Victor Entrialgo De Castro: «Querido Soberano»

Victor Entrialgo De Castro: "Querido Soberano"

Querido Soberano. Esto se nos está yendo de las manos. ¿Ustedes han visto que los representantes de algún país sean treinteañeros con moño, pendiente y camiseta?

La juventud “insultante” de un tiempo político es un síntoma incontestable de su decadencia propiciada por un solo hombre, Pedro Sánchez, responsable de todo lo que está pasando y al que la Historia se lo llevará de los pelos. Un tiempo donde monicacos de apenas treinta y tantos años desgobiernan la Nación es una vergüenza. Pero si encima no han trabajado nunca es una tragedia.

Un tiempo político donde el gobierno, responsable por sus gravísimas negligencias de una epidemia anunciada, secuestra primero a los españoles en sus casas, y más tarde al Rey. No es la primera vez. Ahora con ocasión de la entrega de despachos de la escuela judicial que se trasladó a Barcelona por otra memez gubernamental, esta vez “mariana”. El Gobierno veta al Rey vulnerando así el Gobierno el art 117 de la Constitución “la Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey”.

Sin embargo, a dia de hoy es el Gobierno Sanchez quien nombra los jueces y fiscales, y quien la administra como le viene en gana en cada momento y lo único que hoy emana del pueblo es el dinero público para financiarla. Sólo 15 jueces han tenido la gallardía de cumplir la Constitución no acudiendo al acto. Y en esas estamos.

Nos cuenta el fiscal Navajas en su turné por las radios que recibió en su despacho presiones de dos compañeros. Toda la vida de Dios, jueces y fiscales han ido a contrastar opiniones con sus compañeros. Porque lo que se dice presiones, eso fue lo que recibió la Jueza, -hija de un guardia civil,- del caso del impresentable Delegado de Gobierno de Madrid sobre el 8-M, o la la jueza Alaya con los eres de Andalucia, hasta que la aburrieron y sustituyeron. Eso sí que fueron presiones.

Pero en la mayor tragedia reciente de la historia de España, 50.000 muertos, ¿no podían ser criterios técnicas y de sentido común, y no presiones, las opiniones de sus compañeros respecto a que de veinte denuncias y querellas, ninguna fuera admitida siquiera a trámite. Que, con lo que ha pasado en éste país, Dios mío, ninguna mereciese al menos ser tramitada?

¿O es que, como ha dicho simultáneamente el otro ministro consorte, dar trámite a las denuncias, a las peticiones, en su caso los indultos de los golpistas, es lo normal en un estado de derecho? ¿En qué quedamos? Esta es la “política embudo” del juego del gobierno con dobles parejas, Irene y el del moño, Meritexll y Campo, Garzón y la Lola. La mayor endogamia política conocida en ningún pais del mundo. Y esta gente habla de las queridas de Franco. Llevan a sus churris de paseo a la Moncloa. ¡Y se quedan!

Cincuenta mil muertos y aquí nadie investiga nada. Miles de sanitarios exponiendo su vida sin equipos de protección pero aquí no hay nada que investigar, dice el fiscal Navajas. ¿En qué país vivimos?. Evidentemente, en Venezuela. El fiscal Navajas tenia una opinión tan poco firme que temía no ser capaz de sostenerla y no enmendalla, y antes de que le convencieran se fue a chivarse a las radios, con una falta de categoría personal sin precedentes. ¿Buscará el fiscal Navajas un retiro próximo que sólo le puede proporcionar, por cuestión de tiempo, el gobierno en el poder?

Sólo le deseo que no tenga que ir a esas residencias adonde no llegaron nunca los respiradores. O si va, y vuelve a suceder, haya fiscales con arrestos y estimen, ellos sí, que algo así, sí merece investigarse. Resulta evidente que con la ineptitud, negligencia y cobardia de este Gobierno, además de propagar el virus con manifas imbéciles, los responsables han dejado morir a miles de ancianos en las residencias, en particular el vicepresidente encargado de ellas, después de que una subordinada suya declarase públicamente que los mayores sobran.

Con la connivencia de los medios asistimos a un espectáculo de circo y jabalíes en un Parlamento que no nos representa. Un parlamento donde, no es que no esté Castelar o Romanones, sino que payasos y seres desafiantes agravian a la Nación indefensa e indolente y matones de barrio “viven okupando” mansiones de lujo con dinero venezolano e iraní a través de cajas de ingenieros separatistas, con dinero de todos los españoles. Cohabitan, por supuesto, con algunos hombres de bien que saben que no van a salir en los medios controlados por el gobierno. O sea, Rusia, pero con ordinariez.

Ayer mismo un jabalí de moño y pendiente rugió sin matizaciones y le aseguró en un tono amenazante al jefe de la oposición que jamás ocupará el Consejo de Ministros. Es la “democracia salvaje”. Viva el chavismo. “Ese sujeto” es hoy, para vergüenza de los españoles y por culpa del otro petimetre, vicepresidente de la Nación, todo a espaldas del pueblo soberano, que no puede haber caído más bajo.

Un estado de partidos ha convertido nuestra democracia en una democracia indefensa, donde, por primera vez en treinta ańos, gente que se ha manifestado abiertamente republicana, aprovechando una pandemia mundial y con las defensas del país bajo mínimos, ha secuestrado al Rey.

¡Viva el Rey!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído