El test del embarazo casero ha salido positivo y... ¿ahora qué? Es el momento de empezar a cuidarse

¿Estás embarazada? Pues estas son las pruebas que te debes hacer sí o sí

Al menos te harán una ecografía cada trimestre, con un mínimo de tres a lo largo de la gestación

¿Estás embarazada? Pues estas son las pruebas que te debes hacer sí o sí
Maternidad, embarazo, familia. EP

El test del embarazo casero ha salido positivo y… ¿ahora qué? Es el momento de empezar a cuidarse si no lo está haciendo ya y, por supuesto, de empezar a pedir citas y de hacerse pruebas.

En líneas generales, las visitas recomendadas al ginecólogo y a la matrona (que serán quienes lleven a cabo el seguimiento de su embarazo) serán cada 4 semanas hasta la semana 36, cada 2 semanas hasta la semana 38 y semanalmente hasta el final del embarazo.

En esas visitas, explica Miguel Ruíz de Azúa, ginecólogo del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda,

«se pesará a la futura mamá, se le tomará la tensión, y se le preguntarán siempre los síntomas que tiene».

En cuanto a las ecografías recomendadas, al menos te harán una en cada trimestre, con un mínimo de tres durante el embarazo. Pero veamos cuáles son, semana a semana, los pasos y revisiones a seguir:

TEST POSITIVO, y primera visita al médico de familia

En la primera falta de regla se constata el embarazo con un test de orina. En ese momento debe acudir al médico de familia.

«Todo el mundo debería saber que la atención a la salud en el embarazo, parto y puerperio es una prestación que garantiza el sistema sanitario público.

Y que la forma de acceso es a través de Atención Primaria, donde deberá pedir cita con su médico de cabecera»,

indica Silvia Alcolea, presidenta de la Asociación de Matronas de Ceuta. Según la Guía de Cuidados en el Embarazo, editada por el Hospital Universitario de Ceuta, donde ella trabaja, el médico de cabecera es que solicitará a la embarazada su primer analítica de sangre y orina, para confirmar esta realidad, saber su estado vacunal y, en general, su estado de salud.

En esta primera visita también se recetará a la futura mamá los suplementos de ácido fólico, yodo y hierro si lo necesita, y le derivará a la matrona y al ginecólogo. Ambos profesionales le irán indicando las diferentes consultas y pruebas que le conviene realizar.

PRIMERAS SEMANAS. Primera visita al ginecólogo, y analítica completa de sangre y orina.

En su primera visita al ginecólogo le solicitarán una analítica donde se realiza un cribado del síndrome de Down y defectos de tubo neural. Si tiene más de 35 años le ofrecerán también la posibilidad de realizar una amniocentesis posterior, entre la 15 y 18 semanas o biopsia corial entre las 10 y 14 semanas, para ver si su bebé presenta algún problema.

Si tiene menos de 35 años y el cribado da un porcentaje elevado también le ofrecerán esta posibilidad. Los resultados de este análisis no son definitivos si no orientativos, este resultado no significa que el feto esté afectado. Simplemente indica la probabilidad elevada o no de que así sea.

La amniocentesis consiste en extraer una muestra de líquido amniótico mediante una punción en el abdomen. Tiene una serie de riesgos como es la interrupción del embarazo, rotura o infección de la bolsa amniótica. Estas pruebas se realizan de forma voluntaria, por lo que se pueden rehusar.

EN LA SEMANA 12, ecografía del primer trimestre.

En ella el ginecólogo determinará si el embrión está vivo, la edad gestacional (nº de semanas de embarazo), si existe uno o más embriones (gemelos, mellizos), si el embrión está implantado en el lugar correcto (útero), y posibles malformaciones fetales. También se valora la presencia de signos del síndrome de Down (traslucencia nucal).

SEMANA 20, ecografía morfológica del segundo semestre.

En esta ecografía se hará un estudio del desarrollo de los órganos fetales en busca de posibles malformaciones. También se aprovecha para medir el útero y determinar las mujeres en situación de riesgo de parto prematuro. Asimismo se estudia la circulación sanguínea uterina.

ENTRE LA SEMANA 24 Y 28, test de O’Sullivan

Entre las 24 y 28 semanas le realizarán el test de O’ Sullivan para detectar una posible diabetes gestacional. La prueba consiste en ingerir en forma de zumo 50 gramos de glucosa y una hora después le extraerán sangre para determinar los niveles de glucosa en sangre.

EN LA SEMANA 34 aprox.: Ecografía.

En esta ecografía se observa si el crecimiento fetal es el adecuado, en qué posición está colocado su bebé, si la placenta funciona correctamente, etc.

SEMANA 35-36, tercera analítica.

En este tercer análisis de sangre se estudia el estado de la gestante ya de cara al parto.

ENTRE LAS SEMANAS 36-38, cultivo vaginal.

En esta prueba la matrona le tomará una muestra vaginal y rectal para la detección del estreptococo agalactiae. A las embarazadas que les salga positivo este cultivo tendrán que administrarle antibióticos en el momento del parto para prevenir infecciones en el recién nacido.

SEMANA 40, monitorización fetal.

Si la mujer llega a esta semana sin haber dado a luz, comienzan las monitorizaciones fetales. Estas monitorizaciones se repetirán periódicamente hasta que la mujer de a luz de forma natural, o bien se le provoque el parto, o se le realice una cesárea.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído