Pablo González: «La Gran Enciclopedia china»

Pablo González: "La Gran Enciclopedia china"

Estamos asistiendo desgraciadamente a unos espectáculos bochornosos en todos los aspectos y de cualquier tema, es como si los iluminados, de los que parece está lleno este país, cada día se sacaran un conejo de la chistera y haciendo magia nos contaran el cuento chino del día. Está muy claro que poco a poco y fascículo a fascículo están componiendo, aprovechando la pandemia mundial cuyo origen es China, la Gran Enciclopedia China llena de convicciones absurdas y de mentiras para ir comunicándonos de una u otra forma su contenido con el objetivo de conseguir en mayor o menor medida un grado de convencimiento aceptable entre los españoles con el objetivo de obtener más futuros votos; pero queridos lectores ya estamos hartos de que nos cuenten cuentos chinos, eso que suele expresarse para dar a entender que nos están contando una historia falsa, se suele decir: “Eso es un cuento chino”; es muy difícil entender que nos merezcamos estos dirigentes, estos medios de comunicación, estos congresistas, estos huelguistas, etc., por supuesto y afortunadamente como en todo, hay excepciones que confirman la regla.

Uno de los cuentos chinos es el de los pronósticos de un “experto” que escuchamos desde el mes de marzo, ni siquiera utilizando un lenguaje banal y triste es capaz de salvarse: casi no íbamos a tener contagios; la curva va a subir…..pero depende; la suma de los casos diarios no coincide con sus números; es posible que estemos cerca de la estabilización aunque puede producirse un pico; etc., etc., con estas expresiones nunca se equivoca y tampoco acierta.

Otro de los cuentos chinos es el que tenemos todos los días con el jefe del anterior, creo que es filósofo y claro… lo blanco o negro no existe, hay muchas tonalidades que dependiendo del lugar de España del que se hable se ve de un color u otro; se les aplica unas normas u otras, hace normativas dependiendo del sitio, pide apoyo si le interesa y si no le interesa te envía a la guillotina; etc., etc., lleva así desde marzo y tan tranquilo, si se equivoca como siempre, saca una frase de filosofía y sale del atolladero, si quiere apoyo moral dice que ya se ha hecho en otros países europeos y así sigue y sigue, no le pierdan de vista con estos paupérrimos argumentos y otros peores ha llegado a ministro, en otros momentos este puesto tenía prestigio ahora es mejor ni mencionarlo.

También podemos calificar de cuento chino el de los que defienden los aplausos para la Sanidad, sus sindicalistas no han tardado nada en aparecer en las pantallas diciendo que los aplausos que les dieron ahora se deben convertir en más medios y mejores condiciones salariales, hay que tener cara dura para decir eso sin ruborizarse; una vez más: ¿qué tendrían que dar ellos a los empleados privados y autónomos que son los que con el pago de sus impuestos consiguen que los aplaudidos cobren TODOS LOS MESES DURANTE TODA SU VIDA? Y que no se nos olvide que no visitan la consulta del paro. Son muy majos si se les mejoran las condiciones salariales, si no es así la cosa cambia.

Otro cuento chino es la información de los sanitarios infectados, es normal que eso ocurra y nadie lo desea pero

¿Cuál es el número de contagiados, no sanitarios, por realizar los servicios correspondientes para que los sanitarios y los demás tengamos cubiertas todas las necesidades? Esto no parece tener importancia, con esos trabajadores es muy distinto, si les aplaudimos o no ellos hacen todo lo que tienen que hacer y no piden aumento de sueldo.

Otro cuento chino es de los políticos que pregonan unos discursos de acuerdo con su supuesta ideología política y consiguen ingresos para vivir como supermillonarios, algunos hasta han calculado el tiempo necesario para hacerse archimillonarios, eso sí, proponen en el Congreso aumento de sueldo, sería poco, pero sí les cae algo más pues mejor, por si acaso hace falta para zapatitos o bufandas. Siempre habíamos pensado que el pensamiento ideológico debe ir unido a la realización de esas ideas, en España no es así, antes de poner sus ideas en marcha les gusta probar otras que no les cuestan esfuerzo y sacrificio por si acaso les conviene, pues sí, parece que les ha gustado y se están atracando.

Otro cuento chino, jamás contado, es el de los que están detrás de: “Somos cultura europea”, ¿quién representa en España a la cultura europea? ¿Qué hay detrás de la palabra “somos”? Parece que son algunos o muchos, según se mire, de los que se dedican a la comunicación y al mundo del espectáculo…… ¿y eso es así? Lo que sí es seguro es que son los que reciben subvenciones para hacer comunicaciones o películas u obras teatrales que en el mayor número de casos no tienen nada que ver con la cultura. A veces se quejan de los impuestos que tienen que soportar, pero nunca dicen la cuantía de las subvenciones recibidas y por poner un ejemplo, si la película tiene éxito ¿devuelven la subvención? Seguramente no, pero sí se quedan con los beneficios, no está mal la idea de la frase: “Somos cultura europea”. Quedan excluidos por supuesto de estar al nivel de la cultura europea: arquitectos, ingenieros, abogados, médicos, maestros, etc., etc., etc., etcétera., este cuento chino encajaría en una película de risa con subvención, claro.
Otro cuento chino es de la independencia del Poder Judicial, los que pregonan honestidad, transparencia, igualdad ante la justicia, etc., resulta que son los que quieren dominar a jueces y fiscales para hacer lo que les dé la gana, este asunto no es nuevo pero ahora parece que hay que escribirlo con MAYÚSCULAS, ya se realiza con minúsculas y sino que se lo pregunten a los que estarían imputados de no ser porque están aforados o utilizando vericuetos con curvas sinuosas de reptiles para escapar del agujero donde están metidos. Si consiguen lo que quieren ya no sería un cuento chino, sería una realidad china, vamos, como el coronavirus, de esa forma al no existir poder judicial independiente sus decisiones del tipo que sean nos las tenemos que tragar con patatas, es decir una Dictadura o peor, ¿hay algo peor que una Dictadura? Pues sí, una Dictadura social-comunista.

Otro cuento chino es el de la predicción de los brotes y rebrotes del coronavirus, en estos momentos están pensando tomar medidas fuertes de confinamiento en muchas Comunidades e incluso posiblemente en toda España y al mismo tiempo dicen que en noviembre vamos a tener un rebrote muy importante; no es descabellado pensar que si vamos a estar superconfinados sería normal que descendiera el número de contagios ¿no? Entonces en que se basan para decir que en noviembre vamos a tener un fuerte rebrote, no hay quien lo entienda. La verdad es que lo de Sanidad entre que suman mal, comunican peor, hacen huelgas, a veces piden unión, otras veces desunión, …… es muy difícil entenderles, lo mejor es que sigan así para que por lo menos continuemos sin hacerles caso, porque nos vuelven locos, dicen que los medicamentos X e Y no son buenos, entonces dígannos con que medicamentos se curan los hospitalizados o es que frotan la lámpara de Aladino.

Otro cuento chino es el de pensar que dentro del gobierno hay discusiones sobre determinados temas para llegar a la mejor conclusión para los españoles, eso no puede ser, porque hay varias parejas formales de hecho dentro del gobierno y nadie se puede creer que en casa se den la mano, caricias y besitos y en el Congreso se pongan a discutir, ellos así están muy a gusto, ¿qué lo mismo les da nuestra situación? Son felices así, cobran sueldazos, tienen gratificaciones, casa pagada, vacaciones gratis, buena pensión para la jubilación, etc., la parte positiva al vivir juntos es que a lo mejor reducen los gastos y contribuyen al ahorro en España. No obstante y seguramente porque no están demasiado conformes con lo que reciben, muchos querían que les subieran los sueldos……………y el país con unas cifras impresionantes de parados que todavía van a ser muchísimo más grandes ¡¡¡QUE POCA DIGNIDAD Y VERGÜENZA!!!

Todos estos cuentos chinos juntos y algunos más son los que envueltos en la nebulosa de la pandemia mundial traída de China son capaces de hacer el título que aparecería en las tapas del libro: LA GRAN ENCICLOPEDIA CHINA.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído