Salud y dieta

Dietas de moda que debes evitar en 2018 por su peligrosidad

La Asociación Británica de Dietética publica un año más su lista de programas de alimentación poco recomendables

Dietas de moda que debes evitar en 2018 por su peligrosidad
Dieta Pixabay/ Imagen ilustrativa

En los últimos años ha aumentado el interés de la gente por la alimentación, la salud y el bienestar, pero, al mismo tiempo, han aparecido un gran número dietas con poca base científica que pueden incluso llegar a ser contraproducentes para nuestro organismo. Tienen en común que prometen una rápida pérdida de peso sin esfuerzo. En muchas ocasiones estos programas dietéticos encuentran el apoyo de famosos que las publicitan en diversos medios.

La única dieta que ha demostrado ser segura a largo plazo para conseguir y mantener un peso saludable, sin necesidad de suplementos, y que tiene efectos protectores frente al cáncer y las enfermedades cardiovasculares, es ladieta mediterránea, que incluye todo lo que muchas de estos patrones alternativos restringen: cereales, legumbres, frutas, verduras, frutos secos, lácteos, aceite de oliva como principal grasa, pescado y carne, según recoge ABC.

«Haga pequeños cambios que pueda mantener para siempre y apunte a un patrón de alimentación de por vida, que debería ser el que pueda mantener a largo plazo, ¡no solo una solución rápida que inevitablemente abandonará! Disfrute de una rica variedad de alimentos en porciones apropiadas. La moderación y mantenerse físicamente activo son la clave», aconseja Sian Porter, dietista consultora y portavoz de la BDA.

Estas son las cinco dietas que los dietistas británicos recomiendan evitar el próximo año:


Dieta crudivegana

Su premisa es comer solo vegetales, pero crudos, que no se hayan cocinado a más de 40-48ºC. El veredicto de la BDA es que una dieta vegana cuidadosamente planificada y suplementada con vitamina B12 y D puede ser saludable, pero no es garantía de pérdida de peso. «Un pastel vegano sigue siendo un pastel, los siropes veganos tienen azúcares añadidos y la comida vegana a menudo contiene las mismas calorías que la no vegana», aseguran. Además, aunque algunos alimentos mantienen mejor sus propiedades crudos, otros son más nutritivos cuando están cocinados. Y otros no se pueden comer crudos del todo, como la patata. Aunque el ser humano pueda consumir la comida cruda o cocinada, la BDA recuerda que no hay razón para creer que lo crudo es siempre mejor y advierte que la comida cruda no es fácil de encontrar fuera de casa y no es lo más recomendable para determinados grupos como los niños o las mujeres embarazadas. Los dietistas británicos consideran que si bien esta forma de alimentarse no daña la salud en el corto plazo si puede hacerlo en el largo si no está bien planificada.


Dieta alcalina

Sus seguidores creen que comiendo más alimentos alcalinos y menos ácidos cambiarán el balance del pH de la sangre y reducirán los riesgos para su salud. «Es preocupante que algunos afirmen erróneamente que puede tratar el cáncer y que los alimentos «ácidos» incorrectos causan osteoporosis», señalan desde la BDA, cuyo veredicto es que esta dieta se basa en un «malentendido básico de la fisiología humana». Si bien motivar a las personas a comer más vegetales frescos es algo positivo, el pH de la comida no tendrá un impacto en el pH de su sangre. «Su cuerpo es perfectamente capaz de mantener su sangre dentro de un rango de pH muy específico (entre 7.35 y 7.45). ¡Si no lo hace, te enfermarías muy rápido y morirías si no te trataran!», advierten. La dieta puede cambiar el valor de pH de la orina, pero la prueba del pH de la orina solo mide el pH de la orina y no está relacionada con el pH de la sangre, que no puede verse afectada por la dieta. Probablemente se pierda peso con este programa porque se dejan de tomar alimentos muy procesados, pero no tiene nada que ver con el pH de los alimentos.

Suplementos nutricionales de Katie Price

Se trata de batidos para sustituir el desayuno y otras comidas. De acuerdo con su página web, tienen un gran sabor, son bajos en grasa, contienen nutrientes esenciales y sólo 185 calorías. También hace afirmaciones sin fundamento como que promueve el mantenimiento del tono muscular con ingredientes esenciales, que incluyen L-carnitina y té verde. Uno de sus suplementos contiene un ingrediente llamado «Satiereal», a base de azafrán, que según afirman disminuye el picoteo entre horas y promueve la pérdida de peso y el estado de ánimo positivo.

Para la BDA, la pérdida rápida de peso que se consigue puede ser motivante, pero no es sostenible. «Los supresores del apetito tampoco son una forma saludable, recomendable o sostenible de perder peso», advierten. Curiosamente, el sitio web admite que sus reclamos no han sido evaluados por las autoridades competentes.

«¡Vender suplementos, especialmente suplementos de proteínas, es una forma fácil de ganar dinero! La proteína de suero de leche es un ingrediente bastante barato del que las empresas pueden obtener grandes ganancias cuando se vende en un envase elegante», señala la portavoz de BDA y dietista colegiada, Nichola Ludlam-Raine.

Dieta Pioppi

Los creadores de esta dieta son el doctor Aseem Malhotra y el atleta Donal O’Neill, que tomaron el nombre de una pequeña villa italiana reconocida por la Unesco como la cuna de la dieta mediterránea. Sin embargo este programa de alimentación no es fiel al patrón mediterráneo, ya que promueve un bajo consumo de hidratos de carbono y una elevada ingesta de grasas. Esta guía dietética promueve el consumo de muchos vegetales y frutas, aceite de oliva, alcohol con moderación y ser activo físicamente. Pero la BDA critica que, llevando como nombre un pueblo de Italia, los autores excluyan la pasta, el arroz y el pan, y , sin embargo, incluyan los cocos. «La sugerencia de que este pueblo italiano se asocie con recetas de pizza con una base de coliflor y sustitutos de arroz hecho de coliflor rallada o cualquier cosa cocinada con aceite de coco es ridícula», señalan los dietistas británicos. La BDA tampoco considera saludable que se recomiende un ayuno de 24 horas una vez a la semana.


Dieta cetogénica

Este tipo de dieta lleva años entre nosotros y también puede encontrarse bajo otras denominaciones, como Atkins o Paleo, pero la premisa es la misma: muy baja en carbohidratos (alrededor del 5% de calorías totales), relativamente alta en grasa, y moderada en proteínas. Por lo general, excluye cereales, productos lácteos, legumbres, soja, la mayoría de las frutas y vegetales con almidón. Los carbohidratos en la dieta provienen principalmente de vegetales sin almidón, nueces y semillas.

Al reducir significativamente la cantidad de carbohidratos en tu dieta, el cuerpo tira de la grasa para obtener energía. Esto causa un aumento en los niveles de cetonas en nuestros cuerpos. Los partidarios afirman que puede ayudarte a perder peso, controlar el hambre y mejorar tu salud. En opinión de la BDA, puede ser un método efectivo para adelgazar a corto plazo con una planificación cuidadosa, pero es difícil mantenerlo a largo plazo y la mayor parte de la pérdida de peso inicial a menudo se asocia con pérdidas de agua. «Nunca es una buena idea restringir demasiado ningún grupo de alimentos (incluidos los carbohidratos), ya que esto puede dificultar la obtención de vitaminas, minerales y fibra. Además, los efectos secundarios de este tipo de dieta pueden incluir bajos niveles de energía, aumento del apetito, problemas para dormir, náuseas, malestar digestivo, mal aliento y mal rendimiento en el ejercicio.

Fuente: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Los errores simples que casi todos cometemos en nuestra dieta

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído