En Old Trafford andan a la caza y captura de una superestrella para plantarle cara a City y Chelsea

Anuncian que Gareth Bale dejará el Real Madrid y se va al Manchester United por 153 millones

Su cláusula de rescisión es de 1.000 millones y parece que Florentino Pérez no tiene intención de vender al futbolista

Hay quien lo da ya por cerrado y en medios futbolísticos se subraya el negociazo que hará Florentino Pérez. Otros, más preocupados por el deporte, inciden en que la enorme proyección de Isco facilita la jugada y que tampoco hay que descartar el aporte que pueda tener un Jesé recuperado.

Seán como sean las cosas, a estas horas, cuando todo el mundo anda pendiente de la cena de Nochebuena, ya se va por cerrado que Gareth Bale deja el Real Madrid.

Cuenta Guillem Balagué en ‘AS‘ este 24 de diciembre de 2014 que el Manchester está dispuesto a tirar la casa por la ventana y ofrecer 120 millones de libras (unos 153 millones de euros, según el cambio vigente) por Bale.

Van Gaal ha pedido un esfuerzo para fichar al galés y el Manchester United está dispuesto a hacerlo por el centrocampista madridista.

Ni el Real Madrid, ni los red devils ni el Bayern Múnich deben mirar el dinero si deciden fichar. Con esa libertad que les da ingresar tantísimo y sin la necesidad de acomodar sus cuentas a causa del Fair Play financiero, los tres pueden entrar en el mercado y escoger el pescado más fresco y más grande.

El United está a tres o cuatro jugadores del más alto nivel para luchar con el Manchester City y con el Chelsea.

Es verdad que todavía no juega a casi nada, que el sistema con tres centrales no acaba de funcionar, que al margen de una holgada victoria ante el Hull, el resto de partidos del último mes y medio podían haberse ganado o perdido.

Van Gaal sigue buscando la fórmula, aunque algunos de sus vendavales tácticos confunden a sus futbolistas. Ya ha identificado las necesidades: quiere un central o dos, un mediocentro, y un tipo que gane partidos.

Coste. Y querrían a Bale. Pero su cláusula es de 1.000 millones y el Madrid no tiene intención de vender al futbolista.

Desde el entorno del galés dicen que desconocen el origen de las historias que se publican en el Reino Unido que aseguran que estaría dispuesto a volver a la Premier.

En su segunda temporada en el Madrid, sigue muy feliz. No acaba de aprender castellano, pero se entiende con todos, incluidos Casillas, Pepe o Ramos que aprenden inglés. Así para qué esforzarse.

Marca en las finales, ha descubierto lo grande que es el mundo con el Madrid y le va bien seguir así. Para hacerle cambiar de idea el United deberá utilizar algo más que su poder financiero.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído