Análisis

Salvador Monzó Romero: «De Pato a Oca»

Salvador Monzó Romero: "De Pato a Oca"
José Luis Ábalos cabreado consigo mismo. Antena3

I

Ni me va a mí ni me viene
Que ande sobrado de peso
El Ábalos; pero eso
No es de recibo si tiene
Mucho cuerpo y poco seso…
¡Y es Ministro de Fomento!;
Si con sus carnes el viento
No puede, nada pasa;
Si es su magín tabla rasa…
¡Coño!… ¿Ministro un jumento?;

Y a fe que da pruebas de ello,
Pues lo del Fomento ¡ea!,
Por bailar con la más fea,
Ni se alisa el cabello
Y ni siquiera se asea;
Corríjaseme si marro:
En vez de tirar del carro
De su cargo, da que ronca
Siempre que habla… ¿Es la bronca
Lo que le va a un guarro?;

De establo o de pocilga,
En cualquier caso al final,
Si alcanzan el tal y el cual
El premio que le endilga
Su destino,… ¡menos mal!;
De momento, sin inquina,
Pregono desde mi esquina,
Y en esto soy adivino:
En un caso… ¡buen tocino!,
Y en otro… ¡mejor cecina!;

Si alguien se ha abierto paso
En Política, no escaso
De grasa, pero al raso
De mente, sin que el payaso
Haya hecho,… ¡no es este el caso!.

II

Tenemos para un gran rato
Si de corrupción se trata,
Pues sea en oro o en plata,
No se escapa aquí ni el gato,
Y menos aún la gata;
Quien no ha tenido miedo
En su medio echarse un pedo,
En Sanidad nada menos,
Ha sido, ¡Dios de los cienos!,
¡Jo!,… la Ministra Carcedo;

Joder ya con el Gobierno
De la regeneración:
Sea doña, sea don,
De su abundancia en el cuerno,
No hay quien no sea un pendón;
Pasan por ser buena gente
Y por ser gente decente,
Teniendo como modelo
Al mismo quien, ¡santo cielo!,
Aun callando, siempre miente;

Aunque les pillen, ¡Jesús!,
Con las manos en la masa,
Cual la Carcedo, con casa
En Madrid, cobrando un plus
Por vivir fuera, no pasa
Nada… Aquí no dimite
Nadie, pues en el convite
Del Gobierno para estar,
Solo hace falta jugar,
Bien o mal, al escondite;

Con calzón o delantal,
Sea cual sea el percal,
Hay que darle al pedal
Hasta llegar al final…
Si te cogen… ¡es igual!.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído