Andres Aberasturi – Queremos saber


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

A punto de comenzar el curso político, el ciudadano, esa cosa en quien reside toda la justificación moral de la democracia, sigue esperando explicaciones de unos y de otros porque el país se ha convertido en una inmensa tertulia televisiva en la que prevalece el titular sobre la reflexión, la descalificación frente a la dialéctica y la propuesta populista en lugar del análisis. Todo vale porque se trata de dar espectáculo y ya se sabe que, pese a las tragedias, el espectáculo debe continuar. Pues ya va siendo hora de parar. Porque la vida, aunque parezca mentira, no es la tele y aquí abajo, al otro lado de la pantalla, está la terca realidad, la leve esperanza de recuperar la esperanza, la conciencia cada vez más extendida de que esto no puede seguir así y es preciso que se pongan las cartas boca arriba para saber a qué atenernos.
Queremos saber a qué nuevos recortes/ajustes se refería Rajoy en Santiago calificándolos ya de antemano de «dolorosos»; y lo queremos saber porque hace nada su ministro Montoro aseguraba que esa época de sacrificios había pasado ya y no hacía falta seguir exprimiendo las economías de los de siempre. O una cosa o la otra. Pero que se aclaren y no lo aclaren mejor pronto que tarde.
Queremos saber la verdad sobre la reforma fiscal porque expertos en el asunto nos aseguran que, en contra de lo que se viene anunciando, para las rentas medidas la cosa no va a ser en absoluto tan favorable como se pregona.
Queremos saber por qué se quiere cambiar la formula de las elecciones municipales a toda prisa cuando los problemas que plantea el actual sistema, según el Gobierno, son exactamente iguales para las elecciones autonómicas y generales.
Queremos saber en qué consiste -de verdad, punto por punto- lo del federalismo asimétrico que propone el PSOE y por qué ese cambio iba a ser el bálsamo de Fierabrás para todos los nacionalismos de este país cuando los propios nacionalistas lo han rechazan directamente.
Queremos saber dónde está el entusiasmo socialista con la elección de Obama y qué piensan ahora de cuando nos dijeron que con el triunfo de Hollande en Francia se iba a demostrar que otra política económica era posible. Parece que no.
Queremos saber cómo acaba lo que hoy por hoy no es más que el cuento de la lechera: el proyecto de Podemos que resulta sencillamente imposible. Preguntado Monedero por las medidas celestiales que proponen, respondió que se trataba de decisiones políticas y que en su momento ya se vería cómo hacer realidad ese sueño. Eso no vale.
Queremos saber si de una puñetera vez se va a meter mano a las llamadas «fundaciones» de los partidos.
Queremos saber cuánto dinero público nacional y europeo han desviado sindicatos y patronal para su propio beneficio y, sobre todo, cuándo lo van a devolver.
Queremos saber si alguien de los que pueden tienen la intención de tomarse en serio ese desfasado disparate que es el aforamiento masivo. Queremos saber tantas y tantas cosas que cada vez nos importa menos colocar a de Guindos en Europa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído