CARTA AL DIRECTOR

LA CUERDA

LA CUERDA
Rufian, Sánchez, Iglesias y otros nostálgicos de Franco. EP

Aver si nos aclaramos: quien un parecido

De Franco con Hitler o Mussolini vea,

Confunde un baluarte de paz, construido

Sobre los cimientos del orden, con esa ralea

De Rojos, que se obstinaron en un ejido

Convertir la España de los castillos y de las espigas,

Puño en alto, hasta dejarla hecha migas…

 

El alemán y el italiano hicieron su guerra:

Por ganar el Poder éste, y aquel el dominio

De Europa, uno solamente de su tierra,

Y el otro de Rusia, mediante el exterminio

De éstos, de judíos y demás a los que dio sierra…

Contra quienes mataban curas, pues no era manco,

Ni cojo, o quemaban iglesias, … ¡se levantó Franco!…

 

Claro pues que a lo Hitler, Franco no fue un déspota,

Ni a lo Mussolini tampoco fue un fascista,

Por mucho que en ello insista esta rémora

De hijos o nietos de quienes, -larga es la lista,-

Tercos nos quieren retrotraer a la época

Del Treinta y Seis, en la que acampó la miseria,

Y más que políticos son cotorras de feria…

 

 

A ver pues si nos aclaramos: fascistas ellos,

Panolis que confunden fascismo con franquismo,

Y a cuanto huele a Derechas el matasellos

Le ponen de un vil Golpe de Estado… El mismo

Que el de su defensa a lo de Paracuellos…

Y acabo dejando en el desván de la Izquierda

Tantos desmanes… ¡por su denso olor a mierda!…

 

¡Bandos de crímenes y asesinatos aquellos,

A los que, a Dios gracias, Franco… ¡les rompió la cuerda!.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído