La resolución provoca una airada respuesta desde Turquía

La Cámara de Representantes de Estados Unidos reconoce el genocidio armenio

La Cámara de Representantes de Estados Unidos reconoce el genocidio armenio
Imágenes del exterminio de gran parte del pueblo armenio. EP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este martes –29 de octubre de 2019– una resolución en reconocimiento del genocidio armenio, en una votación histórica que ha provocado ya una airada respuesta desde Turquía.

La resolución salió adelante con 405 votos a favor y once en contra. El proyecto pasará ahora al Senado para su votación.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, apuntó que «había un aura acerca de lo que los turcos podrían estar haciendo… participar de nuevo en un genocidio, con la ‘luz verde’ que el presidente les dio».

Pelosi hacía así referencia a la ofensiva militar lanzada el pasado 9 de octubre por el Ejército turco contra las fuerzas kurdas presentes en el norte de Siria, después de que Donald Trump ordenara la retirada de las tropas estadounidenses que estaban en la zona.

La decisión del mandatario de Estados Unidos supuso un giro de 180 grados en su política hacia las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), aliadas de la coalición internacional en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Estados Unidos ha sido reticente a reconocer como un genocidio la matanza de 1,5 millones de armenios entre 1915 y 1923 para no perjudicar las relaciones con Turquía, el Estado heredero del Imperio Otomano y socio de Washington en la OTAN.

Pese a eso, el expresidente Ronald Reagan sí utilizó el término «genocidio» durante un discurso en 1981.

La resolución aprobada este martes rechaza «los esfuerzos para afiliar, comprometer o asociar de alguna otra forma al Gobierno de Estados Unidos con la negación del genocidio armenio o cualquier otro genocidio».

Tras la votación, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavosoglu, recalcó a través de su cuenta en Twitter que «aquellos cuyos proyectos fueron frustrados vuelven a resoluciones anticuadas».

«Los círculos que creen que se vengarán de esta forma están equivocados. Esta decisión vergonzosa de aquellos que explotan la Historia en política es nula e inválida para nuestro Gobierno y nuestra población», zanjó el ministro.

El genocidio armenio ha sido reconocido desde 1965 por varias decenas de países y 43 estados de Estados Unidos. También ha sido reconocido por el Vaticano, el Parlamento Europeo, el Consejo Mundial de Iglesias y otras instituciones.

Turquía no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran, pero no admite que se tratase de un genocidio, y arguye que las muertes no fueron resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Imperio Otomano.

En 2009 ambas partes –Turquía y Armenia– firmaron acuerdos para establecer relaciones diplomáticas y abrir sus fronteras terrestres, en un intento de dejar atrás las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, en la que la población armenia fue masacrada en masa por los otomanos.

Sin embargo, el entonces presidente Serzh Sargsyan anunció en febrero de 2015 que su país se retiraba del acuerdo de paz con Turquía aprobado por el Parlamento y que suponía un histórico adelanto para acabar con las hostilidades entre ambos países vecinos.

Posteriormente, afirmó que Armenia estaba dispuesta a retomar sus relaciones con Turquía, si bien recalcó que «el reconocimiento del genocidio por parte de Ankara es el camino más corto para lograrlo».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído