LOS PREOCUPANTES VOLANTAZOS DE CIUDADANOS

Los errores estratégicos de Albert Rivera le obligan ahora a pedirle sillones a Sánchez

¿Este Ciudadanos es el mismo que criticaba a Pablo Iglesias por pedir sillones?

Girauta sabe que no tiene sentido perder el tiempo sentarse con un partido financiado por el chavismo

Albert Rivera cometió un error estratégico durante el debate de investidura de Pedro Sánchez que fue dar por terminada la vida política de Mariano Rajoy. «Creo que no es creíble para liderar esta nueva etapa política. Usted desprecia que España tenga que ser reformada», le dijo señalándole con el dedo.

Así dinamitó los puentes con un pacto con el PP y quedó colgado de la brocha de Sánchez y el andamio de Podemos. Su problema es que ahora, con los arrumacos entre PSOE y Podemos, Ciudadanos se ha quedado descolgado. Y cuando Rivera se queda fuera de juego comienza a dar esos bandazos que detalla Mariano Alonso en LD.

De no negociar sillones a pedir ministerios. «Un Gobierno monocolor del PSOE sería demasiado débil», ha confirmado Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos en el Congreso.

«La idea es que ese Gobierno para el que pedimos el apoyo de Podemos tiene que estar constituido por miembros del PSOE y Ciudadanos». ¿Cómo? ¿Este es el mismo Ciudadanos que criticaba a Pablo Iglesias por pedir sillones?

«Unos preferimos hablar y negociar reformas democráticas, sociales y económicas y otros lo primero que piden son sillones de gobierno», tuiteó Rivera, todo estupendo. Pues venga, otro bandazo. Porque están nerviosos, no se fían del PSOE y temen quedarse fuera de foco.

No es la primera vez. En noviembre de 2015 el líder de la formación naranja aseguró que no apoyaría la investidura de Pedro Sánchez ni de Mariano Rajoy. Horas antes del 20-D y viendo como se hundía las encuestas en el sprint final de campaña anunció que se abstendría si no ganaba las elecciones.

«Nuestro proyecto no sólo se llama Ciudadanos, se llama España», dijo ‘cara de pony’ como le llaman con maldad en Génova. «El partido de Albert Rivera siempre ha caminado por el alambre de la ambigüedad», sostiene Raúl Piña en El Mundo. -Albert Rivera sólo aceptará que Podemos vote ‘sí’ al acuerdo de PSOE y Ciudadanos

Y Victoria Prego afirma que «lo que es un hecho es que C’s ha roto cualquier posibilidad de acuerdo a tres bandas, que es lo que dice el PSOE que sigue buscando. La reunión del 7 de abril 2016 está ya de sobra». Si fuera así, ¿para qué se reúnen?

Ciudadanos ya no es un partido previsible. Ha dado demasiados volantazos, tirando por la borda toda la verborragia sobre regeneración política de la que hacen tanta gala. Al carecer de auténticos estrategas –Fernando de Páramo y José Manuel Villegas han certificado su inutilidad en la desastrosa campaña electoral del 20-D– van actuando según los humores del líder y las contorsiones de Juan Carlos Girauta.

Están jugando con fuego. Porque Girauta sabe que no tiene sentido perder el tiempo sentarse con un partido financiado por el chavismo. «¿Qué hacía el señor Monedero, Pablo Iglesias, la señora Bescansa o el señor Errejón asesorando a funcionarios de prisiones venezolanos?», preguntó Girauta.

El 1 de marzo de 2016 Rivera dijo que «si Sánchez pacta con Podemos, Ciudadanos pasará a la oposición». A día de hoy sigue en su sitio: sólo aceptará que Podemos vote ‘sí’ al acuerdo de PSOE y Ciudadanos. ¿Dará otro bandazo? Huelen a traición.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído