Lachlan añadió dos cucharadas de cafeína pura a su bebida, una dosis que le costó la vida

El batido mortal de proteínas que acabó con la vida de este joven australiano de 21 años

Ahora su padre ha hecho pública su historia para prevenir la reincidencia de este caso

El batido mortal de proteínas que acabó con la vida de este joven australiano de 21 años
Lachlan Foote RS

Una mezcla fatal. Lachlan Foote estaba en vísperas de cumplir 22 años cuando, el 1 de enero de 2019, sus padres lo hallaron muerto en el suelo de su baño en Sídney, Australia, según recoge la autora original de este artículo Daniela Baños en elmundo y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Como muchos otros jóvenes, Lachlan había salido de fiesta para celebrar el Año Nuevo, pero su velada tomó un giro inesperado cuando al regresar a casa esa noche ingirió un batido que lo mató.

Esta semana, más de seis meses después de su fallecimiento, los padres del joven han recibido el informe forense de su autopsia y el resultado es sorprendente: Lachlan murió por consumir una cantidad letal de cafeína.

Según relata Nigel, el padre del joven, su hijo sobrecargó de forma accidental su batido con cafeína pura, sin saber los efectos que esto tendría.

Nigel ha decidido colgar la historia de Lachlan en su muro para concienciar a la población de los peligros de consumir este producto ya que, según relata, sólo bastaron dos cucharadas para acabar con la vida de su hijo. «No deseo seguir hablando sobre la muerte de mi hijo en Facebook, pero estoy publicando esto porque existe la posibilidad de que salve la vida de alguien», explica el padre del joven.

En este mensaje detalla que cada cucharada de cafeína pura equivale entre 25 y 50 tazas de café. La explicación se agrava cuando éste añade que la cafeína pura es «un producto que se comercializa como un suplemento dietético y a menudo se utiliza como un aditivo en batidos de proteínas, es legal y fácil de encontrar en línea».

Según cuenta su padre, Lachlan había salido de fiesta el día anterior con sus amigos para celebrar el Año Nuevo y consumió el batido cuando regresó a casa, sobre las 2.00 de la mañana. De acuerdo con la autopsia el joven no había ingerido mucho alcohol, ya que el informe demostró que sólo tenía una cantidad de 0.05 en la sangre. Esto desconcertó a los investigadores quienes siguieron haciendo pruebas hasta dar en el clavo: había muerto por una toxicidad aguda de cafeína. A pesar de ello, Nigel afirma que no culpa a quien haya compartido o vendido el polvo a su hijo, dado que seguramente tampoco sabía de sus efectos letales.

El padre del joven también aprovechó la ocasión para decirles a sus seres queridos que Lachlan » vive en nuestros corazones, nuestras fotos y en las estrellas». Además, acompañó el mensaje con varias fotos del joven para «compartir momentos especiales, porque sé lo mucho que significa para mucho de ustedes».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído