El senador de Podemos está quemado tras su imagen de las dos Coca-Colas

El infumable comportamiento de Espinar con un fotógrafo de El País hace que las redes echen humo

Uly Martín usó la fotografía para denunciar los malos modos que se gasta el hijo del papá de la tarjeta 'black' de Caja Madrid

Ramón Espinar va a acabar cogiéndole alergia a los fotógrafos. Y no precisamente una alergia primaveral –¿Qué diría ‘Espinar Zero’, encantado con la querella del «mafioso» Díaz Ferrán, si en el Tramabús del odio saliese su padre?-.

El senador podemita, escarmentado tras lo de las dos Coca-Colas, y pillado con una jugosa mariscada –El caradura de Ramón Espinar se zampa una ‘baratísima’ mariscada gallega y Twitter lo corre a gorrazos– que el mismo subió a Twitter, ahora se cuida mucho de las imágenes que le puedan hacer.

Por eso, el cabreo de mona que se agarró el 25 de abril de 2017 fue de los que hacen afición cuando observó a un gráfico de El País, Uly Martín, haciéndole unas fotos en los pasillos del Senado.

Espinar, que llevaba un paquete de tabaco en la mano, se puso como el bicho del pantano, seguramente temiendo que el diario de PRISA la utilizase, aunque en realidad la imagen no era nada comprometedora.

Martín, viendo que el senador se había tomado la foto a mal, optó por publicarla en Twitter y con el siguiente mensaje:

Y claro, cómo era de esperar, comenzaron las coñas en la red:

 

 

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído