Fue visto el domingo 3 de mayo en las costas de Calahonda, en Granada

Avistan un tiburón de cuatro metros nadando cerca de la orilla en una playa española

El confinamiento humano sigue causando impacto en la vida salvaje que, ahora parece ganar terreno. Curiosamente, hace pocos días, esta comunidad fue sorprendida por un grupo de cabras montesas paseando con calma por las playas de Calohonda. Pero, ahora ha sido un gran tiburón el que ha dejado boquiabiertos a los vecinos de esta localidad

Un tiburón de entre tres y cuatro metros ha sorprendido a todos en la playa de la localidad granadina de Calahonda. 

Tras el paso del coronavirus, ya son muchos los casos de animales salvajes que ahora vemos campantes circulando por las zonas más habitadas por los humanos.

El estado de alarma por el coronavirus, ha provocado un descenso significativo en el tráfico marítimo y en la cantidad de personas en las playas.

En esta zona sí que es común encontrarse marrajos, pero no tiburones de esta magnitud como el que ha sido avistado.

Ciertas personas que se encontraban en el embarcadero en ese momento se quedaron atónitos ante la presencia del animal.

A través de las redes sociales, han circulado las imágenes de este suceso.

Cuando el tiburón estaba cerca de la orilla, podía observarse también a un piragüista que estaba surcado esas aguas.

Cinco datos que no sabías sobre los tiburones

1- No tienen huesos: Sus esqueletos están hechos de cartílagos, esto los hace más ligeros y les da flexibilidad, lo que les permite moverse con facilidad y ser veloces. El tiburón que más aprovecha esta facultad es el mako, que puede nadar hasta 74 km por hora.

2- No les gusta la carne humana: Pese a su feroz fama, los humanos no somos parte de su menú. Este es un viejo mito nacido en los años 50 y acentuado por la película Tiburón.

Los tiburones consumen sobretodo otros peces, moluscos y crustáceos, y las especies más grandes también consumen mamíferos marinos. Otro grupo de tiburones son herbívoros y prefieren solo el plancton.

De las casi 400 especies, solo 12 son consideradas peligrosas para los humanos y solo tres son responsables de la mayoría de ataques a humanos: el tiburón blanco, el tigre y el toro.

En cambio, los humanos matamos  al menos 100 millones de tiburones al año y hemos puesto a muchas especies de tiburones en las listas de especies altamente amenazadas.

3- Su reproducción es lenta: Los tiburones demoran en crecer y alcanzar la madurez sexual y, cuando se reproducen, producen pocas crías.

Es por ello, que son tan vulnerables y cualquier alteración puede reducir su población. El tiempo de gestación es tan variado como los tipos de tiburones en los océanos, puede durar entre 3 a 4 meses o alcanzar los dos años.

4- ¿Cómo duermen? Los tiburones saben cómo renovar energía y mantener sus reservas, mientras siguen en movimiento.

Nunca pueden dejar de nadar, ya que carecen de vejiga natatoria, que permite a los peces flotar; y porque abren las boca mientras nadan para absorber oxígeno por las branquias.

Si dejan de nadar, dejan de flotar y respirar. Por ello, para descansar,  alternan periodos de inactividad, en los que solo una parte del cerebro duerme.

5- Poseen siete sentidos: Todos los tiburones tienen un sistema de poros en su cabeza y hocico, llamadas ampollas de Lorenzini, que les permite detectar las señales eléctricas emitidas por otros animales.

Este sentido de electrorrecepción, lo que les deja percibir el latido de otro pez a un metro de distancia Además, la gran mayoría de ellos tienen una línea lateral similar que detecta los movimientos en el agua.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído