Rafael López Charques: «Predicadores»

Rafael López Charques: "Predicadores"

El diccionario de la Real Academia de la Lengua, perdón por lo de Real, pero hasta ahora es el nombre oficial de la misma, nos dice que predicar es, “reprender agriamente a alguien de un vicio o un defecto”, también “hacer observaciones a alguien para persuadirle de algo”

La lectura de la definición nos lleva inevitablemente a pensar en la actuación de muchos de nuestros políticos, que con frecuencia se dedican a tal ejercicio, sin tener en cuenta que “una cosa es predicar y otra dar trigo”

Por fortuna actualmente existen las hemerotecas, cuyo contenido deja con frecuencia en evidencia a los que pregonan lo contrario a lo desean y hacen en cuanto tienen ocasión.

Recientemente por las redes ha circulado un video en el que en su día, cierta persona criticaba duramente, el que hace un tiempo una determinada mujer hubiese ocupado un puesto político, argumentando que su mérito era “ser esposa de su marido”, “nombrada por”, “sin preparación”. Pues bien, resulta que la pareja del que así hablaba, la tercera autoridad del gobierno, ostenta el cargo de ministra, sin lugar a dudas más importante que el de la otra señora, que por cierto tenía un expediente laboral infinitamente superior al de la actual ministra, de la cual si se puede decir que “sin preparación”.

Nos machacan todos los días, con lo de “la paguita” para los necesitados, pero no nos dicen de donde van a sacar el dinero, pues del cielo no va a caer y más a ellos que intuimos no creen en él; tampoco nos dicen que es una manera de intentar contar con unos votos seguros, que falta les van a hacer. Sin embargo no se molestan en desmentir, en caso de que sea falso, y esperemos que lo sea, del creciente rumor que tiene asustados a los jubilados, de que les van a recortar las pensiones.

Como muchos pocos hacen un mucho, los políticos podrían empezar a ahorrar rebajándose los sueldos, que bien les llegan. Es lo que ha hecho el gobierno chileno. El nuestro es súper numeroso, quizás de los más voluminosos del mundo, pero aún así en plena crisis se han contratado a dedo catorce puestos de libre designación, y parece ser que están pensando en tres más. A ello hay que añadirle los setecientos treinta y tres asesores Claro está que según La Moncloa «Ahora más que nunca hay que resaltar la importancia de contar con un sector público robusto»
De los asesores es mejor no hablar, aunque los hay honestaos, como la persona propuesta para consejero de la CNMC, que ha recocido carecer de conocimientos en el tema.

Hay un político que se cansó de alabar los escraches como jarabe democrático. Pues bien, según parece una señora ha sido multada por pasar varias veces por delante de su dacha con una bandera española. Que sepamos no ha salido en su defensa, y eso que es de los que clama por la libertad de expresión. Claro que quizás esta consista en quemar impunemente banderas en la calle.

Todo esto nos recuerda un viejo chiste. Le dice una comunista a otro, ¿camarada si tuvieses dos pisos le darías uno a alguien que no tuviese?, sin dudarlo responde; ¿camarada si tuvieses dos coches darías uno a alguien que no tuviese?, otra vez dice si, sin dudarlo; camarada si tuvieses dos bicicletas le darías una a alguien que no tuviese?, no eso no; ¿cómo no lo entiendo?, ¿por qué?, porque bicicletas si tengo dos.

Según una encuesta de la prensa privada de los morados (recuerden que «La existencia de medios de comunicación privados ataca la libertad de expresión»), no llegan al treinta por cien los españoles monárquicos. Puede ser, pero desde luego son menos los que prefieren la república que ellos nos ofrecen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído