OPINIÓN

José Manuel García Albarrán: «Las cortinas de humo… ¿nos ocultan el foco del fuego?

José Manuel García Albarrán: "Las cortinas de humo… ¿nos ocultan el foco del fuego?

Aquellas matemáticas que me explicaron en la adolescencia

de las que nunca llegué a comprender su utilidad, quizás por la  intrascendencia que tuvieron posteriormente para mis estudios de Medicina,  definían “Los conjuntos disjuntos, o conjuntos incompatibles, como aquellos que no tienen ningún elemento en común”.

Pues bien queridos lectores… ¿Como es posible que este conjunto disjunto que forman  ‘los elementos’ de este peculiar y variopinto gobierno, nos tomen una y otra vez por tontos o discapacitados intelectuales?

Pues ‘átense los machos’ porque la inmensa mayoría de los españoles, que nos resistimos a ser ‘fans’ de su conjunto disjunto ni somos tontos ni estamos dispuestos a tragarnos todo lo que nos cuentan a diario a través de sus ‘aparatos de propaganda’ que subvencionan generosamente (radio, televisión y ‘panfletos del régimen social-comunista’ en los que desgraciadamente se han convertido algunos periódicos)

Esas ‘andanadas de humo’ en forma de noticia que nos impiden ver donde está ‘el verdadero foco del fuego’ y que aparecen para ocultar la cruda realidad de este país, que está navegando cual Titanic, dirigido por el ‘capitán Sánchez’ y sus inútiles grumetes hacia una ‘fosa abismal’ de corrupción, derroche, incultura, laicismo, ruina e ingobernabilidad que ya solo puede sostenerse gracias a ‘las orejeras’ de una parte, cada vez menos numerosa, de votantes diversos y a la debilidad de una derecha, hasta ahora dividida, acomplejada y apoltronada.

Cuando todavía no nos hemos repuesto de la primera imagen televisiva posvacacional del Presidente Sánchez, luciendo un moreno espectacular, una falsa sonrisa de relajación y enfundado en uno de ‘sus cien trajes’ hechos para estas ocasiones, con el fin de contarnos ‘su fabuloso logro’… “Tener vacunada al 70% de la población”, logro conseguido gracias a haber suprimido las merecidas vacaciones de un extenuado personal sanitario, mientras usted ‘se rascaba la pared abdominal’ en compañía de familiares y amiguetes en

‘La Mareta’, cuyos gastos de acondicionamiento para la ocasión, dicen las malas lenguas de ‘la derechona fascista’, que nos han costado más de 50.000 euros.

No contento con la ‘fantástica’ aparición ante ‘su pueblo’, que por cierto no es el mío ni el de otros cuantos millones de españoles, nos sorprende con otra nueva aparición -en forma de entrevista- para contarnos otra milonga asegurando que…

“A final de este año pagaremos el recibo de la luz como el de 2018” (año más caro que los dos últimos)

Todo esto cuando día a día está subiendo el Mw/h. y alcanzamos máximos históricos que hacen insoportable el sostenimiento básico energético de algunos hogares y de muchas Pymes que, de seguir así, se ven abocadas al cierre inmediato.

Mientras tanto la ‘ministra energética’ nos intenta consolar, no con el anuncio de una más que factible o posible bajada de impuestos (10+8+5= -23%) si no con decir: “Que es un tema muy complejo” ¡Vaya por Dios!

¡Y se queda tan ancha!

Sí… debe ser complejo, porque los magnates de las eléctricas auguran una subida gradual hasta mediados del 2022, mientras vacían los pantanos a toda prisa para ‘aprovechar el tirón’.

¡Hay que tener cara o ‘ausencia’ de vergüenza! como prefieran.

Pero como este Presidente que, les recuerdo, fue elegido tras la moción de censura con los votos de todos los enemigos de la Constitución y aquel señor de Teruel que vivía en Valencia y del que nunca más se supo, no nos deja de sorprender, ya que en su última aparición hizo un ‘ridículo espantoso’ junto a su ministro del Interior, Marlaska.

Veamos…

Resulta que un jovencito de Madrid que se declara homosexual -gay- interpone una denuncia hace unos días porque dice haber sido agredido por, nada menos que 8 jóvenes ‘uniformados con chándal negro’ y encapuchados, que en el portal de su casa le golpean, le cortan el labio con una navaja y le graban un ‘terrible insulto’ en sus glúteos- Sí… ese mismo insulto que profirió en su día la actual Fiscal General del Estado y anterior Ministra de Justicia refiriéndose a la condición sexual del Ministro del Interior, el señor Marlaska.

Ante tan ‘aberrante’ ataque a este pobre chaval perteneciente al ‘protegido y subvencionado’ colectivo LGTBIQ+, se “monta un pollo”, como diría un castizo, de dimensiones considerables…

Los partidos de izquierdas en bloque vociferan y llaman a manifestarse en las calles, lo que lógicamente apoyan los colectivos LGTBIQ+ y en el gobierno cunde el pánico, no tanto por la trascendencia del suceso, sí no por la posible pérdida del apoyo y de los votos, provenientes de este sector y afines que pudiese suponer su inacción.

Sánchez, como si de un asunto de Estado se tratara, convocó urgentemente una reunión junto con el ministro Marlaska, para esclarecer cuanto antes los hechos, erradicar de raíz estos comportamientos homófobos y detener a los culpables de tan execrable acto. Todo ello secundado por unas manifestaciones de Podemos y otros colectivos de izquierdas en donde, como no, culpan a VOX de este ataque bien sea por acción, omisión o incitación al odio.

Siendo graves estas acusaciónes sin pruebas, que lo son…

¿Que me dicen de la acusación velada del ministro Marlaska contra el tercer partido más votado de España?

¡Pero… pásmense! Con todo este tinglado en marcha, las manifestaciones convocadas y todo el ‘ruido mediático’ de cadenas afines…

Resulta que la Policía Nacional, que interroga al supuesto agredido, ante la falta de pruebas, las imágenes de las cámaras y la versión confusa que ofreció, hace que ‘se derrumbe’ y confiese que “todo es mentira producto de una maquinación suya para tapar una infidelidad hacia su compañero” y que eso ocurrió en una especie de reunión de carácter masoquista-sexual consentida por él.

Tal y como está la sociedad… ¿Se puede jugar con este tipo de falsas acusaciones?

¿Cual es el castigo o multa por inventar algo así?

A todo esto, la manifestación del colectivo LGTBIQ+ no se desconvocó y se celebró, el ministro Marlaska, al enterarse, le restó importancia a esta falsa denuncia de agresión homófoba y los podemitas que señalaron a VOX, callan vergonzosamente…

¿No les parece a ustedes que ya va siendo hora que se asuman responsabilidades y dimitan algunos líderes políticos y representantes del gobierno?

¿Seguirán apareciendo espontáneamente ‘cortinas de humo oportunistas’ que nos impidan ver el verdadero ‘foco del fuego’ con claridad?

Permítanme un último consejo…

No se dejen engañar por las ‘cortinas de humo’ e ‘intenten leer entre líneas’ y localizar el porqué de ellas.

José Manuel García Albarrán

Médico jubilado

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído