Dr. Marcelo Palacios: «Los juristas deben informarse y conocer a fondo las materias técnicas sobre las que van a legislar»

(PD).- El Dr. Marcelo Palacios, Presidente de la Sociedad Internacional de Bioética y miembro del comité científico de Vidaplus Células Madre, recalcó la importancia que tiene que, antes de tomar una decisión, los juristas se informen y conozcan las materias sobre las que van a legislar.

Sobre todo en los temas científicos pues, en ocasiones, se obstaculizan determinadas prácticas médicas porque no son plenamente comprendidas por los legisladores.

El Dr. Palacios participó recientemente en las Jornadas Biomed sobre “Clonación Terapéutica”, organizadas por la Fundación Sanitas y la Fundación Garrigues. En su ponencia el doctor puso como ejemplo del desconocimiento científico que gran parte de la sociedad tiene en relación a la clonación terapéutica es pensar que ésta se realiza con un embrión. El doctor explicó que la célula a partir de la cual se va a realizar la clonación es una célula modificada que en ningún caso sería un embrión, ni daría lugar a un hijo.

El proceso de clonación terapéutica se realiza a partir de un óvulo al que se le extrae su núcleo y se sustituye por el núcleo de otra célula, sin que en ningún momento intervenga un espermatozoide. Por tanto es una célula nueva, denominada nuclóvulo. Además, a diferencia de un cigoto, no se activará por sí misma si no que debería ser estimulada para que comenzara su división celular.

Bancos Privados de células madre de cordón umbilical

Otro de los aspectos que el Dr. Palacios abordó en su exposición es la legislación que regula los bancos privados de células madre de sangre de cordón umbilical (SCU). En su opinión “que no se permitan guardar en España las células madre para uso autólogo es algo ilógico. Primero porque las dos normativas europeas (2004 y 2006) en las que se asienta dicha legislación lo permiten y también porque lo permite nuestra constitución, tanto en el artículo 33 (relativo a la propiedad privada y a la herencia) como en el 38 (que reconoce la libertad de empresa), y además es de sentido común”.

En cuanto a la polémica sobre la utilidad de las células madre de SCU el doctor fue tajante; “si un hecho no está acreditado científicamente, no debe ser incorporado a la ley. Y si se incorpora en la ley, como el caso de las células madre de SCU, es una manera de reconocerlo”. Además, en opinión de este experto en bioética, dentro del respeto a la libertad de los individuos, está también el respeto a su derecho de guardar las células de sus hijos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído