorras cubanas, en la mayor cárcel de periodistas del mundo que es la Cuba de la tiranía comunista castrista, gansteril y pendenciera.

Esto último, lo de la mayor cárcel de periodistas del mundo, lo viene denunciando la ONG Reporteros sin Fronteras, por lo que periodistas de esta ONG fueron agredidos, por matones de la tiranía matonista castrista, en París y otras partes. Esta ONG, publico, en Francia, mayo 04, en la editorial La Decouverte del grupo mediático del prestigioso diario francés Le Monde (varios corresponsales de este importante medio fueron secuestrados y agredidos, por la policía política represiva comunista cubana, por denunciar la grave y constante violación de los mas elementales derechos humanos en la Cuba comunista), el libro Cuba, Le livre Noir-El Libro Negro. Este libro recoge los informes de Reporteros sin Fronteras, Amnistía Internacional y Human Rights Watch sobre la brutal represión en la Cuba castrista e incluye un retrato de los periodistas encarcelados por la tiranía matonista comunista castrista.

Los intelectuales, cineastas, cantantes y artistas cubanos, defensores de la sanguinaria tiranía comunista totalitaria castrista, y que salieron, inmediatamente con su firma, a legitimar y defender, dentro y fuera de Cuba, al totalitarismo comunista fusilador, matonista y represivo castrista (y a pedir apoyo para el mismo), que fusilo, sin avisar a sus familiares, a tres jóvenes negros por coger una embarcación para huir del Paraíso Comunista Cubano y que, al mismo tiempo, condenó en la Primavera Negra del año 2003 a largas penas a Raul Rivero, Biscet, Marta Beatriz Roque, Vázquez Portal, González Alfonso, Espinosa Chepe, Héctor Palacios y otros; estos firmantes cubanos, que constante y oportunamente vienen defendiendo, muy activa, comunista y fanáticamente, a la tiranía marxista-leninista castrista-guevarista, son los siguientes (y algunos, lo que es inadmisible, van a intervenir, con todos los honores, en el Forum Universal de las Culturas de Barcelona, organizado por los socialistas catalanes, PSC-PSOE, con el alcalde y presidente de la autonomía catalana Pascual Maragall a la cabeza, de mayo a setiembre 2004 ­ y que fue un muy importante nicho de corrupción, neoptismo, amiguismo, clientelismo, comisionismo, politiquería, partidismo y sectarismo, de populismo demagógico, progre e izquierdista y muy grave, de gravisimo y costosisimo despilfarro de miles y miles y miles de millones de pesetas – que dicen, proclaman sus organizadores, que se celebra para defender la globalización de la democracia y los derechos humanos en el mundo: ja, ja, ja con comunistas cubanos, con izquierdistas, populistas, nacionalistas, fundamentalistas, etc. que vienen defendiendo en Cuba comunista y otras naciones, otras partes, muy graves y continuas, permanentes violaciones de los derechos humanos, democráticos y ciudadanos):

Alicia Alonso (bailarina), Miguel Barnet (escritor), Leo Brouwer (música popular cubana/son cubano), Octavio Cortázar (cineasta), Abelardo Estorino (escritor), Roberto Fabelo (pintor), Pablo Armando Fernández (escritor), Roberto Fernández Retamar (escritor), Julio García Espinosa (cineasta), Fina García Marruz (escritora), Harold Gramatges (música popular cubana/son cubano), Alfredo Guevara (escritor arte), Eusebio Leal (escritor), José Loyola (música popular cubana/son cubano), Carlos Martí (poeta), Nancy Morejón (escritor), Senel Paz (escritor), Amaury Pérez (música popular cubana/nova trova cubana), Graziella Pogolotti (escritor), César Portillo de la Luz (música popular cubana/son cubano), Omara Portuondo (música popular cubana/son cubano), Raquel Revuelta (actriz), Silvio Rodríguez (música popular cubana/nova trova), Humberto Solas (cineasta), Martha Valdés (música popular cubana/trova cubana), Chucho Valdés (jazz latino, hijo de Bebo Valdes) y Cintio Vitier (escritor).

Volvamos a Bebo Caballón Valdés, que se fue de la Cuba castrista en 1960 y que sigue condenando su represión, denunciando la persecución que hicieron contra los grandes músicos cubanos, pues, los matones marxistas-leninistas les ordenaban lo que tenían que tocar y les acusaban de tocar música decadente, capitalista y burguesa; música con la que, ahora, consiguen muchas divisas. Denuncia Bebo: Me separaron de mi familia, de mi padre, de mis hermanos, de mi patria; no solo se persiguió a los músicos, también a los homosexuales. Por eso salí de allí. Empezaban las venganzas personales y no pude soportarlo; no me gusta el régimen (comunista castrista). Por eso mismo nunca he ido a China a Rusia.

HOMENAJE A LOS ARTISTAS QUE DEFIENDEN LA DIGNIDAD Y LA LIBERTAD FRENTE A LA TIRANIA MATONISTA COMUNISTA CASTRISTA-GUEVARISTA, FRENTE A CUALQUIER TIPO DE TIRANÍA, TOTALITARISMO, DICTADURA, FUNDAMENTALISMO, POPULISMO, REGÍMEN AUTORITARIO, CORRUPTO, AMAÑADO, DE JUEGO SUCIO, FRENTE A CUALQUIER DEMOSSINCRACIA POPULISTA, PUTINISTA, ISLÁMICA, CHAVISTA, ETC.

Terminemos con la gran versión de Lagrimas negras de Miguel Matamoros, interpretada en la película Calle 54 por estos dos monstruos vivos de la mejor música cubana y universal, los dos anticastristas, cubanisimos, universales y geniales: Bebo Caballón Valdés e Israel Cachao López.

Y terminemos con su música, su ritmo y estos versos (por libre) de Miguel Matamoros (1894-1971, con estos versos proCuba Libre y Democrática Ya, plasmados en la maravillosa canción universal Lagrimas Negras, bolero-son de 1929, con letra y música del compositor y cantante cubano Miguel Matamoros): Aunque tu me has dejado en el abandono/ aunque tu has muerto todas mis ilusiones/ en vez de maldecirte con justo encono/ en mis sueños, Cuba libre, te colmo y te lloro/ en mi sueño te colmo de bendiciones/ Sufro la inmensa pena de tu extravío y degradación/ siento el dolor profundo de tu arrase y destrucción/ y lloro sin que sepas que el llanto mío/ tiene lagrimas negras por tu ruina/ tiene lagrimas negras como mi inmensa pena.

Pero, bueno, para no acabar con llantos y penas – Vivir es cantar y tocar libre y alegremente; callar, claudicar, amargarse y someterse nunca -, en este pequeño homenaje a Bebo Caballón Valdés y a todos los artistas cubanos, a los cubanos en general que no han perdido la dignidad y reivindican, ayer, hoy y mañana, el respeto a los derechos humanos, las libertades, la democracia ya para Cuba, para todos los cubanos de dentro y de fuera.

Para no acabar con llantos y penas, quiero rendir un penúltimo tributo al cubano-sueco-español universal Bebo Caballón Valdés, recurriendo a otro gran artista de la voluptuosidad que ha fallecido no hace mucho (enero 2004).

Se trata del gran fotógrafo berlinés alemán-australiano-francés universal Helmut Neustaedter Newton, que escapó también de otro totalitarismo (el nazi) y al que la revista francesa Photo le ha dedicado un excelente numero especial, a este minucioso, a este muy reconocido y disciplinado artista y trabajador incansable como Bebo.

Newton, que le decía al gran modista alemán Karl Lagerfeld: Uno debe de estar a la altura de su mala reputación; Helmut Newton, que como decía Calderón de la Barca, subió a los cielos y bajo a los infiernos, con música de fondo de Bebo Caballón Valdés que también subió y bajo lo suyo, declaraba:

¡No les arranco el vestido!. A veces no quieren, a veces lo piden. Hago como los pintores de Corte de los siglos XVIII y XIX, cuando las reinas y las cortesanas querían dejar para la posterioridad un registro de la inquietante belleza y que se desvela en toda su apariencia, misterio y rotundidad. Como algunos trabajan el oro o el acero, para mi la materia prima es la carne humana. Con ella me gano la vida jugando con mis fantasmas y con los recuerdos de la infancia, pero, también juego con Von Stroheim, Renoir, Dürenmatt, con lo mas sofisticado y artificial y lo mas cotidiano y popular, con los altos salones y la calle, con los bajos fondos y las imágenes menos recomendables. Es al mundo del comercio a los que les debo el éxito que haya podido tener y no a los museos, fundaciones y becas. Lo que llamo la luz negra esta en el cielo de Berlín, el sol esta justo detrás de las nubes y produce una luz intensa, crepuscular.

Recuerdo la fotografía, magnífica y única, de Helmut Newton Lac Grunwald 1996; y la recuerdo, la veo y recomiendo en homenaje, a la memoria de Bebo Caballón Valdés y de todos los grandes autores, artistas y creadores que nos alegran la vida, nos hacen verla de otra manera, mirar mas allá, vivirla mas intensamente y, al mismo tiempo, luchar por la libertad, el trabajo bien hecho, la dignidad humana y la creatividad.

A continuación, sigue el artículo que Fernando Trueba escribió con motivo de la muerte (22 marzo 2013) su gran amigo Bebo Caballón Valdés y que publico (24 marzo 2013) el diario español El País

BEBO EL SECRETO

Cuando yo muera, no quiero que nadie llore. Quiero que hagáis una fiesta y bailéis y os emborrachéis. Se lo oí decir muchas veces (a Bebo)

Bebo era un niño. No había más que mirar sus ojos traviesos. Tenía una sonrisa inmensa y contagiosa. Y era un hombre modesto. Siempre daba más importancia a los demás que a sí mismo. No era ambicioso. Aunque orgulloso sí. Sobre todo de su hijo Chucho. Y del trabajo bien hecho. Era un profesional impecable. Siempre puntual, elegante, con los deberes hechos, amable con todos. En el hermoso documental biográfico que le dedicó Carlos Carcas, Old Man Bebo, aparece Pío Leyva, uno de los muchísimos a los que ayudó a lo largo de su vida, y dice: Bebo Valdés, y la voz se le corta, las lágrimas brotan de sus ojos y añade como en un suspiro que le sale del alma: ¡Qué buena persona!.

Probablemente a Bebo eso le importaba más que todo, incluyendo la música, su obra, su carrera. Cosas que no dudó en sacrificar a principios de los sesenta para que a su nueva familia no le faltase nada. No era un hombre religioso, aunque creía que detrás de todas las religiones había un único y mismo dios.

A Bebo no le gustaba hablar de política. Pero rara era la entrevista que no le preguntaban por Cuba, Castro. Yo solo quiero hablar de música. No soy político. Alguien le dijo una vez: Entonces usted no piensa volver a Cuba mientras Castro esté vivo. Bebo, sorprendido, lo miró: ¿Por qué usted dice eso? Sí, yo podría volver a Cuba con Castro vivo, perfectamente. Incluso con Castro de presidente. Eso sí, siempre que sea porque los cubanos lo han elegido. ¿Es posible una mayor limpieza moral?

No tocaba el piano. Lo acariciaba. Te dejaba suspendido entre dos notas.

Una vez le convencí de hacer un disco de piano solo. Fueron días maravillosos, los dos solos por estudios de ensayo y de grabación en Madrid, sin preocuparnos de nada, solo de la música. Ned Sublette (autor de Cuba and it’s music, para mí el mejor libro que existe sobre la música cubana) se me acercó un día en Nueva York y me dijo: Quiero decirte que Bebo es el mejor disco de música cubana nunca grabado, en cualquier época, en cualquier lugar.

Creo que en ese disco están contenidas el alma de Bebo y también el alma de Cuba. Desnudas, sin adornos. Fue lo último que oyó Cabrera Infante, ya enfermo, antes de morir en el hospital, en Londres. Y salieron lágrimas de sus ojos. Pensé: ha muerto en Cuba. Se lo conté a Bebo y le dedicamos el disco. Guillermo murió en Londres. Bebo en Estocolmo. ¿Qué Gobierno puede ser el que hace que su mejor escritor, que su mejor músico, mueran tan lejos de su patria?

Su único credo político era la Constitución cubana de 1901 según la que todos los cubanos son iguales, sea cual sea su raza, sexo o religión, con libertad de expresar su opinión de palabra o por escrito, viajar libremente dentro y fuera del país, etc, etc. Daba la impresión de que Bebo se la sabía casi de memoria.

La última vez que lo visité, en su casa en Benalmádena, de pronto me dice: Chico, ¿sabes? me gustaría ir a Cuba. No me lo podía creer. Jamás le había oído esa frase. Me parece bien, Bebo. Ningún Castro puede impedirte que hagas lo que te apetezca. Aunque es un viaje muy largo. Y no te veo con fuerzas. Pero me lo imaginaba abrazando a su hermano Arsenio, besando a sus hijos, a Miriam, a Mayra, a Raúl, a sus nietos. Y también a Carolina. Me gustaría ir a ver a mis padres. Entonces creí entender todo, le había fallado la cabeza, como ya le pasaba a menudo en los últimos tiempos. Pero no, Bebo estaba claro: Quiero visitar su tumba.

Le conocí cuando le ofrecí participar en Calle 54 y fue amor a primera vista. Entre 2000 y 2010 hicimos juntos ocho discos y cuatro películas. Viajamos, rodando y grabando, por España, Estados Unidos y Brasil, y hemos hablado horas, días, meses, desde el desayuno a la cena. Todos esos momentos son un tesoro para mí. Su humanidad, su bondad, su humildad, su alegría, su inocencia, eran desarmantes.

Era Cubano hasta el alma, pero amaba la música americana: especialmente Jerome Kern y George Gershwin. Pero también Cole Porter. También la española. Granados y Albéniz. Y Debussy. Y Rachmaninov. Y Lecuona y Cortot. Y amaba el jazz. Y aunque estuviese tocando música clásica, siempre improvisaba. Le gustaban Bill Evans y Hank Jones.

Así finalizaba Fernando Trueba su artículo a la memoria de Bebo Caballón Valdes.

ALGUNA CITA DE MARTI

Para terminar este escrito en honor de Bebo Caballón Valdés, Cubano Grande entre los Grandes, echamos manos de uno de los principales referentes de Cuba, de la mejor Cuba, de José Marti: Cuando los habitantes de un pueblo emigran, no son ellos los que debían emigrar, sino sus gobernantes; Los hombres van en dos bandos: los que aman y construyen, y los que odian y destruyen; Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia nada construyen, porque sus simientes son de odio; Pueblo que se somete, perece; La música es la más bella forma de lo bello; Sólo el amor engendra melodías.

Descanse en paz Bebo Caballón Valdés, gran cubano, gran artista, gran hombre, ciudadano universal.

___________
Miguel Cancio es portavoz de la Plataforma galaico-cubana Orlando Zapata prolibertad y democracia con garantías para Cuba; economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)
www.miguelcancio.com
✉ miguelcancio@miguelcancio.com

Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído