Una familia de Ciudad Real falsificaba tarjetas de crédito para comprar objetos que revendía por Internet

La Policía Nacional ha detenido a tres miembros de una familia, asentada en Ciudad Real, que se dedicaba a falsificar tarjetas de crédito para comprar móviles y material informático de última generación, objetos que revendía posteriormente a través de Internet.

Según informó la Policía, las tarjetas de crédito eran solicitadas con datos bancarios y de identidad falsos, con el fin de que nunca se hiciera efectivo el gasto que hacían los arrestados.

Los detenidos, que tenían dos talleres de falsificación, adquirían material informático de última generación y sofisticados teléfonos móviles, productos que ofertaban a través de la Red a un precio muy inferior al de mercado. La familia transmitía de padres a hijos su actividad delictiva. El volumen del fraude podría superar los 30.000 euros.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de una empresa emisora de tarjetas de crédito afincada en España. Dicha denuncia ponía de manifiesto que una serie de personas habían solicitado tarjetas bancarias con datos de identidad manipulados para después utilizar las mismas en diversas compras y pagos.

Los indicios relacionaron a los solicitantes de tarjetas falsas con una familia de Ciudad Real, en la que el modus operandi -que utilizaba las nuevas tecnologías para la consumación de los hechos- era transmitido de padres a hijos.

Allí fueron requisados efectos procedentes de dicho fraude, como televisiones de plasma, móviles, ordenadores portátiles, etc., destinados a la venta en Internet a precios inferiores en un 40 o 50 por ciento a los establecimientos de mercado.

Por un lado, esta estrategia facilitaba la venta rápida de dichos productos en el mercado ilícito y, por otro, permitía la desaparición de los mismos para así no dejar rastro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído