Djokovic impone su ley ante Raonic y prepara el asalto a la final

El tenista serbio Novak Djokovic maniató al cañonero canadiense Milos Raonic y firmó un sólido pase (6-3, 6-4) a semifinales en el Mutua Madrid Open, dispuesto a levantar su segundo título en la capital española, para lo cual tendrá primero que llegar a la final derrotando al japonés Kei Nishikori.

El de Belgrado jugará por cuarta vez la penúltima ronda de la cita madrileña, cuarto Masters 1.000 de la temporada, la cual conquistó en 2011. Después de dos años de ausencia, ‘Nole’ se encuentra en su salsa en La Caja Mágica, donde ha retomado el nivel inalcanzable por el resto que dio un pequeño respiro en la pasada cita de Montecarlo.

El número uno del mundo volvió a alejar del recuerdo esa eliminación en el estreno del Principado con un recital ante Raonic. El serbio se desenvolvió a la perfección entre los saques de su rival, en su mayoría a más de 200 Km/h. El resto de Djokovic fue ganando terreno hasta que en el sexto juego logró la bola de ‘break’, una solitaria opción suficiente para el serbio.

Con la ventaja ‘Nole’ cimentó su triunfo parcial, sin excesiva oposición de un Raonic escaso de recursos para meter mano a su rival. La intención del número uno siguió su curso en el segundo parcial, rompiendo el saque del canadiense. Raonic dio sus últimos coletazos al intentar recuperar su mejor arma, pero desperdició dos bolas de ‘break’ en el segundo juego. No volvió a tener esa opción.

Poca oposición para un Djokovic que sin embargo despachó a su potente rival, como ya hiciera en la final de Indian Wells, en un apretado rival. El pupilo de Carlos Moyà, nervioso en la grada, salvó hasta tres bolas de partido, pero no aprovechó una de ‘break’ y set que hubiera mandado el encuentro al tercer parcial.

El serbio sigue en su misión de volver a ganar y hacerse con su 29º Masters 1.000, el que sería el quinto título de la temporada, acercándose y afinando en tierra hacia su objetivo mayor, el de levantar Roland Garros.

Ahora, la opción de pelear por su segundo título en Madrid pasa por apear a un Nishikori, finalista en 2014, que sin duda pondrá sus pegas. El japonés se deshizo (6(6)-7, 7-6(1), 6-3) de Nick Kyrgios en un trepidante e igualado encuentro. El australiano estuvo a dos puntos de la victoria en el segundo set pero hincó la rodilla tras casi tres horas de batalla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído