Julia Navarro

El primer día

El primer día
Julia Navarro. PD

Desde que en 1977 se abrieron las Cortes democráticas he pasado buena parte de mi vida profesional en las Cortes y por tanto he asistido al primer día de diez legislaturas. No he asistido a la undécima, esta que acaba de comenzar la he «visto» por televisión como el resto de los ciudadanos. Y les confieso que no me gusta lo que he visto. Me ha parecido que hay diputados que parecen confundir la Cámara con un gran plato de televisión.

Pero empecemos por el principio. Creo que ha sido más que acertado el discurso del nuevo presidente del Congreso, Patxi López afirmando que es «más lo que nos une que lo que nos separa». Como también me parece un acierto que el PSOE haya propuesto a López para este cometido.

El ahora presidente del Congreso ha labrado su experiencia política en el País Vasco donde fue Lendakari, y es un hombre dialogante, con instinto político que sabrá o al menor lo intentara, fraguar acuerdos en una legislatura en la que comienza un tiempo nuevo y eso supone un sinfín de incertidumbres. A Patxi López no le va a resultar fácil llevar las riendas de la Cámara sobre todo si algunos de sus integrantes deciden convertirla en un circo para conseguir titulares.

Me ha sorprendido que Pablo Iglesias en sus manifestaciones en el Congreso haya vuelto a dividir nuestro país en dos, por un lado está él junto a Podemos y los que piensan como ellos y al otro lado sitúa al resto con descalificaciones rancias como la de que PP, Ciudadanos y PSOE forman parte del «Bunker».

Me estremecen los políticos, sean de izquierdas o de derechas que se empeñan en el «guerracivilismo». Los ciudadanos nos merecemos algo más. Para empezar que se respete la opción política de cada cual sin que eso suponga descalificaciones ni insultos. De la misma manera que resulta de un adanismo sorprendente que los lideres de Podemos dejaran dicho en su primer día de legislatura que «ahora sí» que la gente esta representada en el Parlamento. No es que se equivoquen es que es un desatino. Desde 1977 las Cortes han representado a los ciudadanos, espero que los lideres de Podemos dejen de demostrar tanto desprecio hacia los millones de españoles que durante estos años hemos ido a las urnas para elegir a nuestros representantes.

Ya está bien de decir que la democracia empieza con ellos.

También me ha sorprendido la decisión de la diputada de Podemos, Carolina Bescansa de presentarse en el hemiciclo con su bebé aludiendo que como es lactante tiene que estar con él. Me parece una burla sobre todo sabiendo que en el Congreso hay una guardería. Ya les gustaría a muchas madres que en sus centros de trabajo hubiera una guardería. De manera que más allá de montar el número lo de llevar a su hijo y tenerle tantas horas en el hemiciclo no sirve para nada.

En cuanto a Mariano Rajoy parece no enterarse de que las cosas han cambiado en nuestro país desde el 20 de diciembre y se muestra demasiado ansioso para ser investido como presidente, lo que esta por ver. Pedro Sánchez parecía estar un pelín tenso amen de un tanto reiterativo con el mantra de que no quiere saber nada del PP. Como bien dice Albert Rivera no se puede ignorar al treinta por ciento del electorado. Aún así Sánchez está jugando bien sus cartas y ha sabido poner a Podemos en su sitio negándose a concederles que tengan cuatro grupos parlamentarios. El líder socialista no debería dejarse amilanar por Pablo Iglesias que lo único que pretende es quedarse con la hegemonía de la izquierda. He escrito en otras ocasiones que Iglesias suele actuar con inteligencia pero en el primer día de legislatura ha sobreactuado, él, y el resto de su grupo. Demasiado histriónicos.

Precisamente Rivera es el que se ha mostrado más tranquilo, y más centrado. Después de haberse desfondado en la fase final de la campaña electoral parece haber recuperado la iniciativa y lo cierto es que se puede apuntar el tanto de haber logrado un acuerdo para que se eligiera a los integrantes de la Mesa del Congreso.

Si echo la vista atrás y pienso en aquella primera legislatura la del 77,veo a la Dolores Ibarruri, Marcelino Camacho, Simón Sánchez Montero, Rafael Alberti y a tantos otros entrar al Congreso llenándolo de dignidad y sobre todo engrandeciendo la legislatura que iba a dar paso a las Cortes Constituyentes. Ninguno tuvo que hacer números circenses para obtener la atención de los ciudadanos y de los medios de comunicación. Su mera presencia y sus palabras bastaban.

No soy de las que creen que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero me pregunto que va a dar de si la undécima legislatura después de lo que los españolitos de a pie hemos visto el primer día.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído