Juan Pablo Colmenarejo

Susana Díaz: El aroma del aparato

Susana Díaz: El aroma del aparato
Juan Pablo Colmenarejo (COPE). PD

La decisión de Susana Díaz está tomada desde la defenestración de Sánchez, «el día que nos íbamos por el sumidero», en palabras de un asistente a aquel Comité Federal para el olvido.

La presidenta de la Junta de Andalucía gana elecciones. Esa es la razón para que sea una buena candidata a liderar todo el partido. No hay más. Ni tampoco menos. El de ayer, aunque impulsado por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, fue un acto con aroma de aparato andaluz.

La duda es si cada vez que ella cruce Despeñaperros le van a seguir los autobuses gratuitos llenos de seguidores. Alguien pagó el alquiler del pabellón e incluso del satélite para transmitir el mitin de Díaz en Madrid. Los 8.000 euros, como mínimo, que costó el acto salen, según los que lo montaron, de los bolsillos de los asistentes.

Se ha sabido esta semana, las secretarías de organización del PSOE en algunas comunidades, los conocidos aparatos, han puesto en marcha la maquinaria para montar un campaña en toda regla.

A Díaz y compañía les importa más el Congreso de junio que las primarias de mayo. Dicen los de su equipo que por muy ajustado que sea el resultado, por supuesto con victoria de la lideresa, lo

importante será el control de los compromisarios. Y ahí, Andalucía, junto con Extremadura y Castilla-La Mancha, dejará a Sánchez tan fuera como ahora. El ex secretario general, de viaje progresista por Sudáfrica, es el enemigo, y López, el adversario con el que pactar al final su inclusión en el bando victorioso.

Aunque España no es Francia, y el Partido Socialista se mantiene en pie en la mitad sur de España, no hay que olvidar que hay un sector de la militancia socialista más próximo a Podemos que a la gestora que se abstiene con Rajoy. Por eso existe un margen de incógnita que provoca un sudor muy frío.

El acto de ayer fue criticado desde dentro del PSOE por representar a la vieja política del aparato. Lo de mover militantes para que sigan al líder montados en autobuses ha funcionado, sobre todo, en el monocultivo socialista andaluz. Hay que agradecer a Díaz y a Fernández que optaran por la moderación, dejar pasar al PP, en vez de dejar a Sánchez caer en brazos de los «pimpinela» de Podemos.

La legislatura está en manos del PSOE. La noche del pasado viernes, en Cope, el ministro de Hacienda confirmó la presentación de los presupuestos de 2017 en los primeros días de abril para comenzar la tramitación parlamentaria. Si el PSOE les cierra el paso en mitad de su batalla interna, habrá elecciones generales a la vuelta del verano.

El Gobierno del PP va a llegar hasta donde le deje quien gane la carrera en la que ya ha empezado a sacar los codos Susana Díaz.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído