El camino hacia la popularización de la genética

¿Por qué aún no se usa la edición genética para curar enfermedades?

No usamos la edición genética para eliminar enfermedades en humanos porque todavía no sabemos hacerlo suficientemente bien. Para que una persona pueda ir a su consulta de reproducción asistida y pedir que le hagan una intervención genética para tener hijos sin enfermedades, aun no tenemos los conocimientos que lo hagan de forma suficientemente eficaz y suficientemente segura.

Así empieza su respuesta en El País Susana Balcells Comas, investigadora del departamento de Genética de la Universidad de Barcelona, a una interesante cuestión enviada por un lector. Una pregunta que cada vez se hacen más personas.

Lo que no quiere decir que no haya interés, también entre los científicos y las científicas, explica Balcells quien añade que

Por ejemplo, en Estados Unidos cuyas leyes impiden realizar investigaciones para la modificación genética de la línea germinal con fondos públicos, hay una fuerte contestación desde el mundo científico para acabar con esa prohibición.

Y hace poco más de un año, en febrero de 2017 fueron la Academia Nacional de Ciencias y la Academia Nacional de Medicina de ese país las que emitieron un informe en el que defendían la conveniencia de utilizar técnicas de edición genética sobre la línea germinal cuyo propósito es precisamente acabar con algunas enfermedades.

Esta especialista subraya, asimismo, uno de los pasos más importantes que se han dado en los últimos años en este terreno. Se trata de la técnica CRISPR para la genética.

Esta técnica es un método que sirve para intervenir en el ADN que es donde está almacenada toda la información biológica heredada. El CRISPR permite agregar, modificar o interrumpir secuencias genéticas con enorme precisión y de una manera muy sencilla. Comenzó a utilizarse en el año 2013 y desde entonces es el protagonista de una auténtica revolución. Pero su utilización todavía no es perfecta.

Lo lógico, explica la doctora, es que las primeras enfermedades que consigan eliminarse mediante edición genética sean trastornos muy graves, que suelen ser enfermedades raras, como las autoinmunes.

También alerta de que

Pero hay una cuestión relacionada con la edición genética que separa completamente la realidad de los deseos de la gente. Cuando se hacen encuestas públicas sobre si se debe usar para erradicar enfermedades o para mejorar la especie humana hay una gran parte de la población que no tiene ningún problema en que se use para esto último, es decir, para hacernos más altos, más delgados o con mejores músculos…

El camino que hay que recorrer es, por tanto, doble: científico y social. Además, la genética deberá avanzar también como herramienta de información para las personas. El camino que algunas empresas ya están emprendiendo es que la información genética complemente y mejore los resultados que obtenemos de un análisis de sangre.

Sobre edición genética versó la intervención del investigador español Juan Carlos Izpisúa en la primera edición del Congreso Internacional de Longevidad y Criopreservación organizado por la Fundación Vidaplus.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído