TREMENDA PURGA DE HASTA DOCE CARGOS

El grito de auxilio de los errejonistas en Madrid: «Nos están masacrando»

Espinar sólo concedió una secretaría a una persona de la lista errejonista

Todo comenzó con la decapitación como portavoz en la Asamblea de Madrid, de José Manuel López,

El frío siberiano de Madrid amenaza con convertir a la ‘fábrica de amor’, mote con el que en su día Luis Alegre bautizó a Podemos, en un Gulag. Las purgas de Ramón Espinar la han sufrido hasta ahora 12 cargos afines al pequeño Trotsky, Íñigo Errejon. «Nos están masacrando», dice un dirigente víctima de la guadaña ‘pablista’. No va a quedar ni el apuntador. —Estalla la ‘guerra civil’ y empiezan las purgas en Podemos

Como recuerda El Mundo, Espinar sólo concedió una secretaría a una persona de la lista errejonista. Las otras 10 fueron a parar a miembros de su lista, de su confianza. Suenan a broma las llamadas a la ‘integración’ que hizo Espinar una vez que derrotó a Rita Maestre.

Todo comenzó con la decapitación como portavoz en la Asamblea de Madrid, de José Manuel López, antes hombre fuerte del aparato, sustituido por Lorena Ruiz-Huerta, una exigencia de los anticapitalistas para sumar sus fuerzas a Espinar.

También se decidió la purga de Sarah Bienzobas, miembro del Consejo Ciudadano Estatal y en su día persona de confianza de Pablo Iglesias en La Tuerka, y Eva Muñoz, como representantes de Podemos en la Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, el partido que gobierna la capital. —Carmena enchufa como asesora a la productora de Iglesias en Hispan TV

En Alcorcón caía David Fernández, afín al errejonismo, que denunció cómo la dirección de Espinar había «ninguneado» al círculo de la localidad, hasta dejarle sin financiación. —El ‘zasca’ de Pardo a Iglesias: «Aquí las purgas las hacemos con una sonrisa»

La lista sigue con «Nuria Mayoral, encargada de coordinación de la secretaría general, o Borja Pérez, técnico de Sociedad civil, o Agustín Baeza y Elena Méndez, del grupo parlamentario de la formación. Paralelamente, en la capital se ha prescindido de Óscar Anchorena, Enrique Eiros y David Penado, de la secretaría política, y Blanca García y Mariana Arce, responsables del Área de Igualdad», informa Roberto Bécares en El Mundo. —Las implacables purgas ‘pablistas’ en Podemos dejan muy tocado a Íñigo Errejón

ERREJÓN DISEÑA SU ESTRATEGIA PARA VISTALEGRE

Errejón da por perdido Madrid y centra toda su ofensiva en Vistalegre II, la Asamblea Ciudadana de Podemos que se celebrará en Madrid entre los días 10 y 12 de febrero. Propone quitar las competencias a Iglesias y trasladarlas en mayor medida al Consejo Ciudadano, el órgano de dirección política, y que según su diseño estaría compuesto por más un centenar de miembros.

«Una de las competencias más importantes que perdería Iglesias es la capacidad de convocar consultas entre las bases», informa Álvaro Carvajal en El Mundo». Esto, que pudiera parecer algo menor, ha servido a Iglesias para saltarse los órganos del partido para imponer decisiones.

Errejón introduce una limitación expresa a los años que Iglesias podría continuar como líder de Podemos. El documento dice literalmente que el mandato del secretario general «durará un máximo de tres años con un máximo de dos mandatos». Este punto se aplicaría a partir de este momento y no tendría en cuenta el primer mandato que lleva Iglesias desde noviembre de 2014.

Además, Iglesias ya no podría nombrar a los dirigentes a dedo, sino que tendría que buscar el consenso entre corrientes. Sólo si obtiene «dos tercios» del Consejo Ciudadano podría nombrar dichos cargos. Si no, perdería esa competencia y la Ejecutiva la tendría que determinar el Consejo. Entre las personas que no pueden formar parte de la Ejecutiva están los secretarios generales autonómicos. Es decir, se pone en un brete a Pablo Echenique, que lidera ahora Aragón.

Por otra parte, Errejón quiere que los estatutos pongan dificultades a «cualquier fusión orgánica» con IU para preservar en el futuro la «autonomía» e «independencia» del partido. Así, plantea un blindaje por el cual una decisión de ese calado no se pueda tomar sin un consenso generalizado de los militantes. Las bases no sólo tendrían que votarlo, sino que para refrendarlo tendría que producirse una mayoría cualificada de «dos tercios» del total de militantes. No basta una mayoría simple en una consulta, sino que se necesita el respaldo de el conjunto de afiliados.

Asimismo, Errejón entra en dos aspectos que le atañen personalmente. Propone blindar la supervivencia de la Secretaría Política como tal , y que los pablistas amagan con eliminar. Y, por otra parte, propone que sea el Consejo el que decida votando quien es el portavoz en el Congreso y Senado.

GIRA POR ESPAÑA

Íñigo Errejón y sus afines, agrupados en la corriente «Recuperar la ilusión», están haciendo una intensa campaña para presentar por toda España sus propuestas para Vistalegre II. Una campaña que ha llegado a miles de inscritos en el partido morado, en la que se han implicado todas las caras visibles del errejonismo y que preocupa entre los pablistas.

El propio Errejón y sus más estrechos colaboradores, como Rita Maestre, Pablo Bustinduy, Clara Serra, Jorge Moruno o Tania Sánchez, tomaron parte el pasado fin de semana en 35 asambleas territoriales celebradas en diferentes puntos de España. El propio secretario político de la formación viajó a Málaga, Motril (Granada) y Murcia en dos días.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído