Los entresijos de tu móvil están plagados de sensores

¿Sabías que puedes evitar dar positivo en un control de alcoholemia gracias a tu móvil?

Un estudio de las universidades de Stanford y Pittsburgh descubre con un 92,5% de precisión, utilizando los sensores de los móviles, cuándo una persona supera la cantidad permitida para conducir  

¿Sabías que puedes evitar dar positivo en un control de alcoholemia gracias a tu móvil?

En un estudio realizado por los investigadores de las universidades de Stanford y Pittsburgh, en Estados Unidos, determinaron que los acelerómetros presentes en los smartphones pueden ser utilizados para detectar cuando una persona ha tomado de más.

Según los investigadores los sensores podrían ser parte de un sistema que le advierta a los usuarios cuando sus condiciones físicas tienen un deterioro significativo y, por ejemplo, no deberían conducir.

Este tipo de advertencia podría ser crucial para evitar accidentes, dado que algunos trabajos científicos apuntan a que el 50% de las personas no se dan cuenta cuando están en estado de ebriedad.

¿Cómo funciona el acelerómetro?

El acelerómetro de un móvil es parecido a un chip, de un tamaño muy reducido porque funciona con nanotecnología.

La base de su funcionamiento es un condensador, un dispositivo que generalmente está integrado por dos placas metálicas fijas, una en frente de la otra; y por un material dieléctrico, que puede ser, entre otras cosas, poliéster o papel.

En el caso de los acelerómetros, una de esas placas es móvil, de tal forma que cuando se aplique una fuerza o una aceleración sobre el móvil, la capacidad del condensador cambiará.

Se hará mayor o menor en función del movimiento, ya que la placa móvil se desplazará y dejará un pequeño espacio.

Al interior del condensador llega energía a través de esas placas, procedente en última instancia de la batería del móvil.

La investigación

El estudio elaborado por las universidades de Stanford y Pittsburgh los investigadores recurrieron a 22 voluntarios a quienes proporcionó una dosis de vodka suficiente para producir una cantidad de alcohol aspirado en aire del 0,2% de concentración en sangre.

Cabe destacar que, en Estados Unidos el sistema tiene un límite permitido para conducir de 0,08 por ciento.

Seguidamente, solicitaron a esas personas que caminaran diez pasos en línea recta, que luego dieran media vuelta y recorrieran otros diez pasos. Hecho esto, constataron los datos obtenidos por el acelerómetro de sus dispositivos móviles durante las siguientes siete horas para corroborar su hipótesis.

De esta manera, lograron determinar con un 92,5% de precisión cuándo una persona tenía una tasa de alcohol en sangre superior al 0,08%, y por tanto superaba la cantidad permitida para conducir.

Los dos datos más determinantes para discernir si una personas ha consumido alcohol a través del móvil y el acelerómetro son la amplitud de la señal y la varianza del eje x, es decir, el balanceo al caminar, según reseña la investigación, publicada recientemente en la Revista de Estudios sobre Alcohol y Drogas.

En el 92,5% de las oportunidades, los investigadores pudieron utilizar los cambios en la marcha de una persona, medidos por el acelerómetro en el smartphone, para predecir con precisión cuándo la concentración de alcohol excedía el 0,08 por ciento.

“El alcohol, especialmente en niveles superiores al 0,08%, produce cambios psicomotores, que se manifiestan principalmente a través de la alteración del habla y la función motora fina y gruesa. Una medida del desempeño psicomotor que es particularmente sensible al alcohol es la marcha, que requiere la coordinación de múltiples sistemas sensoriales y motores”, se explica en la investigación.

No obstante, todavía debe verificarse la capacidad para realizar esta misma tarea desde otras ubicaciones. Por ejemplo, si el smartphone está en un bolsillo del pantalón o de un saco.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

E-READERS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído