Hoy te esperan los desesperados de todas las latitudes del sufrimiento

Ungidos para salvar

La buena noticia se llamaba Jesús, y era para los pobres

El evangelio no es una complicada doctrina, sino una persona que viene a salvar a los oprimidos por el mal

Vendrá de Dios, como la palabra viene de quien la pronuncia. Vendrá de Dios, ungido por el Espíritu y enviado por él. Vendrá de Dios, y vendrá para ti que lo necesitas. Vendrá para los pobres, entiende cautivos, ciegos, oprimidos, esclavizados.

Así lo proclamaba la palabra profética.

Aquel día en la sinagoga de Nazaret, la palabra proclamada dejó de ser una promesa de salvación, y comenzó a ser un evangelio, buena noticia de que la salvación prometida para el futuro era ya salvación cumplida en el presente: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír».

La buena noticia se llamaba Jesús, y era para los pobres.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído