¿Cómo funcionan las bolsas?

¿Cómo funcionan las bolsas?

(PD).-La bolsa es el escenario en el que se realiza la compraventa de valores, en base a unos precios conocidos y en tiempo real. La bolsa lleva el registro de las cotizaciones y los precios efectivos de los títulos de valores.

BBC Mundo hace un repaso a los interrogantes, y publica las respuestas que acercan al ciudadano de a pié al conocimiento de las operaciones bursátiles.

¿Para qué sirven las bolsas?

La bolsa es el escenario en el que se realiza la compraventa de valores, en base a unos precios conocidos y en tiempo real.

Se trata de un entorno seguro para la actividad de los inversionistas, donde el mecanismo de las transacciones está internamente regulado, de manera que garantiza las condiciones necesarias de legalidad y seguridad.

La bolsa lleva el registro de las cotizaciones y los precios efectivos de los títulos de valores.

Los valores que se negocian en las bolsas están aprobados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores o instituciones similares, dependiendo de cada país, que regulan y supervisan las actividades de la bolsa.

¿Qué son los «valores»?

Lo que se puede comprar y vender en una bolsa de valores va mucho más allá de las acciones de empresa.
Según la Real Academia Española los «valores» son «títulos representativos o anotaciones en cuenta de participación en sociedades, de cantidades prestadas, de mercaderías, de depósitos y de fondos monetarios, futuros, opciones, etc., que son objeto de operaciones mercantiles».

Es decir, el concepto de «valores» incluye numerosos activos financieros, como acciones, obligaciones, bonos, certificados de inversión y demás títulos-valores inscritos en bolsa.

¿Cómo se leen los resultados de la bolsa?

El devenir cotidiano de cada bolsa se mide mediante el índice bursátil correspondiente (el Nasdaq, el Nikkei, el FTSE, etc.) y de acuerdo a los precios de transacción al cierre.

Al final de la sesión diaria, cada bolsa presenta sus resultados, positivos o negativos, que se pueden leer en puntos enteros o en porcentajes.

Para los menos familiarizados con el lenguaje bursátil, esta doble alternativa puede dar lugar a errores de interpretación.

En los medios de comunicación, lo más habitual es leer los resultados de las bolsas en porcentajes, ya que, en principio, ésa es la manera más clara de entenderlos, incluso para alguien que no sigue de cerca la evolución de los mercados.

La lectura de las bolsas en puntos «enteros» tiene sentido para el lector si éste conoce a cuánto estaba el índice.

Tomemos por ejemplo la siguiente información:

El mercado Nasdaq, avanzó 22,83 puntos enteros.

Para alguien que no siga diariamente el índice Nasdaq, esta información es irrelevante. Sólo sabiendo que el índice estaba en 1.755,71 cobra sentido.

Sin embargo, incluso el lector menos entendido en la materia podría comprender esta otra información:

El mercado Nasdaq subió un 1,3%.

En cualquier caso, las cifras que se manejan siempre indican la diferencia diaria entre el valor de cierre y el valor de apertura de la bolsa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído