Jesús Millán Muñoz

Líderes en Hispania y el elefante blanco

Líderes en Hispania y el elefante blanco
Jesús Millán Muñoz. PD

Aunque sea una pregunta grave y difícil de contestar hay que plantearse seriamente si existe un problema de liderazgo o de líderes en la Piel de Toro. Entre tantos problemas teóricos y prácticos no sabemos el poder que debe tener el líder.

Y en estos momentos cómo y cuándo y cuánto deben los partidos políticos y sus líderes ceder para que exista un Gobierno y exista un Presidente de Gobierno…

1. Cuando desde este mismo medio de comunicación, personalmente escribía que existía un enorme peligro de volver a uno de los errores de la Segunda República, muchos partidos políticos en las Cortes, y por tanto muy difícil la armonización y ponerse de acuerdo de ello. Recibí críticas de ser un augur negativo, que exageraba, etc. ¿pero el problema es que cuánto «vale un vaso de cerveza», no es lo mismo en el desierto que en el centro de Madrid, cuánto «valen cinco o diez o veinte escaños»? ¿Y aquí entramos en el grave problema de la teorización del liderazgo, de los líderes, del consenso, de la negociación y, al final el gran premio…?

Creo que como la inmensa mayoría de habitantes de la Piel de Toro, los hados no quieran se convierta en «Ofiusa» que es tierra de serpientes, aunque sí en Iberia, Hispania, , Celtiberia, Hespérides o Saphan, que son nombres más positivos o elogiosos para nuestros antecesores en este terruño… Como la mayoría esperamos que las negociaciones secretas pongan de acuerdo para un Gobierno estable y que cree paz y riqueza o permita la creación. Creo que como una minoría de habitantes de estos terruños llevamos meses intentando buscar soluciones a la situación a la que nos encontramos… Y uno de estos problemas es el del liderazgo y el líder… y como casi en todo, me temo no tenemos suficiente conceptualización sobre el problema, no tenemos suficiente teoría, y desde luego no tenemos suficiente práctica…

2. No vamos a entrar en las teorías del líder, que de pasada bien haríamos en mencionar, para recordar: liderazgo carismático, liderazgo tradicional, liderazgo legítimo o legal, según la denominación clásica de Weber.

Ni vamos a describir pero si mencionar y recordar los tipos de líder: autocrático, democrático, dictador (dictadura blanda, dura, sátrapa), líder liberal, líder conservador, etc.

Después hay otras clasificaciones como líder que gestiona un partido y al mismo tiempo es gestionado por ese partido, líder que asume el poder con o por un partido pero después no escucha al partido, líder que es puesto en parte por un estrato social o económico, líder democrático que intenta reconciliar intereses de su partido y de su ideología con los intereses de la sociedad y del bien común, pero escuchando y teniendo más en cuenta un estrato o clase social que otras, etc.

3. La realidad es que Hispania está en un grave problema, no solo social o político o moral o económico o político o institucional o incluso casi constitucional, además de la potencial cuestión de secesión, sino también de liderazgo…

No vamos a entrar si cuando se aprobó la Constitución, se debería haber aprobado una Constitución que pensase en las dos vueltas, y en la segunda vuelta, se reduciría los partidos a presentarse a las Cortes Generales. No vamos a pensar que durante estas semanas las encuestas de intención del voto, se mueven pero muy débilmente, por lo cual, la solución de unas segundas elecciones, parece ser que no es la respuesta más adecuada, al menos de momento, no vamos a analizar si se está dejando la última semana para tener la espada y la guillotina sobre los hombros, si entonces algunos partidos ya vean las encuestas de intención más reales, y entonces a unos les interese unas nuevas elecciones porque obtendrán más escaños, otros no las querrán porque perderán, además otros están aprovechando que el tren de los casos de corrupción es un volcán que seguirá saliendo cada semana con un nuevo aspecto o un nuevo caso… otros aprovechan la hipótesis de Sartre que en el matrimonio el que ama más es el que más cede, es decir, un partido, quizás el mayoritario pensando en el bien común y por las presiones exteriores al final ceda hacia el segundo partido, cosa que ya ha hecho con el Presidente del Parlamento…

¿Pero el problema es que hay millones de personas, que no tienen trabajo, millones de jóvenes que no ven futuro para llevar una vida normal, casarse o tener hijos o llevar una vida rutinaria y aburrida como la de docenas de generaciones anteriores a la actual…? ¿La realidad es que el tren sigue medio funcionando, porque dentro de la situación, se intenta dar tranquilidad y sosiego y todo el mundo está esperando…?

No voy a ser yo quién le voy a echar la culpa a unos y a otros, porque creo que hay problemas de todo tipo, teóricos y prácticos, de personas y de personalidades, de diseño de la Constitución y de ambiciones-egoísmos-intereses de unos y de otros… No voy a decir aquí y ahora, lo que ya he escrito varias veces, ¿que si no nos damos cuenta que a medio plazo, si no se soluciona bien esto vamos al abismo…? ¿Qué la separación de la Península Ibérica a medio plazo, quince o veinte años en tres o cuatro o cinco Estados, dentro o fuera de Europa, es un suicidio colectivo con consecuencias inenarrables e impredecibles en todos los aspectos de la realidad…?

4. ¿Pero qué hacer ahora, cuál es el mal menor ahora, cuál es la situación…? ¿Qué debería de ser…?

Se ha dicho que en este país, los líderes moderados de un lado y de otro, no se han soportado, ni los unos a los otros, ni los otros a los unos… Por lo tanto, este es uno de los problemas de fondo… Se ha dicho, que las ambiciones de algunos líderes, es ilimitada, tienen que ser lo máximo en la jefatura de gobierno, y solo cabe esa posibilidad… se ha dicho que las ideologías y partidos políticos y parte del pueblo, lleva décadas enfrentados de alguna manera, tomando al otro, como si fuese lo peor de lo peor, y ahora ese tren nadie lo puede detener…

En este mismo medio desde hace meses he indicado, lo que ahora han intentado algunos, que era necesario un nuevo pacto nacional, un acuerdo entre grandes partidos, etc. Pero esta solución de momento parece inviable… por lo cual quedarían diríamos las distintas soluciones:

– El partido y líder moderado más votado fuese presidente de gobierno, haciendo un pacto de consenso con los partidos y líderes moderados, sean de un color o sean de otro…

Esta habría sido la solución más fácil, entre los dos partidos moderados de derecha y centro derecha, les habría faltado unos quince escaños para tener la mayoría absoluta. El partido y líder moderado de centro izquierda, solo se tendría que haber abstenido. Haber llegado a acuerdos explícitos e implícitos. La derecha moderada y centro derecha habría gobernado tres o cuatro años, habría sido el chivo expiatorio de continuar con las medidas que Bruselas exige…

Y posiblemente las siguientes elecciones habría cogido el testigo el centro izquierda moderado. Para eso, esa misma formación, su partido debería haber prometido a su líder actual, asegurarle que seguiría cuatro años en la oposición, y que no se le iba a defenestrar. Pero esto no se ha hecho por otros intereses…

Esta habría sido la solución más fácil y caben multitud de combinaciones posibles, en todas las formas y maneras…

– La segunda posición es una variedad de la primera, pero en este caso, el líder máximo de la jefatura de Gobierno sería la segunda fuerza más votada, que en este caso es la izquierda moderada… pero aquí nos enfrentamos al mismo problema anterior, si no han querido la opción anterior que era abstenerse estos con respecto a la primera solución, pues entonces viene la respuesta en espejo…

Esta opción tiene un grave problema, es que el gobierno que tome el poder, sea con pactos o de la forma que sea, tiene que obedecer a Bruselas, y por consecuencia se va a quemar. Además porque a la población no se le ha explicado bien o de forma correcta la situación…

Lo cual dentro de tres o cuatro años, posiblemente, y a día de hoy, la solución electoral es que posiblemente la mayoría la obtendría una formación de izquierdas no moderada…

– La tercera solución es que la izquierda moderada pacte en mayor o menor grado, con la izquierda no moderada… aquí hay dos variantes, la izquierda no moderada, obtendría parte del Gobierno, Ministerios, etc. Lo cual sería prácticamente tomar el poder, o una segunda variedad, es que «pidan y exijan mucho», pero que al final, solo se queden con los altos cargos políticos pero de nivel medio, direcciones generales y subdirectores generales, para controlar el aparato del Estado a nivel medio alto. Lo cual permitiría tener acceso a gran parte del poder y sobretodo a todos los papeles, etc. Todo lo malo lo haría la izquierda moderada que ostenta el poder, pero ellos habrían adquirido experiencia de poder, habrían tomado parte del aparato del Estado, habrían llegado a conocer secretos de Estado, habrían cogido experiencia, habrían colocado a muchos cientos de personas que esperan con enorme sed beber de la fuente, etc. Y por consecuencia casi en cualquier solución, a día de hoy, dentro de tres o cuatro años la izquierda no moderada sería la fuerza más votada en las urnas…

Esta solución, en cualquiera de sus variedades, parece ser, pone los pelos como escarpias a la clase económica que gestiona el país, parece ser que también a Bruselas, a Estados Unidos, a Alemania e incluso a Marruecos, y a casi todo el mundo… Es una especie de impredecible, no se sabe si parte del gran capital se marcharía y se paralizaría, dicen que gran parte de la inversión en el país, se dice que en tres meses se ha marchado ya doce mil millones de euros, más lo que no se haya invertido… En fin, yo desconozco lo que sucedería. Pero es obvio y evidente que una parte de la población, a día de hoy, no volverá a votar a los dos partidos tradicionales moderados estatales… guste o disguste a quién quiera…

– La cuarta solución es que la tercera fuerza moderada a nivel nacional, su líder fuese el presidente de gobierno. Las otras dos primeras otorguen sus votos y sus escaños para que pudiese ser. De una forma directa o indirecta, activa o pasiva, por comisión u omisión.

Podría se una opción posible que debería ser estudiada y analizada, y si se pactase podría ser posible, aunque se perciba que su líder máximo no tiene experiencia suficiente política, que en muchos sentidos es una incógnita, que no tiene un partido establecido, etc. Aunque estas razones también pueden aplicarse a cuatro de los cinco máximos líderes de las cuatro de las cinco grandes formaciones políticas nacionales y también a algunas de las regionales. Pero como posibilidad para desencasillar la situación puede ser posible… Ahora el líder de esa formación moderada debe saber a los enormes retos a lo que debe enfrentarse. Y si personalmente sabrá hacerlo, más teniendo en cuenta que vive en una de las regiones periféricas que quiere independizarse. Si podría soportar todas las presiones que sobre si mismo y su familia le pueden venir y devenir…

– La quinta solución es lo que se puede denominar el «elefante blanco». Ninguno de los dos lideres mayoritarios del país actual sería el presidente de gobierno, sino que vendría alguien de fuera, es decir, alguien con un suficiente prestigio político, de gestión política, de experiencia, y que ambas formaciones políticas estuviesen de acuerdo, por lo cual, se harían pactos, dicen que se podrían estar haciendo de forma indirecta ya… y ese líder político intentaría dirigir la nave, con ayuda de las tres grandes formaciones políticas moderadas del actual Congreso, y pondría en marcha la reforma de la Constitución, intentaría salir del problema económico tan grave que tenemos, sería admitido por todos los estratos sociales y políticos y económicos, y podría llegar a un acuerdo con el grave problema de la secesión… Los dos líderes actuales podrían continuar gestionando sus partidos, pero el presidente de gobierno, sería el elefante blanco… hay quién dice que esta posibilidad se la han ofrecido al señor Felipe González, y parece ser que ha declinado… Hay quién dice que esta posibilidad se la están ofreciendo a otras personalidades…

Dentro de esta posibilidad se habla de «un negociador profesional» que está ya intentando negociar entre partidos políticos, contando con ellos, pero de alguna forma «fuera de ellos», teniendo la predominancia ese «negociador político profesional», que a su vez, él o ella no sería el «futuro presidente de Gobierno», sino que es un negociador que intentaría «buscar un candidato», posiblemente fuera de los cuatro líderes actuales máximos nacionales y también fuera de los máximos lideres secesionistas…

5. Para concluir es obvio que modestamente, alguien desde mi rincón, no puede conocer todas las llamadas telefónicas y todas las quinielas y todas las posibilidades y opciones que están abiertas… Pero a mi corto entender, y saltándome la regla que me autoimpongo, de nunca citar nombres, ni siglas, creo que ahora es necesario, creo que es necesario saltárselas, ahora, a día de hoy, el elefante blanco, podría ser perfectamente el señor Bono. Creo que por el bien general y por el bien común, quizás para la inmensa mayoría, sería el mal menor, sería el bien mayor… Pero, pero yo solo soy un simple articulista… Paz y bien, paz y pan y pax sociopolítica…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído