El secretario general del Consejo Mundial de las Iglesias y la visita del Papa a Ginebra

Olav Fykse Tveit: «Francisco habla para todos los cristianos»

"Queremos pedir justicia, trabajar por la paz, y dar un mensaje del amor de Dios, de inclusividad y esperanza"

Olav Fykse Tveit: "Francisco habla para todos los cristianos"
Pastor Olav Fykse Tveit, Secretario General del Consejo Mundial de las Iglesias

(Cameron Doody).- «Es la unidad cristiana puesta en práctica». El secretario general del Consejo Mundial de las Iglesias (CMI), Olav Fykse Tveit, se ha revelado emocionado ante la visita a Ginebra este jueves del Papa Francisco para celebrar los setenta años de vida de este centro internacional del ecumenismo.

«Fue una decisión muy importante [la del Papa] cuando aceptó la invitación», ha dicho el pastor luterano noruego. «Muestra que la Iglesia católica romana tiene la misma agenda que las demás Iglesias».

El viaje de Bergoglio, ha declarado el pastor Tveit a la AFP, es «una señal de esperanza de que conflictos y divisiones bastante profundos, inclusos, se puedan superar a través del diálogo y del tomar en serio el uno al otro». Conflictos y divisiones estos que el CMI ha ido venciendo poco a poco en estas siete décadas de su existencia, al agrupar bajo su paraguas a 350 iglesias anglicanas, protestantes y ortodoxas que representan a más de quinientos millones de cristianos de más de un centenar de países.

Y aunque la división entre protestantes y católicos estará en mente de todos este jueves en la ciudad de Calvino, las diferencias que surgieron con la Reforma no son las únicas que amenazan hoy a la unidad cristiana, según el secretario general del CMI. Hoy día «hay una especie de lucha por el alma del cristianismo», ha alertado Tveit, poniendo como ejemplo de tal batalla las diferencias entre las varias Iglesias en torno «a la sexualidad humana y la vida familiar», y la politización de la fe en los Estados Unidos.

Aún así, con esta apropiación en algunos lugares de la fe por la política, «hay un tipo de ímpetu a estar más unidos, y la visita del Papa es una señal de aquello», ha continuado el pastor. El mensaje de Francisco de amor, tolerancia, justicia y paz puede ser un denominador común para toda persona de fe, ha proseguido, con lo que «muchos cristianos, sean católicos o no, le ven [al Papa] como una voz fuerte para lo que queremos decir hoy como cristianos».

«Queremos pedir justicia, trabajar por la paz, y dar un mensaje del amor de Dios, de inclusividad, de esperanza para aquellos que lo necesiten», ha afirmado Tveit, añadiendo que al predicar este mismo mensaje el Papa «habla para todos los cristianos»

El Papa Francisco y el Pastor Tveit


El Patriarca Bartolomé se suma a las celebraciones por los 70 años del CMI

Otro líder del cristianismo mundial que se ha sumado a las celebraciones de los setenta años del CMI ha sido el Patriarca Ecuménico, Bartolomé, quien en su propia visita a Ginebra celebró la «larga peregrinación común» del consejo ecuménico «en el sendero de la unidad, del testimonio cristiano, del compromiso a favor de la justicia, la paz y la salvaguarda de la Creación».

«Damos gracias a Dios que ha guiado nuestros pasos y le rogamos que nos proteja y apoye para continuar recorriendo juntos este camino, con el mismo ímpetu e igual fervor», dijo el ‘primus inter pares’ de los ortodoxos del mundo el pasado domingo en un servicio conmemorativo en la Catedral de San Pedro. 

Elogiando la «rica experiencia» que ha acumulado en estas siete décadas de vida, el Patriarca insistió en que «hoy tenemos la obligación de mirar hacia el porvenir, continuar nuestra peregrinación común hacia la unidad, la justicia y la paz». Tarea que no será fácil, reconoció el jerarca, ya que «el diálogo es el inicio de un largo proceso de comprensión mutua que exige mucha paciencia y apertura«.

«¡No nos hagamos ilusiones! Hasta ahora, las iglesias no han sido capaces de superar su división para lograr la unidad tan deseada», advirtió Bartolomé, si bien recordó asmismo que «nuestra colaboración constructiva y fraternal en el seno del Consejo Mundial de Iglesias nos fortalece en la búsqueda de la unidad y en nuestro testimonio de la universalidad del Evangelio». Frutos que, de todas formas, no pueden madurar completamente «sin la gracia divina».

El Patriarca Bartolomé, en la Catedral de San Pedro de Ginebra (CMI)

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído