El actor presenta un profundo corte en su mano y la marca de un cigarro apagado en su mejilla

La impactante imagen de Johnny Depp en el hospital por la que acusa a Amber Heard de malos tratos

Los hechos ocurrieron en Australia, en marzo de 2015, mientras filmaba la quinta entrega de 'Piratas del Caribe'

La impactante imagen de Johnny Depp en el hospital por la que acusa a Amber Heard de malos tratos
Johnny Depp RS

Una historia muy fea. De la historia de amor entre Johnny Depp y Amber Heard solo quedan lo que tienen que decir sus abogados y las nuevas imágenes que vayan saliendo. Como la última que ha conseguido el diario The Blast y en la que se ve al intérprete, de 56 años, en la camilla de un hospital australiano, con una herida en la mano derecha y una marca de cigarro apagado en su mejilla, según recoge 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Los hechos sucedieron en marzo de 2015, cuando Depp estaba rodando la quinta entrega de Piratas del Caribe en el país oceánico. O eso dicen los nuevos alegatos de un Depp que está en proceso de juicio contra su expareja por difamación (y en donde James Franco e Elon Musk podrían ser testigos estrella) y a quien reclama alrededor de 44,28 millones de euros.

Johnny Depp ha presentado esta nueva denuncia contra su exmujer, de 33 años, como forma de contrarrestar las numerosas ídem que hay contra él, como su mujer asegurando que llegó a arrastrarla por el pelo, escupirle y hasta que la estranguló.

Por ello, el actor nominado al Oscar asegura que durante una visita de Heard al rodaje en 2015, esta acabó por lanzarle una botella de vidrio -de ahí la herida en el dedo- y apagarle una colilla encendida en la mejilla derecha. A su llegada al hospital, poco después de la pelea, se le tomó la fotografía.

A pesar de las gafas de Sol, un ensangrentado Depp es reconocible debido a sus tatuajes. Según estos documentos judiciales, la pelea habría comenzado después de que ella se enterara de que el actor tenía intención de redactar «un acuerdo postnupcial».

Depp asegura que intentó «evitar» la situación con Heard yendo al bar de abajo, pero que ella le siguió y gritó «abusivamente» mientras él «se sirvió un vodka y se lo bebió».

En la denuncia, el intérprete alega que la actriz de Aquaman le arrojó una botella, que falló, antes de lanzar la segunda, que se estrelló y reventó contra la barra y una de cuyas esquirlas le dio en la mano y le rebanó parte de un dedo. Además, también incide en que «apagó un cigarrillo en su (de Johnny Depp) mejilla derecha».

Para finalizar, los abogados de Depp añaden que, en dicho estado de shock, fue cuando su defendido «escribió en un espejo y en las paredees paredes con sangre y pintura de aceite».

Responde la acusada
Como era de esperar, Amber Heard ha negado al cien por cien la acusación y su abogado la ha definido como «absurda, ofensiva y categóricamente falsa» en unas declaraciones a la revista People.

«Esta fotografía no prueba nada, más allá del hecho de que Johnny Depp está desesperado por lanzar cualquier acusación extravagante para hacer desaparecer y desviar la atención de su abuso psicológico y físico sobre Amber Heard», ha dicho.

Esto es solo el último capítulo de un enfrentamiento de una verdadera saga de dimes y diretes en el que el tema de los abusos ha estado presente desde el principio.

Apenas 15 meses después de su matrimonio, Amber Heard solicitó el divorcio de Depp. Era mayo de 2016 y, en poco menos de una semana, obtuvo una orden de alejamiento por violencia doméstica (no existen aún los conceptos de violencia de género o violencia machista en la legislación estadounidense) al afirmar que este había sido «verbal y físicamente abusivo» con ella.

En agosto de 2016 llegaron a un acuerdo de 7 millones dólares (6,3 millones de euros) que ella acaba donando íntegramente. Sin embargo, entre vídeos de un Depp borracho y amenazante con su exesposa, acusaciones cruzadas, fotografías de Heard con la cara amoratada y un año realmente horrible del actor que afirma que «Hollywood es un circo de mierda», a principios de este año hay cambios.

Debido a una columna invitada en The Washington Post que escribe Heard y en la que habla de la violencia doméstica que había recibido (aunque sin nombrar en ningún momento a Depp), el actor decide presentar junto a sus abogados una demana por dimafación de 50 millones de dólares (unos 44,3 millones de euros).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído