Una de sus fundaciones vende 14 bloques de pisos a sociedades opacas por más de 70 millones de euros

Más de 200 familias afectadas por el ‘pelotazo’ urbanístico de la Iglesia en Madrid

Más de 200 familias afectadas por el 'pelotazo' urbanístico de la Iglesia en Madrid
La ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el cardenal arzobispo Carlos Osoro. PD

Alrededor de 200 vecinos cuyas viviendas pertenecían a una fundación tutelada por la Iglesia, se concentraron este domingo –15 de diciembre de 2019– frente a la catedral de la Almudena de Madrid para pedir una reunión con el arzobispo Carlos Osoro. La razón es la venta por Fusara (una de las 64 fundaciones que tutela la Iglesia en la Comunidad) de 14 inmuebles de su propiedad en el centro de Madrid. Fusara es el un acrónimo de la Fundación de Santamarca y de San Ramón y San Antonio, cuyo objeto es «educar a 200 niñas huérfanas de Madrid carentes de medios económicos con enseñanza católica».

Fusara, que resulta de la fusión de dos fundaciones en 2008, administraba estos inmuebles, con cuyas rentas proveía fondos para sus dos colegios concertados y sus dos residencias.

En estos 14 bloques de pisos viven actualmente más de 200 familias en alquiler. Pero el pasado 30 de julio el patronato formado por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; la alcaldesa, Manuela Carmena; la delegada del Gobierno, Paz García Vera; el decano del Tribunal de la Rota, Carlos Manuel Morán, y dos sacerdotes de la capital, acordaron la venta de los inmuebles a 14 sociedades opacas por más de 70 millones de euros.

Ahora los vecinos han interpuesto una querella criminal contra algunos miembros del patronato por administración desleal, que todavía no ha sido admitida a trámite.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído