LA QUINTA ENMMIENDA

¿Se merece Rajoy la crisis del PP de Tenerife?

Ni Cristina Tavío ni Manuel Domínguez están a la altura política para regenerar el partido

Cristina Tavío se ha convertido en la antilíder del PP en Tenerife por haber dejado vendido políticamente el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con su equipo electoral de las Elecciones Municipales del 2015

El presidente del Partido Popular Mariano Rajoy ha desembarcado en Tenerife en clave electoral #26J con la victoria de la Selección Española de Fútbol, y ha solicitado a los ciudadanos canarios «la concentración del voto moderado en el PP, porque si se divide ese voto se acabarán aprovechando los malos» con coletilla política en el aire hacia los escaños que puedan arañar Unidos Podemos.

En tono estival y coincidiendo el sábado 18 de junio de 2016 en Tenerife a la misma hora, tres actos claves de la campaña electoral #26J protagonizados por los nacionalistas canarios de Coalición Canaria (CC) liderado por Ana Oramas como candidata al Congreso de los Diputados, el PSOE con la visita de Juan Fernando López Aguilar al abrigo reivindicativo de los santacruceros contra un tranvía nefasto para la economía según los ciudadanos pero impulsado por el actual presidente del Cabildo, y la sublime visita del actual presidente en funciones Mariano Rajoy que, sonreía feliz de un paseo por la playa de Las Teresitas antes de entrar a solicitar la reelección a los votantes para la Presidencia del Gobierno,  se han batido en duelo titánico en el ecuador canario de una campaña que aún promete muchos titulares, los candidatos que concordaron la sincronicidad mediática pero no ideológica.

No menos desdeñable, la empatía social del candidato al Congreso Alberto Rodríguez por Unidos Podemos en el norte de Tenerife, y la candidata Melisa Rodríguez por Ciudadanos que se concentra para su encuentro con Begoña Villacis el próximo 20 de junio en la isla, mientras su líder Albert Rivera solicita a Rajoy «no ser irresponsable bloqueando España».

Casualidades no existen en la comunicación, cuanto menos en la política.

Rajoy con buen talante ha motivado a sus electores y ha finalizado su acto, casi como los jugadores de La Roja por goleada, aclamado en selfies hasta de los niños que acudieron a la cita. Se sabe Presidente, y así lo transmite. Con un semblante mucho más relajado que en diciembre cuando visitó Tenerife con motivo del 20-D, Rajoy ha apelado «a una sociedad con alma y con corazón»  junto con la reivindicación de «la defensa de la vida y los derechos humanos de las personas».

Evidentemente, ha recordado cifras positivas del crecimiento de la economía española, para auto-avalar la continuidad de su gestión al frente del Ejecutivo. Hasta aquí, la impecabilidad del Presidente y de miembros de su equipo como el diputado nacional y candidato por Salamanca, José Antonio Bermúdez de Castro, quien en declaraciones recientes en mi programa radiofónico afirmaba que «la corrupción no tiene colores políticos sino ha de ser tratada por la Justicia eficazmente» y respaldaba la gestión política de Rajoy con optimismo además de remarcar que «lo mejor está aún por llegar»
 
Pero en el Partido Popular de Tenerife, no es oro todo lo que reluce. Hay una crisis profunda no, profundísima. Los populares de Tenerife recibían a Rajoy bajo la atenta mirada de su presidente regional en Canarias, Asier Antona. Un aspecto político es la regeneración de Las Palmas de Gran Canaria tras la retirada de su líder José Manuel Soria y la reestructuración del PP Regional con el criterio de Asier Antona hasta el próximo Congreso Popular, y otra cosa, es la debacle política que sufre el PP de Tenerife desde hace años. Ni Cristina Tavío desde el Parlamento de Canarias está a la altura política de dicha regeneración, ni mucho menos el actual presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez.

Cristina Tavío se ha convertido en la antilíder del PP en Tenerife por haber dejado vendido políticamente el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con su equipo electoral de las Elecciones Municipales del 2015, con concejales incompetentes excepto en Urbanismo y Cultura. De todos es sabido que el concejal de Asuntos Sociales, Óscar García (PP), no sabe sostener un área tan importante, y su dimisión es solicitada tanto por la oposición política y diferentes plataformas y asociaciones casi todos los meses.

Este concejal ha sido denunciado por diversos ciudadanos ante la sede de Asuntos Sociales (IMAS) y ante el Diputado del Común y la Subdelegación del Gobierno de Tenerife. Y aquí hay un dato grave, pues ante la denuncia de una mujer en exclusión social, Josefina Mendoza, por vulnerar presuntamente su derecho al Honor, Imagen, Intimidad y Protección de Datos, el concejal Óscar García, ha dejado sobre su mesa este expediente administrativo sin cursar su propia renuncia por ser parte implicada en dicho procedimiento, sin dar parte al Grupo de Gobierno municipal como corresponde, sin permitir que el propio Alcalde José Manuel Bermúdez resuelva, y obviando dicho sea de paso aspectos de la Ley 30/1992 del Procedimiento Administrativo. Seguramente, si Mariano Rajoy se entera de este caos, actuará en consecuencia.

El presidente Rajoy  ha de conocer que los niños y niñas canarios sufren hambre, absentismo escolar, fracaso escolar y fuga de cerebros al extranjero, además del gran paro juvenil en Canarias.

Con idéntica incapacitación política a Cristina Tavío, el alcalde de Los Realejos y presidente actual del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, dirige un municipio que ostenta uno de los índices más altos de paro en el Archipiélago, y como proviene de empresas constructoras, reparar asfaltados en su municipio se la da bien, mientras los asuntos sociales son su punto débil en atención, además del fracaso político como oposición en el Cabildo de Tenerife, junto con el fiasco de no poder construir ningún proyecto urbanístico ni turístico en torno a los Áridos de Güimar denegado por todas las fuerzas políticas en un pleno del Cabildo. Ni la candidata al Congreso Ana Zurita tiene claro que hacer con la ampliación del Tranvía de Tenerife por el Cabildo, coqueteando políticamente con Podemos y su proyecto de guaguas eléctricas, sin currarse su propia alternativa política por el PP. ¿Entonces que hará como diputada nacional?

En el acto de Rajoy acuden nombres con solvencia política y a la espera de la propuesta de cambio interno del partido por líderes  con experiencia…Porque los afiliados al PP, ciudadanos votantes del PP y líderes solventes en la sombra o «gallos tapados» están esperando su oportunidad en el PP, para dar un revés político en Tenerife, que devuelva la sensatez a la gestión de sus miembros, idéntica sensatez que solicitaba Rajoy para los votantes el #26J.

Rajoy no se merece esta crisis interna del PP de Tenerife. Rajoy no está para cuentos infantiles de anti-líderes canarios. Rajoy tiene a los buenos y a los malos dentro del PP en Canarias, y es él como Presidente el que tiene la responsabilidad política de esclarecer lo que sucede en el Archipiélago. Los clanes políticos de Cristina Tavío y de Manuel Domínguez pertenecen a las fórmulas caducas de los que se saben perdedores, mientras el Presidente Rajoy, además de un buen corredor de fondo, ha ganado ya su carrera política con independencia de los resultados del #26J. 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído