Laura Borrás, torpe y ruin

Lo primero que tendría que hacer esta señora, si fuera consecuente, es renunciar a todos sus cargos y devolver el dinero que ha cobrado por formar parte de una institución del Reino de España. Hecho esto, tendría legitimidad moral para decirle al Rey lo que quiera.
No ha sido así, ella ha sido recibida por el Rey porque ha jurado o prometido fidelidad a la Constitución. Del valor que da ella a sus promesas o juramentos ya no es necesario hablar.
Se proclamó, además, representante de un prófugo y de unos presuntos forajidos que están siendo juzgados por unos delitos muy graves.
Se conoce de ella su afición a la tendenciosidad, a la mentira y a la tergiversación. Que el Rey, que cuando actúa de modo oficial lo hace en representación de todos los españoles, tenga que atender a personas sin escrúpulos y sin vergüenza, es una anomalía democrática. Debería haber algún mecanismo legal que permitiera que ante cualquier falta de respeto al Rey por parte de algún parlamentario español éste fuera desalojado en el acto del Palacio.
Hay una norma de urbanidad, de cortesía, de educación, de nobleza de espíritu, que no se debe abusar de la ventaja que se tenga sobre nadie. Y eso en cualquier lugar en que se dé el caso. El Rey no puede salirse del guion, tiene que actuar según el protocolo, y aguantarse las ganas de responder adecuadamente a quienes le faltan al respeto. Alguien lo debería hacer por él, de forma legal y establecida previamente p0r acuerdo entre los partidos políticos.
Y ya que ha salido a relucir la nobleza de espíritu, se puede reseñar la falta de ella de los presuntos forajidos que están siendo juzgados, y también de sus defensas. Puede afirmarse sin temor a errar que todos los catalanistas, sin excepción carecen de nobleza. En cambio, Marchena está demostrando tener mucha.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído