"Nuestra madre la Iglesia es santa, aunque sus hijos seamos pecadores todos"

Papa, en la clausura del Sínodo: «El Gran Acusador a través de nosotros ataca a la madre, pero a la madre no se la toca»

"Este documento hay que rezarlo y estudiarlo. Los primeros destinatarios somos nosotros"

Papa, en la clausura del Sínodo: "El Gran Acusador a través de nosotros ataca a la madre, pero a la madre no se la toca"
Clausura del Sínodo de los jóvenes

Cardenal Sako: "Santo Padre, no está sólo. Estamos con usted. Estamos unidos a usted en la oración y en la esperanza"

(José M. Vidal).- Ambiente de fiesta y de sensación de deber cumplido en la clausura del Sínodo. La Iglesia sale de él con la conciencia clara de que, si quiere tener futuro, tiene que conectar con la juventud y atraerla por medio del testimonio. Por eso, el Papa Francisco quiso concluir la asamblea recordando que la Iglesia es ‘casta meretrix’ y, aunque «el Gran Acusador da vueltas para mancharla y atacarla, a la madre no se la toca».

Palabras del cardenal Sako de Irak

«Gracias, Santo Padre por este Sínodo»

«Los orientales estamos acostumbrados a la sinodalidad»

«Experimentar la sinodalidad con toda la Iglesia es algo que no se encuentra en ninguna parte, salvo en la Iglesia católica»

«Volvemos acasa con muchas ideas y proyectos para el futuro»

«El Sinodo ha sido un don para la Iglesia…Hemos vivido un camino de escucha y discernimiento»

«Santo Padre, no está sólo. Estamos con usted. Estamos unidos a usted en la oración y en la esperanza»

«No tiene, pues, nada que temer»

«Un refrán árabe dice que el árbol que da frutos es golpeado con piedras»

«Concluimos nuestro Sínodo renovando nuestro amor al Señor y a la Iglesia»

«COnstruir una sociedad más fraterna y justa y más pacífica»

«No olviden los cristianos de Oriente»

«Si el Oriente se queda sin cristianos, el cristianismo se quedará sin raíces»

«Necesitamos vuestro apoyo humanitario y espiritual»

«Todo ha sido óptimo»


 

A continuación interviene el secretario del Sínodo, cardenal Baldisseri.

«Gracias sinceras»

«Fue una experiencia de profunda comunión eclesial»

«El pueblo de Dios nos ha sostenido y acompañado»

«Los jóvenes han sido escuchados en el Presínodo, los contactos online…y en el Sínodo»

«Nos han mostrado la frescura de su juventud»

«Gracias, por habernos convocado a Roma, para celebrar el Sínodo»

«Su cercanía nos ha llegado en profundidad»

«Días intensos y ricos en reflexión espiritual»

«El rostro bello y plural de la Iglesia»

«Un gran trabajo por parte de todos»

«Gracias a los delegados fraternos, que dieron a la Asamblea un aire ecuménico»

 

 


Algunas frases de la intervención del Papa

«También yo debo decir gracias a todos»

«Gracias especialmente a los jóvenes que nos han traído aquí su música»

«Dos cosillas desde elcorazón. «

«Recordar que el Sínodo no es un Parlamento. Es un espacio protegiod, para que el Espíritu Santo pueda actuar»

«Por eso, las informaciones son las generales y no las particulaes»

«Este ha sido un espacio protegido. Estuvo el Espíritu trabajando aquí»

«La consecuencia del Sínodo no es un documento. No sé si este documento hará algo fuera, pero sí sé que tiene que hacer cosas en nosotros»

«Lo hemos aprobado y el Espíritu nos lo da para que trabaje en nuestro corazón»

«Este documento hay que rezarlo y estudiarlo»

«Los primeros destinatarios somos nosotros»

«Y la tercera cosa es pensar en nuestra Santa madre Iglesia»

«Nuestra madre la Iglesia es santa, aunque sus hijos seamos pecadores todos»

«No olvidar lo de la casta meretrix»

«Madre santa con hijos pecadores»

«El Gran acusador se aprovecha de nuestros pecados y da vueltas buscando cómo acusar»

«En este momento está acusando fuertemente. Y esta acusación se convierte en persecución en Oriente y en otras partes…acusaciones continuas, para manchar la Iglesia»

«Y la Iglesia no se puede manchar. Es el momento de defender la madre. Y se la defiende del Gran Acusador con la oración y la penitencia»

«Es un momento difícil. El acusador a través de nosotros ataca a la madre, pero a la madre no se la toca»

«Gracias a todos, muchas gracias»


 

Y la asamblea termina con el Te Deum y la bendición del Papa.

«Buena cena, buen descanso», concluye el Papa

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído