La NASA no jugó ningún papel en la planificación del viaje más allá de algunas consultas técnicas

Lanzan la primera misión orbital de astronautas aficionados con Space X

La misión también recaudará 200 millones de dólares en donativos para la investigación del cáncer infantil

Lanzan la primera misión orbital de astronautas aficionados con Space X
Los astronautas aficionados del Space X PD

El espacio ya no solo es para los astronautas más experimentados.

SpaceX lanzó a cuatro civiles con adiestramiento exprés para el vuelo espacial en la primera excursión orbital de tres días organizada de forma privada.

El vuelo, denominado Inspiration4, despegó el 16 de septiembre desde el Centro Espacial Kennedy en Florida a bordo de un cohete Falcon 9 y alcanzó una altura en órbita de 585 kilómetros alrededor de tres horas después.

Dentro de la cápsula Dragon de la compañía viajan Jared Isaacman, un multimillonario de la tecnología que compró la misión, y otros tres ciudadanos estadounidenses sin entrenamiento especializado.

«Realmente veo esto como un renacimiento en el transporte espacial humano», dijo Phil McAlister, director de la división de vuelos espaciales comerciales de la NASA, antes del lanzamiento, aludiendo a la naturaleza comercial del viaje, con la tripulación volando a bordo de una nave espacial de construcción privada en un viaje que SpaceX supervisará.

Es el primero de varios vuelos espaciales privados que la compañía de Elon Musk está planeando para los próximos años, y el próximo está programado para principios de 2022, informa Bloomberg.

Además de servir como un vuelo de demostración de prueba de concepto, la misión también recaudará 200 millones de dólares en donativos para la investigación del cáncer infantil. Más allá de la suma no revelada que Isaacman está pagando a SpaceX por el vuelo, que la revista Time cifró en 200 millones, también compromete 100 millones para el Hospital de Investigación Infantil St. Jude en Memphis, Tennessee.

A medida que la cuenta regresiva para el despegue se acercaba a cero, se podía escuchar a Isaacman diciendo: «Dale, SpaceX».

 El vuelo estableció un nuevo récord de altitud para la nave espacial Dragon de SpaceX, y lleva al cuarteto al espacio más profundo que cualquier otro vuelo desde la última misión de servicio del telescopio Hubble en mayo de 2009 a bordo del transbordador espacial Atlantis. El Hubble orbita a unos 550 kilómetros sobre la Tierra.

La NASA no jugó ningún papel en la planificación del viaje más allá de algunas consultas técnicas y asistencia de capacitación para la tripulación.

Saacman, de 38 años, fundador y director ejecutivo del procesador de pagos Shift4 Payments Inc., asume el papel de comandante de la misión. Otra tripulante es Hayley Arceneaux, de 29 años, asistente médica del St. Jude Children’s Research Hospital, en Memphis, a cuyo beneficio se organiza en parte la misión.

Otro es Chris Sembroski, de 42 años, fue seleccionado entre 72.000 contribuyentes de una campaña de recaudación de fondos en favor del referido hospital, un centro de investigación y tratamiento pediátrico. La cuarta integrante de la tripulación es la doctora Sian Proctor, de 51 años, educadora, emprendedora y piloto experimentada, seleccionado por un panel de jueces como parte de un concurso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído