No habrá ángelus durante al menos dos semanas por la renuncia de Benedicto XVI

Histórico domingo sin homilía en la Plaza de San Pedro

Desde el pasado 28 de febrero la ventana en dónde el Papa dirigía el rezo está cerrada

Tampoco el próximo domingo, 10 de marzo, habrá ángelus.

Por primera vez en la historia, con el Papa vivo, pero emérito, no habrá homilía dominical en la plaza de San Pedro a causa de la renuncia de Benedicto XV y a que la Iglesia se encuentra en Sede Vacante.

Desde el pasado día 28 de febrero, la ventana del apartamento en el que el Papa acostumbraba a dirigir el rezo de los feligreses está cerrada después de ocho años de ininterrumpidos ángelus domicales.

Todo indica que tampoco el próximo domingo, 10 de marzo,  habrá ángelus, ya que el Colegio Cardenalicio se reúne a partir de mañana para preparar el cónclave que elija al sucesor del Papa Ratzinger y la fecha que se baraja para el comienzo del mismo es el lunes 11 de marzo.

Tal vez el domingo 17 ya haya nuevo papa y lo que en el Vaticano se da por hecho es que los ritos de la Semana Santa, que comienzan el 24 de marzo, Domingo de Ramos, estarán oficiados por el sucesor de Benedicto XVI.

El último ángelus en la plaza de San Pedro se rezó el pasado día 24, cuando unas 200 mil personas se concentraron en el recinto vaticano para estar junto al papa, quien dijo que el Señor le ha llamado a dedicarse todavía más a la oración y a la meditación, lo que hará «de un modo más adecuado» a su edad y fuerzas.

Benedicto XVI, de casi 86 años, insistió en que su renuncia no significa abandonar la Iglesia. «Es más, si Dios me pide esto es porque podré continuar sirviendo con las mismas condiciones y el mismo amor con el que lo he hecho hasta ahora, pero de un modo más adecuado a mi edad y a mis fuerzas», dijo entonces.

Hoy, en la misa dominical, en el llamado «memento de vivos», no se pedirá por el papa, ya que no hay, aunque sí por el obispo de la diócesis y los fieles. En el caso de la diócesis de Roma, visto que el papa es su obispo, tampoco se pide por él.

Mientras tanto, en la Basílica de San Pedro, numerosos fieles acuden a la capilla del Santísimo Sacramento a rezar por los cardenales que deben elegir al próximo papa y por el futuro pontífice.

En esa capilla, dedicada exclusivamente a la adoración del Santísimo, continúan rezando permanentemente, de manera alternativa, tres monjas contemplativas mexicanas, venidas expresamente al Vaticano para rezar por la Iglesia, los cardenales y le futuro papa en este periodo de Sede Vacante.

En la misa que se celebra todas las tardes en el Vaticano se recita diariamente una plegaria por el Colegio Cardenalicio y por la preparación del cónclave.

Mañana, lunes 4, se reunirá por primera vez el Colegio Cardenalicio para comenzar a preparar el cónclave.

Celebrará dos reuniones, una por la mañana y otra por la tarde, pero visto que aún faltan purpurados, hasta que no estén todos los electores no se fijará la fecha del comienzo del cónclave. (RD/Agencias)

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído