El presidente catalán advierte de que seguirá con el proceso con "coraje"

Mas se chotea de lo lindo con la querella de la Fiscalía: «Es curioso y altamente decepcionante»

"Somos un país maduro, tiraremos adelante con nuestros propósitos como país, de manera cívica"

Mas se chotea de lo lindo con la querella de la Fiscalía: "Es curioso y altamente decepcionante"
Artur Mas vota en el referéndum ilegal del 9N. CT

"No es lo que queremos, queremos un país diferente de éste"

El presidente catalán, Artur Mas, ha afirmado este jueves 20 de noviembre de 2014 que es «no sólo curioso sino altamente decepcionante» que cuando Cataluña intenta «escuchar» la opinión de los ciudadanos «a través de las urnas» la respuesta sea una querella de la Fiscalía, pero ha asegurado que seguirá con el proceso soberanista con «coraje».

En esta línea, Mas ha advertido:

«Somos un país maduro, tiraremos adelante con nuestros propósitos como país, de manera cívica, tranquila, serena, democrática pero de forma firme, determinada y con coraje».

El presidente de la Generalitat se ha referido a la querella de la Fiscalía durante su alocución en el acto de constitución del Consejo Nacional de la Infancia y la Adolescencia de Cataluña (CNIAC), celebrado en el Palacio de Pedralbes de Barcelona.

«No solo es curioso sino que es altamente decepcionante, da pena que cuando un pueblo como el catalán quiere expresar su opinión y se ponen las urnas, que es un elemento de democracia real»,

la reacción del Estado «acaba siendo tribunales y fiscalías», ha dicho Mas.

QUIERE UN PAÍS DIFERENTE

«No es lo que queremos, queremos un país diferente de éste», ha afirmado Mas, que ha admitido que es «difícil de entender» la reacción del Estado ante el 9N. «Desgraciadamente», ha proseguido, cuando un pueblo aúna «mucha gente» para «hacer posible la libertad de expresión, la libertad de participación y que su voz sea tenida en cuenta y se conozca su opinión» a veces aparecen «este tipo de reacciones».

Mas ha reaccionado así a la decisión de la Fiscalía General del Estado de presentar una querella contra él, la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la organización del proceso participativo del 9N cuando estaba suspendido por el Tribunal Constitucional.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído