Cajón de Sastre

Rufino Soriano Tena

RIPIOS EN TORNO A LA INHUMACIÓN DE DON FRANCISCO.

Como en otras ocasiones, a mi señoría le llegan a veces e-mail, vídeos, etc., curiosos y uno siente la tentación de someterlos al juicio de vuesarcedes, a ver qué opinan al respecto. Suelen ser mensajes de los que con frecuencia se desconocen sus autores y otras circunstancias, pero que al referirse a cosas concretas sobre las cuales mi señoría tiene, en efecto,  un criterio determinado, le surge la duda de si éste -el criterio, claro- será de igual aceptación o repulsa por una suficiente mayoría de sus lectores o no. O sea, que a veces temo que, dadas mis circunstancias y mi presunta dolencia de “acarajotamiento senil” no sepa apreciar debidamente los hechos. Y  por eso recurro  a vuesarcedes. Por eso, manifiéstense vuesarcedes, caramba. Dicho lo cual, lean lo que en esta ocasión se dice en un vídeo que ahora me ha llegado y que textualmente creo que dice:

Chiquitito y con fajín / y con la gorra de plato,/ ora en la plaza de Oriente,/ ora encerrado el Pardo, / vocecilla de chiquillo / y más serio que un embargo /parecía no tener / ni media torta el muchacho /pero se tiró en España / cerca de cuarenta años / con los cojones encima / de  la mesa del despacho /.   Aquí mandan mis cojones / y a ver si sale algún guapo / que me hable de libertad. /Estoy hablando de Franco. /Murió en su casa y murió / de viejo; no en atentado./ Tendría que darnos vergüenza / pero esto es lo que ha pasado,/ porque nadie se atrevía / con el cascabel del gato./  El Valle de los Caídos / fue la tumba  de don Paco, / la que entre otros obreros / prisioneros levantaron / y con una losa encima / lleva allí bastante rato./ Digamos que por las veras / de casi cuarenta años.

Y ahora viene Odón Elorza / y otros sociatas del brazo /  a pedir que de allí quiten / y se lleven a otro lado / los restos del General / dictador golpista malo./  Ese es el clamor de España / en este momento raro: / mudar al muertos de sitio, /  en vez de salvar parados / y animar la economía / de obreros y empresarios./ Más bien parece que tienen / miedo cerval  al osario /del chiquito del fajín/ y de la gorra de plato. /  Quieren menear al muerto, / pero al vivo ni nombrarlo. / Estos cojones de hoy,/ ayer, cuando estaba al mando. / El valle de los caídos / -y yo no soy partidario / de mezclar cosas de Dios / con cosas de los humanos-/ que se quede como está / o lo siembren de garbanzos./ Yo lo único que digo / es que estos bravos muchachos / que quieren quitar de allí / huesos del viejo soldado, /  dónde estaban  cuando España / estaba bajo su mando./   Mudar huesos de una tumba / no tiene apenas trabajo; /  lo que había que haber hecho, / si estos  tipos   son tan bravos /es haber quitado a un vivo / de la mesa de despacho./ Esos cojones de ahora, / hace treinta y ocho años./  De bravos de cementerio / estamos bien despachados.

Este texto está tomado al oído. Y mi señoría, pese al par de ´sonotones´ que tiene instalados en sus preciosas orejas no se fía un pelo de que la transcripción sea correcta, pero tampoco cree que haya ningún error de bulto en ella. Les ruego a vuesarcedes que la lean y después, como rogado les he ´ut supra´, la comenten. Al final de este post posiblemente habrá algunos mensajes publicitarios, pero seguidamente aparecerá una invitación a que opinen. En bien de todos acepten esa oferta. ¿O no? ¡Muchas gracias!

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído