Belleza

¿Sabes usar realmente el colorete?.Con estos trucos tendrás unas mejillas por todo lo alto

¿Sabes usar realmente el colorete?.Con estos trucos tendrás unas mejillas por todo lo alto
Belleza, moda, cosmética y maquillaje. PD

Un bonito rubor le queda bien a todo el mundo y, en el 99% de los casos, viene a marcar la diferencia entre estar viva o muerta (o por lo menos aparentarlo). Es lo único que necesitas para conseguir tener buena cara y hasta parecer más joven. Pero ¿cómo se utiliza? ¿Hay que llevarlo conjuntado con el color de labios? ¿Con el color de la sombra de ojos? ¿Lo pongo en la mejillas? ¿Sobre el hueso del pómulo? ¿Debajo? ¿Rosa, rojo, lila, anaranjado, marrón? Pues la respuesta a todas estas incógnitas la tiene Pau Donés: «Depende». Del look que quieras llevar, el colorete depende, según recoge elconfidencial.

Lo primero, el color

No hay nada como observarse bien delante del espejo. Lo mejor es imitar el tono que nos queda cuando nos ruborizamos de forma natural, el color que se te queda después de hacer un esfuerzo o el que consigues después de un paseo por el campo. A lo Heidi.

Resultado natural

Sigue con el ejemplo Heidi. Elige un tono rosa suave y aplícalo en la mejillas. Para ello, sonríe y aplícalo con toques suaves donde se elevan las mejillas.
Años 80

Para emular el look excesivo de la época prodigiosa, esculpe tu rostro utilizando un color potente como el fucsia o el lila. Aplícalo con una brocha gruesa siguiendo la línea del pómulo, desde la sien.

Hagamos un trío

Utilizando un colorete tricolor (o incluso con cuatro o cinco tonos) podemos hacer virguerías con los denominados rostros planos; es decir, los que tienen las facciones muy poco marcadas. Para conseguir el milagro, aplica el más claro como si fuese un iluminador en la zona alta de los pómulos. Deja el tono medio sobre las mejillas para conseguir un efecto voluminizador y deja el más oscuro para la zona de debajo del hueso del pómulo para añadir profundidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído