Sesión Golfa

Juan Carrasco de las Heras

Intemperie: garganta seca

El otro día pude disfrutar en televisión, se me escapó su estreno en cines el año pasado, de la última película del prestigioso Benito Zambrano (Solas, La voz dormida), una historia árida en el amplio sentido de la palabra, en formato de western de lo más académico, que bien podría imaginarse uno que estuviese producida por Malpaso. Zambrano, siendo muy bueno, no es Clint Eastwood dirigiendo, pero el gran Luis Tosar, que interpreta aquí uno de los personajes coprotagonistas, sí que es mejor actor que Eastwood, así que supongo que por ahí compensamos la cosa…

La trama está ambientada en el sur de España siete años después de la Guerra Civil, en una zona que bien podría ser cercano a Texas si no nos ponen en antecedentes. Un niño (encarnado desprendiendo veracidad por Jaime López) huye del infierno que vive en un cortijo donde el capataz (algo excesivo Luis Callejo), un malo de libro, lo perseguirá hasta la extenuación. Pero aparece la figura de un solitario pastor (aunque suene redundante, redundaremos en lo poético del personaje), interpretado por Luis Tosar (realmente excelso), y el pequeño consigue así una tenue oportunidad de salir airoso en una persecución desigual.


La propuesta de Zambrano, adaptación a su vez de la novela de Jesús Carrasco, y que le valió el año pasado a ganar el goya a  Mejor guion adaptado.

El visionado de esta película se hace muy agradable, especialmente a los amantes del género y a los cinéfilos, que apreciarán sin duda una manufactura poderosa y disfrutarán de los mejores elementos del buen Western, el género que algunos llaman la madre de todos los demás.

Siendo cierto que algunos personajes son demasiado estereotipados y rozan el ridículo por ello, es precisamente la relación y la química entre los dos protagonistas, lo que sostiene todo el castillo de naipes de principio a fin. La trama del antihéroe crepuscular y el niño valiente perseguido por malos malísimos tampoco es precisamente la panacea en lo que se refiere a originalidad, antes ya vinieron El jinete pálido, Sin perdón y tantos otros, pero las gotas de buen cine que llevarse al gáznate en época de secarral, bien valen los más de 100 minutos de metraje. Ligeramente desdibujada al final y algo torpe en algunos planteamientos, esta aventura de relaciones humanas por casualidad logra no obstante quedar en la retina y en la memoria del espectador.

Dedicado con todo el cariño para todos los que aún hablan de cine español con el morro torcido y no se imaginan un thriller policiaco, no conciben una serie futurista o les da la risa de pensar en un western patrio. ¡Tiempo de valientes!

Dirección: Benito Zambrano. País: España. Duración: 103 min. Género: Drama. Thriller. Western. Años 40. Intérpretes: Luis Tosar, Luis Callejo, Jaime López, Vicente Romero, Manolo Caro, Kandido Uranga, Mona Martínez, Miguel Flor De Lima, Yoima Valdés, María Alfonsa Rosso, Adriano Carvalho, Juanan Lumbreras, Carlos Cabra. Guion: Pablo Remón, Daniel Remón, Benito Zambrano (basado en la novela de Jesús Carrasco). Música: Mikel Salas. Fotografía: Pablo Remón, Daniel Remón, Benito Zambrano (Novela: Jesús Carrasco). Productora: Coproducción España-Portugal; Morena Films, Movistar+, Televisión Española (TVE), Áralan Films, Ukbar Filmes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Carrasco

Éste homínido ceutí es crítico de cine desde hace años en el diario El Faro de Ceuta, así como responsable del espacio cinematográfico y de opinión "Fila 7" en la web www.ceuta.com y colaborador en la emisora de radio Onda 0 con su sección semanal "El Cine en la Onda".

Lo más leído