Dicen que México exige al Rey de España que pida perdón

Pero eso no es así. Cuando el presidente de una nación, pongamos que México, dice cosas sensatas y razonables puede entenderse que habla en representación de su país.
Pero si lo que dice son gilipolleces no puede hablar en representación de nadie, como mucho puede hacerlo en representación de los gilipollas.
Unos españoles llegaron a México hace 500 años, que es un tiempo más que suficiente para que todo el rencor que hubiera podido surgir entonces se haya borrado, entre otras cosas porque todos los que pudieron sentirlo han de estar necesariamente muertos.
Los españoles de hoy tienen poco que ver con aquellos que fueron a América, cuyos descendientes, por lo general, se quedaron allí. Aquellos españoles eran capaces de llevar a cabo unas hazañas que seguramente serían imposibles para los de hoy. Pero ya se ve que a los descendientes de los de allá, o a muchos de ellos, también les ha afectado el mismo virus tonto que a bastantes de los de aquí. El nacionalismo y el populismo son ideologías que solo sirven para propagar rencores y desvirtuar el sentido de la historia.
No se trata de hacer una competición para ver que nación es mejor o cual es más injustamente tratada, sino que se trata de la historia de la humanidad, desde aquel momento en que el mono bajó del árbol, aunque también debió hacerlo algún cerdo. «El hombre: un milímetro por encima del mono, cuando no un centímetro por debajo del cerdo», sentenció Pío Baroja.
La humanidad viene recorriendo su camino, a lo largo del cual ha cometido errores sin cuento, pero conviene recalcar que esos errores no los han cometido los mayas, los incas, los ingleses o los belgas, sino la humanidad en su conjunto. Y ahora, a pesar de los milenios transcurridos, los sigue cometiendo. Los nacionalismos y los populismos son la prueba. Y ningún gilipollas pide perdón por serlo.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído