ES UNA DE LAS MAYORES GESTAS DEL DEPORTE ESPAÑOL

Eurobasket: España se proclama campeón de Europa por cuarta vez al derrotar a Francia (88-76)

Los hermanos Hernángomez, con Willy MVP del torneo y los siete triples de Juancho, guían a la selección (88-76) a su cuarto título continental

España campeona del Eurobasket al derrotar a Francia por 88-76
España campeona del Eurobasket al derrotar a Francia por 88-76 PD

Lo de esta selección no tiene nombre. España es campeona de Europa por cuarta vez en nuestra historia.

Los de Scariolo lograron lo que parecía imposible e inesperado al inicio del campeonato, derrotando a una de las favoritas en la final: Francia. El marcador de 88-76 refleja el trabajo y la fe de todo un grupo de personas que han logrado una de las mayores gestas del deporte español.

España, comandada por los hermanos Hernangómez

Después de conseguir el pase a la final ante Alemania en la que fue la undécima semifinal consecutiva, España salió sin complejos. Jugándole de tú a tú a la que sobre el papel era la favorita.

El francés Rudy Gobert era la principal amenaza de los nuestros. El pívot es uno de los mejores del mundo y una estrella en la NBA, donde llegó a ser el jugador mejor pagado del mundo, pero Willy Hernangómez le superó una vez tras otra para darle a ‘La Familia’ las primeras ventajas (14-5).

Los hermanos Willy y Juancho Hernangómez

Los hermanos Willy y Juancho Hernangómez

Francia no encontraba a sus estrellas. Con Gobert asfixiado por la intensa defensa rival y Fournier sin recibir nunca con comodidad, tuvo que ser Heurtel el que hiciera que la sangría de puntos no fuera mayor y se pasara del 20-9 al 20-14 para España.

Un triple de Rudy dejó en la ventaja española tras el primer cuarto en nueve, y entonces llegó el momento de los hermanos Hernangómez. Juancho entró en trance y enchufó dos canastas de tres consecutivas, y después otro más. Y luego otro. Francia estaba noqueada, contra las cuerdas (29-14), y cuando hacía el amago de levantarse… seguía golpeando el alero español, que encadenó otros dos (41-22).

Su hermano Willy puso la diferencia por encima de la veintena de puntos (47-35), pero era demasiado bonito todo para ser verdad. Vincent Collet pidió un tiempo muerto y su equipo reaccionó, encadenado un parcial de 11-0 que dejaba todo en el aire para la segunda parte (47-37).

España continuó insaciable tras el descanso

El paso por vestuarios no cambió el panorama. Francia había llegado a la final tarde, pero ya estaba en ella. Les bleus asfixiaron a una España que se quedó sin ideas y llegaron a ponerse a tres puntos (49-46) con un inspirado Yabusele. Ahora era Sergio Scariolo el que tenía que parar el partido.

La reacción hispana llegó, y el ataque volvió a fluir con Willy, Brizuela y Lorenzo Brown. De nuevo, todos sumaban y la ventaja volvió a llegar a los diez puntos. Un gorrazo de Garuba puso el punto final al tercer cuarto, España lo tenía cerca, pero para nada cerrado (66-57).

Lorenzo Brown

Lorenzo Brown

La reacción de Francia tenía que llegar a través de individualidades, del talento de sus jugadores, y Fournier se puso manos a la obra. Pero enfrente estaba Juancho, que siguió con su inspiración anotadora. Un triple primero, otros dos puntos después, unos tiros libres más tarde… para los galos era utópico acercarse.

Y en los minutos finales, surgió el héroe anónimo, el trabajador convertido en estrella. La defensa de Alberto Díaz agobió a sus rivales, y dos triples seguidos del base de Unicaja cerró el encuentro, poniendo la ventaja en 15 puntos para ‘La Familia’ (85-70).

El último minuto y medio fue casi un trámite, un quiero y no puedo de Francia. España era, de nuevo, la campeona de Europa. Un título absolutamente inolvidable.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído